Domingo de serie

Domingo de serie: River (Temporada 1)

posted by Paloma Méndez Pérez 13 agosto, 2017 0 comments
Solo ellos saben

River

River es una serie de BBC One estrenada en España en Netflix. Forma parte de ese canal temático que la plataforma de entretenimiento podría tener dedicado al thriller británico.

River juega con elementos seguros para el triunfo en esta liga de Luther, The Fall y Happy Valley. Pasemos a enumerarlos; policía problemático con comportamiento antisocial, excelentes intérpretes protagonistas y secundarios, ambientación en zonas deprimidas y algún trauma del protagonista, que le conduce inevitablemente a mostrar un comportamiento errático para la vida social, a la par que terriblemente perspicaz para la resolución de los crímenes. Es River una de esas series, al igual que la exitosa Marcela, en las que vemos a mentes profundamente perturbadas al servicio de la justicia, aunque no dudamos ni por un segundo que serían igualmente exitosos si se hubieran decantado por su lado criminal.

La realización es excelente al igual que la ambientación de los participantes en la historia. La inclusión de personajes vivos y muertos como producto de una mente con demasiado “trabajo” si bien no es sorpresiva, ya llevamos mucha rareza vista como para no anticipar este tipo de cosas, está perfectamente integrada en los distintos capítulos.

Aunque River comience como una serie con un caso llamado a dominar toda la temporada, son los capítulos con los casos autoconclusivos los que ganan la partida al comienzo, pretendiendo que aquello que pasó y que perturba especialmente al protagonista, sea algo que sirva como motivación al crecimiento de la locura del personaje, pero no a la de resolver el caso de una forma tradicional. Nos engañan en la BBC, porque son más listos que nosotros, y finalmente el interés de la trama reside en la conclusión del asesinato con el que se nos intenta sorprender en los primeros minutos de la serie. Empezar como se termina, con unos casos intercalados para ayudarnos a componer una historia llena de detalles diminutos, que conectan con un relato construido por mentiras, secretos y algunas verdades que nunca buscan el impacto en la conjetura de la solución, más que le impacto humano.

River y sus acólitos quedarían en nota al pie de la televisión actual si no fuese por las interpretaciones de Stellan Skarsgard y Nicola Walker como protagonistas. Policía con una extraña habilidad para generar conversaciones con almas ya desaparecidas de la faz de la tierra y compañera venida de un más allá generado por el propio River, son un problema interpretativo que ambos superan con gran convicción.

Como decimos, una de las aproximaciones al thriller menos convencionales, nos devuelve uno de los retratos más humanistas de la conciencia y vulnerabilidad de los que cuidan de la ley y el orden.

8

Blog Widget by LinkWithin


Leave a Comment