Reseña

Los Pecados Gloriosos – Lisa McInerney

posted by Cesc Guimerà 2 Agosto, 2017 0 comments

Los pecados gloriosos

“Conozco gente que ha hecho cosas horribles”, afirmaba recientemente Lisa McInerney durante la promoción de su segunda novela The Blood Miracles que ya puede encontrarse en las librerías del Reino Unido. Para esta habrá que esperar. Aquí el caso que nos ocupa es Los Pecados Gloriosos (The Glorious Heresies, 2015), editada en español por ADN Alianza de Novelas.

Vamos bien. Porque la afirmación de Lisa McInerney no es un gancho más en busca de lectores ansiosos de literatura protagonizada por personajes malotes, criados en la mente perversa impregnada del Palahniuk del último lustro de una pluma emergente afincada en Shoderith. Nacida Galway (1981) y crecida como adolescente en Cork, Lisa McInerney se ha curtido en la Irlanda indómita de la que hablamos largo y tendido aquí.

Lo que nos indica la veracidad de su relato es que se habrá codeado, con mucha seguridad bregado y quién sabe si trapicheado con alguna madre homicida accidental, o no, obligada a dar su hijo en adopción. Padres alcohólicos y delincuentes diarios, camellos de quince años, jóvenes prostitutas y capos de la mafia local. Aquí Maureen, Tony, Ryan, Georgie y Jimmy, los personajes de su primera novela cuyas andaduras tienen continuidad en la segunda entrega.

Lisa McInerney salta de lleno al  aclamado selecto grupo de escritores que hacen de su experiencia y orígenes su obra y novelizan situaciones que ha vivido de cerca, en la convivencia o supervivencia en un entorno plagado de inadaptados, en su caso en la Irlanda posterior Celtic Tiger. Negocios sucios, resentimiento, culpa, desesperación y el imborrable peso de la iglesia católica en la Irlanda actual perfilan una novela que también, de paso, reivindica la presencia de la clase trabajadora en la literatura.

Un imaginario construido por la influencia de Melvyn Burgess de niña y Hubert Selby Jr. de adulta, con la dosis necesaria de humor negro, y que adquirió su propia forma a través de la red y desde un lugar en el culo del mundo, o como mínimo de Irlanda. Así se llama el blog en el que se dio a conocer: Arse End of Ireland.

marco 75

Blog Widget by LinkWithin


Leave a Comment