CineFestivales

25º edición de L’Alternativa: Cuatro largometrajes de la sección oficial

posted by Sebastián Blanco Portals 20 noviembre, 2018 0 comments

La última entrega del festival L’Alternativa de Barcelona concluyó este domingo, dejando a sus espaldas un palmarés equilibrado en el que destaca El silencio es un cuerpo que cae (Agustina Comedi, Argentina), que se alzó con el premio al mejor largometraje de la sección oficial. En esta edición pudimos disfrutar de una programación muy heterogénea y de gran calidad, de la que queremos destacar cuatro obras que no resultaron premiadas, pero que sin duda merecen una mención especial. Algunas de ellas (The Image you missed de las que siguen) podrán ser disfrutadas en Filmin en los próximos días.

The image you missed  – Donal Foreman  (Francia – EEUU – Irlanda – Reino Unido)

No resulta extraño que el jurado de L’Alternativa decidiera concederle una mención especial a este documental. Se trata de una obra completa y compleja, que combina con gran destreza algunos de los grandes temas del séptimo arte. Tomando como base el material de su padre, un documentalista ya fallecido, Foreman presenta a los espectadores el conflicto de Irlanda del Norte. Lo que en principio puede parecer un estudio sobre un hecho histórico concreto se convierte rápidamente en el medio para hablar de temas más universales: la imposibilidad de la objetividad; el peso de una figura paterna inexistente; y quizás el más interesante de todos, la memoria – con el eco constante de grandes nombres como Chris Marker o Alain Resnais. Lejos de ofrecer una clase de Historia al uso, Foreman dibuja un ambiente admirablemente preciso que hace que, al terminar de ver la película, todos tengamos la sensación de haber estado allí.

La casa lobo – Joaquín Cociña y Cristóbal León (Chile)

Ambientada en la Colonia Dignidad, la secta fundada en los años 60 por un exmilitar nazi en la cordillera de los Andes, esta obra de animación fue una de las grandes sorpresas de la sección oficial, y recibió una merecida mención especial por parte la crítica. La casa lobo es una fábula de terror protagonizada por María, una niña que huye de la colonia y, al ser perseguida por un lobo, se refugia en una casa habitada por dos cerdos. Su estilo visual y su ritmo narrativo demuestran una habilidad apabullante. Los directores consiguen una atmósfera de tensión incuestionable, fruto de la maestría para combinar referentes que encajan como piezas de un puzle, como son el Surrealismo, el cuento de Los tres cerditos o la animación del maestro Jan Švankmajer. Con todos estos elementos, la obra se alza como una durísima crítica a la cultura del miedo, y plantea una pregunta que nunca responde: ¿de qué huye María? ¿De la colonia, del lobo, de la casa?

Trote – Xacio Baño  (España – Lituania)

Trote

El primer largometraje del cineasta gallego Xacio Baño es una presentación en toda regla. La trama transcurre en una aldea del interior de Galicia durante el fin de semana de la Rapa das Bestas, el evento en el que el hombre se enfrenta al caballo salvaje (¿o es al revés?). La tradición y el folklore, pintados con un halo decadente, cargan la pantalla con un peso brutal que el espectador recibe sobre sus hombros a través sobre todo del personaje de Carme (que en la propia web de la película es presentada como “Hija de. Hermana de”). Es el peso de una  tierra envejecida que cierra el camino a la juventud, de una mujer atrapada en las montañas, en la casa, en sus padres y su hermano. Es la lucha eterna entre la tradición y la libertad, entre el hombre y el caballo. Quizás no todo el mundo logre empatizar con lo que cuenta la película, y quien escribe estas líneas juegue con ventaja por haber crecido precisamente en el ayuntamiento donde se rodó Trote, pero sin duda la obra posee los componentes necesarios para conseguirlo: unos actores fantásticos, un lenguaje cinematográfico cuidado (la cámara en mano pegada a las nucas de los protagonistas es inmejorable), y unos paisajes que hablan por sí mismos.

Teatro de guerra – Lola Arias (Argentina – España – Alemania)

Quizás una de las obras más emocionantes de la edición. La película es un documental, pero también es ficción, y también es cine dentro del cine. A través de seis veteranos de la guerra de las Malvinas, tres del bando argentino y tres del bando británico, Lola Arias habla de un proceso de transformación personal que va más allá de la narración de un conflicto (igual que ocurría con The image you missed). Al convertir a los seis militares en actores, la película logra penetrar en sus emociones, y se aleja por necesidad de cualquier argumento partidista para poder exponer con libertad el absurdo de las guerras. La originalidad en la forma de exponer su mensaje, y lo incómodamente actual que este resulta, hacen de la película un arma ideológica muy potente.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.