CineCrítica

Entre nosotros – Maren Ade

posted by Jose Luis Muñoz 9 julio, 2010 1 Comment

Hay películas que parecen reivindicar un cierto feísmo visual y hacen de él su declaración de principios. Entre nosotros, drama sentimental sobre las dificultades amorosas de una pareja de jóvenes alemanes en la arisca isla de Cerdeña, la segunda película de Maren Ade, es un film mal retratado, con fotogramas oscuros que deberían haber sido desechados, exteriores quemados, interiores mal iluminados, color más vulgar que el de cualquier película aficionada de un turista en vacaciones y dibujada, para postre, con planos largos, lentísimos, en los que la cámara aparece más inapetente que sus propios protagonistas. ¿Dogma? No, porque las películas de los discípulos de Lars Von Trier llevan en sus entrañas cargas de profundidad y ésta parece un encefalograma plano, fragmentos de celuloide sin vida.

Con guión muy simple ?interiores, conversaciones entre los protagonistas, una excursión a la montaña, una secuencia de amor junto a la piscina y una cena con invitados?, y todo ello para subrayar los estados de ánimo de los protagonistas que evidencian, una y otra vez,  la dificultad de su relación por el carácter soberbio y cuadriculado de él, un joven arquitecto (Lars Eidinger), y la imprevisibilidad y excentricidad de ella (Birgit Minichmayr), la relaciones públicas de una importante discográfica, Entre nosotros daría para un cortometraje de diez minutos pero se alarga hasta casi dos horas.

Esta película tediosa, cuyos personajes no consiguen prender la atención del espectador por su vulgaridad psicológica ? los diálogos no son nada interesantes y se tornan aún más inanes cuando invitan al matrimonio amigo a cenar a casa ? ganó el Gran Premio del Jurado de la Berlinale del 2009, algo que sinceramente me asombra para un film gris y aburrido de principio a fin como es éste.

3,5

Blog Widget by LinkWithin


1 Comment

Yo 29 noviembre, 2012 at 21:52

No todos piensan como tú.. ahí está el detalle.

Reply

Leave a Comment