Mi refugio – François Ozon

Es famoso François Ozon por un género que podríamos denominar de alta comedia sofisticada, en donde ha dirigido a las grandes actrices de su cinematografía, pero también se atreve con los dramas cotidianos, desdramatizándolos, como Le refuge, ganadora del Premio del Jurado de San Sebastian en su edición del 2009. Podría ser el director francés muy bien un heredero de Eric Rhomer, pero le falta el empaque literario y el discurso filosofal del autor de los cuentos morales y sus protagonistas no son exclusivamente jóvenes. Ozon hace en Francia lo que Ventura Pons en Cataluña, pero con más elegancia y solvencia. Las películas del director de Swimming Pool (2003),  se caracterizan por su fría caligrafía: dicen cosas, pero les falta emoción, o quizá simplemente no la busque.

Mousse (Isabelle Carré) y Louis (Melvil Poupaud) son dos jóvenes de de buena familia que viven en París en el piso de la madre de él. Su adicción a las drogas conduce a Louis a la muerte por sobredosis y a ella a un coma. Cuando Mousse despierta, el médico le anuncia que está embarazada. La madre de Louis intentará en vano que no tenga ese hijo. Mousee se retira a una casa del País Vasco francés y recibe la visita del hermano de Louis (Louis-Ronan Choisy) para ayudarla y revelarle un secreto de familia acerca de su fallecido hermano. Mousse, a pesar de sus reticencias iniciales, sentirá una enorme atracción hacia este bello homosexual que, primero coquetea con su jardinero, y con quien termina haciendo el amor en una noche de borrachera a pesar de su avanzado estado de gestación.

Mi refugio es un drama minimalista y contenido que empieza con unas escenas brutales de drogadicción ? Louis muere cuando se busca una vena en el cuello para inyectarse ?, se desarrolla luego en un entorno tan idílico como aburrido, una playa del País Vasco francés en donde no sucede nada.

Sin subrayados ni banda sonora, muy dialogada, bien interpretada y con una dirección que no se ve pero mima el detalle ? los desayunos entre los dos personajes en la casa de campo definen la progresión positiva de su relación?, Le refuge es una película que no despierta pasiones, pese al dramatismo de su historia, y que se contagia toda ella de la fría y algo autista personalidad de su protagonista femenino interpretado por Isabelle Carré, cuyo embarazo auténtico confiere una nota más de realismo a la última película de Ozon, y que hace una notable interpretación de su personaje complejo y contradictorio, que es el eje del film, con una sutileza admirable.

6,5

Blog Widget by LinkWithin