CineFestivales

3ª Edición 3XDOC

posted by Alberto Varet Pascual 14 marzo, 2014 0 comments

La muestra de cine documental 3XDOC dio este pasado miércoles, en el Cine Doré de Madrid, el pistoletazo de salida a su tercera edición con la misma fuerza con la que el barco del film Leviathan rompe las olas. Apoyada en charlas, coloquios y una masterclass (ésta impartida en la tarde del jueves), la iniciativa DOCMA-Asociación de Cine Documental dio un recital de pasión y seriedad cinéfilas que acercó a los interesados (muchos) los últimos trabajos de dos importantes colectivos audiovisuales: el SEL (Sensory Etnographic Lab), de la Universidad de Harvard; y Los Hijos, procedentes de la ECAM madrileña.

Una excelente oportunidad para acercarse a obras tan sugerentes como Los materiales o Árboles, de los españoles; o Sweetgrass y Leviathan, de los norteamericanos. Esta última, glorificada por críticos y pensadores tan importantes como Nicole Brenez, quien dijo de ella que es ‘un punto de inflexión en la historia de la representación cinematográfica, liberada del punto de vista humano’.

Por nuestra parte, vamos a dedicar aquí unas breves palabras a lo nuevo de los dos colectivos, que bien merecen un visionado. Y recordamos, de paso, que prácticamente toda la filmografía de ambos conjuntos se podrá ver durante lo que queda de mes en el Cine Doré de Madrid.

Leviathan – Lucien Castaing-Taylor y Verena Paravel

Es sin duda uno de los trabajos más sugestivos de los últimos años. Los autores presentan una experiencia sensorial a bordo de un barco pesquero que jamás pretende relatar sino vivir el viaje. El arranque y el final, espectaculares, sitúan a la cámara entre la primera y la tercera persona, en una tierra de nadie que coloca al espectador como un recién nacido en el mundo. No se puede decir que este vértigo se halle en cada escena de la película, pero sí que son algunos de los más grandiosos minutos que ha dado el cine reciente. Una mirada al caos desde el epicentro del mismo que abraza lo humano en un maravilloso instante en el que dos marineros se fuman unos cigarros tras haber descuartizado a un buen puñado de peces. La más contundente forma de dignificar su oficio.

Árboles – Los hijos

Arboles Los hijos

No es una propuesta tan estética como la anterior (los propios creadores reconocen que no era su objetivo), sin embargo, una personal poética se filtra por las (en apariencia) descuidadas imágenes de Árboles. Como si de un cuento de filiaciones se tratara, el colectivo Los Hijos filma en la periferia madrileña y en la Guinea española para tratar de establecer puntos de contacto entre el pasado y el presente de nuestra nación, para intentar construir nuevos relatos poniendo en crisis los conocidos, para mirar de nuevo nuestro mundo desde lo pretérito. Se le puede echar en cara cierta falta de densidad al conjunto, pero no una incuestionable pasión puesta en cada uno de esos planos de cariz tan inteligentemente banal.

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.