ReviewSeries

The Good Fight: Review 2×10 “Day 471”

posted by Paloma Méndez Pérez 16 mayo, 2018 0 comments

The Good Fight 2x10

Nos habían intentado engañar durante toda la temporada dejándonos pistas sobre quién y cómo sería la próxima víctima de “Kill all lawyers” y cambiando de tema continuamente. A Adrian Boseman (Delroy Lindo) le habían colocado como blanco perfecto en debates televisivos, creando polémica en casos contra la policía y rechazando la protección de la hermandad de abogados. En el capítulo décimo de la segunda temporada cuando se acercaba al ascensor en su bufete, camino de negociar un nuevo acuerdo prematrimonial para Colin Sweeney, casi con Lemond Bishop (Mike Colter) de testigo en su sala de espera, recibió un disparo desde el ascensor.

A partir de ahí, policía, ambulancia e intervención de las cámaras de seguridad por parte de Marisa Gold (Sarah Steele). El actual marido de Liz Reddick (Audra McDonald) y digo actual porque ella misma afirmó seguir siendo la esposa de Boseman tras el disparo y no quiero yo contradecirla, pero ese no es su marido, pero no nos liemos; decíamos su actual marido, les insiste tras el ataque para conocer su lista de clientes. Eso es un No por parte de Diane Lockhart (Christine Baranski) pero una Liz sensibilizada por la situación, decide mostrársela a su marido tras pedirle la lista de clientes a Lucca Quinn (Cush Jumbo) quien se la entrega sin entender las consecuencias de sus actos.

Desde ese momento y en parte por la inmediata vuelta de Jay Dispersia (Nyambi Nyambi) las investigaciones se dividen. La policía se centra en molestar a los clientes menos “amables” del bufete y los investigadores de Boseman Reddick se centran en buscar al sospechoso.

Tras poner en riesgo la continuidad del bufete, esos clientes poco amables aprecian la privacidad de sus asuntos por encima de todo, Liz abre los ojos a la auténtica agenda de su marido, quien parece mucho más centrado en atar cabos para conseguir piezas de caza mayor que resolver el asalto a Boseman. Bueno, ya podemos sentarnos a esperar el final de esto, porque a Boseman no le hace falta medio minuto para resultar más atractivo que el policía y ahora además es el superviviente en peligro de ser atacado de nuevo. Vamos que ya estaba en la cresta de la ola y ahora viene surfeando.

A quien le esperan malos tiempos es a Solomon Waltzer (Alan Alda) a quien río revuelto ganancia de pescadores se le ha torcido hasta hacerle perder su mejor cliente, el comité demócrata. Solomon comienza un movimiento para captar a los clientes a los que la policía está molestando y poco a poco la trama es descubierta por Diane quien no tarda en atacar consiguiendo que el comité demócrata cambie de despacho.

Se sientan las bases para un final de temporada que nos ha devuelto a una más equilibrada Diane en una nueva fase de amistad con Liz, una Lucca compartiendo cariños con el próximo congresista por Chicago y a Maia Rindell (Rose Leslie) destacando como abogada.

Blog Widget by LinkWithin


Leave a Comment