Crítica

Todas estas noches sin dormir – Michal Marczak

posted by Marc Muñoz 19 Abril, 2017 0 comments
Danza desorientada

All these sleepless nights

En la práctica totalidad de los frames que pueblan esta película polaca se asiste a un baile llevado a cabo por alguno de los personajes, siempre bajo la influencia de una omnipresente música electrónica. A veces bajo una voluntad alegórica, otras bajo cierto enfoque realista y otras secuencias más orientadas hacia la ficción. Al igual que sus protagonistas vagando por una Varsovia taciturna y legañosa, este híbrido entre documental y ficción, adolece de la misma indefinición y carácter que sus personajes.

Bajo la escueta premisa de seguir los pasos de tres jóvenes deambulando sin destino por esa nocturnidad que pese la salida del sol no detiene su avance hedonista, la obra de Michal Marczak se edifica como un cierto retrato de una juventud varada, estancada en una espiral sin remisión, de la que es difícil salirse, no tanto por el cocktail de seducción proporcionado por música, drogas y sexo, sino por su  poder aislante de una soledad que parece marcar el rumbo de todos esos personajes desorientados.

Sin embargo, esa intencionalidad, percibida en pocos tramos de la película, se explora con deficiencia por parte de un director atrapado en la estética de una carcasa reluciente, en un trabajo de fotografía altivo, pero orientado hacia un vacío que la película comparte con sus personajes. Para quien escribe permanece como cierto enigma si la intención de su autor es la de contagiar al espectador con esa espiral monótona y vacía… de ser así, opta por el camino menos gratificante, el inverso a una película exquisita con la que comparte varios puntos, el Eden de Mia Hansen-Løve. Lo que allí era un depurado equilibrio de contenido y continente para llegar hasta una claraboya similar con sus personajes, aquí el fondo brilla por su ausencia.

Tampoco ayuda al circundar circular las flojas actuaciones de los actores o amigos, ni la poca empatía que desprenden. La sensación general, más que un documental, es la de un ejercicio de estilo llevado a cabo un verano entre estudiantes de cine. El resultado epata de primeras, como cualquier fiesta de mínimos a la que uno acepta ser invitado, pero la repetición pronto hace mella, y el cansancio te hace buscar la salida.

5

 

 

Blog Widget by LinkWithin


Leave a Comment