Series

The Walking Dead: Impresiones 5×07 “Crossed”

posted by Omar Little 24 noviembre, 2014 0 comments

The Walking Dead 5x07

Tras dos capítulos mediocres, siendo muy benevolente, se esperaba un repunte importante de cara a la llegada del ecuador de la quinta temporada de la serie. Sin embargo, este “Crossed”, nos deja un poco a medias. Hay una mejora, pero no lo suficiente para reconectar con el gran arranque de esta quinta temporada de The Walking Dead.

No pases el umbral si nunca has visto a un sacerdote crucificar a una católica (transformada) con un tronco.

Tal y como indica un título que no da lugar a la confusión, el capítulo se ha desarrollado en los diferentes escenarios propuestos a lo largo de la temporada. Por un lado, la peña de Rick en la iglesia, con ya Daryl y el Will Smith jr. en sus filas, se han dividido en dos. Michonne, el padre Gabriel y Carl se han encerrado a cal y canto dentro de la iglesia para cuidar del bebé, el resto del grupo ha partido para ir al rescate de Beth y Carol.

Estas dos han tenido su propio metraje, con una Beth decidida a velar por la salud de Carol, aunque esto implique encararse a Dawn para terminar descubriendo que la jefa tiene también su lado humano, ofreciéndole la llave de los medicamentos. Una revelación que me vuelve a dar la razón de que ese lugar tiene poco de “creepy” y malévolo, con lo que implicará interesantes decisiones cuando Rick y los suyos irrumpan allí a la brava, y es que a Rick se le ve con muchas ganas de descargar la munición de su pistola sobre alguien. Tras urdir un plan teatral con un viejo con antojo severo de fresas, Beth consigue robar medicinas sin ser avistada por nadie y dárselas a Carol, de quien se espera una rápida recuperación.

Y por último nos han hecho perder unos valiosos minutos de nuestras vidas, y con ellos, soterrar cualquier intento de ritmo bien llevado, trasladando la acción al grupo de los Rockers (WWF), ahora bautizados como GREATM, para ver a dos tipos enganchados en el asfalto, a cada cual más callado, y para comprobar que tres de ellos saben pescar (¿de verdad que a estas alturas hacía falta enseñar cómo se las ingenian para pescar?).

En la trama de la iglesia lo único destacable ha sido recorrer la pista de sudor del padre Gabriel. Con un sentimiento de culpa más hardto que el de dar a luz al pequeño Nicolás ha decidido ausentarse de la casa del señor abriendo un agujero por el suelo y yéndose de hurtadillas. Tras clavarse un calvo a la primera, otro signo más del castigo que el Señor ejerce sobre él, se ha ido por el bosque para terminar encontrándose a una católica reconvertida a la que ha dejado clavada en un tronco, y le ha perdonado la vida como no hizo en su momento. Una historia la del padre Gabriel, que aún nadie sabe bien el qué, ni el por qué.

Pero no todo ha conducido al tedio. El grupo de Rick, el de los guerreros, han preparado el plan para rescatar a las ¿prisioneras? en el hospital. Y tras descartar la mascare que proponía Rick, han optado por el plan de Tyresse, que consiste en secuestrar a dos de los suyos y jugar al intercambio de rehenes. Tras capturar a dos policías, un tercero ha aparecido de la nada, complicando sus planes, pero para suerte del telespectador, esa irrupción inesperada ha dado pie a los mejores minutos del capítulo, con disparos y tensión entre los dos bandos en una fábrica abandonada e infectada por Zombies tronco sazonados con algo de napalm. Una instantánea que llevarse al corazón, como lo ha sido sin duda, el mano a mano entre Daryl y el tercer policía, el calvo hombretón, que se han rebozado cerca de los zombies tronco, y cuando el mordisco a Daryl asomaba, éste se ha sacado de la chistera un “Fatalitie” a lo Mortal Kombat, arrancándole de cuajo el cráneo a uno de los zombies de su alrededor para terminar dándole mamporros al corpulento policía situado encima suyo. Una nota de gore grotesco que haría levantar al unísono toda la parroquia que se reunió la semana pasada en les Cotxeres de Sants para aplaudir hasta sangrar a.

Un momento valioso, saboreado a consciencia, al que le ha seguido un acercamiento de uno de los policías para facilitar el intercambio, que ha terminado con Sasha estampada contra la pared, tras creerse el discursito de este policía, llamado Bob, y que se las ha pirado tras dejar a Sasha noqueada.

Capítulo lleno de altibajos, y lastrado por los escenarios donde no ha ocurrido nada, de nada, irritable en el caso de los GREATM, y que ha puesto demasiado en evidencia, metáforas toscas, y minutos de la basura empleados a calentar lo que esperamos (y empiezo a cruzar los dedos), un digno final de la primera parte.

Eso debería llegar la próxima semana con el asalto al hospital, o bien por la vía negociada o bien por la Rambo style. Aunque me inclino a pensar que habrá que contabilizar alguna baja, en el grupo de Dawn, y puede que incluso en el de Rick. ¿apuestas? ¿premoniciones?

Blog Widget by LinkWithin


Leave a Comment