Crítica

El inocente – Brad Furman

posted by Jose Luis Muñoz 30 junio, 2011 0 comments

Uno de los subgéneros del cine negro norteamericano es el cine judicial, y dentro de él tenemos obras maestras como Matar un ruiseñor de Robert Mulligan, Doce hombres sin piedad, del recientemente desaparecido Sidney Lumet o el El motín del Caine de Edward Dmitryck, entre otras muchas. Nadie como los yanquis domina los entresijos de este tipo de narrativa cinematográfica que suele salirles bastante redonda, entre otras cosas, porque su sistema judicial, al contrario que el nuestro, mucho más discreto, muestra una tendencia al espectáculo y los abogados suelen ser los profesionales que más dinero mueven en un país en el que querellarse es tan habitual como tomarse el café por la mañana.

Mick Haller (Matthew McConaughey) un abogado muy heterodoxo que despacha con sus clientes a bordo de su lujoso sedán Lincoln Continental y tiene como secretario a su chofer de color, acepta un caso en el que el involucrado es un joven acusado de maltratar brutalmente a una chica. Entre cliente y abogado las cosas no acaban de funcionar correctamente, por el peligroso comportamiento psicopático del primero que llega a amenazarle a él y a su familia, lo que no impide a Haller hacer una brillante defensa del joven y peligroso demente que lo absolverá de ese delito pero abrirá la puerta para que lo condenen por otro, mucho más grave, cometido anteriormente y que quedó impune.

Rodada con brío, ritmo sincopado y ciertos tics de modernidad por el debutante Brad Furman, El inocente, basada en una novela de uno de los pesos pesados del género negro actual, Michael Connelly, es una película de intriga que se deja ver sin desmayo y tiene un aliciente extra en su reparto: una Marisa Tomei espléndida en su madurez y que, precisamente, fue una de las guindas del último film de Lumet Antes de que el diablo sepa que has muerto, título fundamental del último cine negro y testamento del propio director.

Ver El inocente en Filmin

Blog Widget by LinkWithin


Leave a Comment