Cine

5 joyas ocultas en los catálogos online

posted by Marc Muñoz 12 abril, 2018 0 comments

La proliferación de las plataformas legales de streaming, su acerada competencia y los amplísimos catálogos que despliegan para hacer frente a esta, empujan a sus suscriptores a un marasmo de contenido del que resulta fácil sentirse colapsado y muy difícil hallar muestras de calidad, y/o salirse de la senda más transitada y recurrida. De ahí que cada vez la labor “suscriptora” de esta destilería cobre mayor sentido ante la avalancha de contenidos que pasan menospreciados por algoritmos y el Big Data de la mayoría de estas plataformas.

De ahí que el objetivo de este post sea  recomendar el visionado de películas y documentales en vuestros canales de suministro más cercanos que os hayan podido pasar desapercibidos.

Good Time (Netflix)

Good Time

No nos cansaremos de alabar uno de los trabucazos audiovisuales de los últimos meses. El demoledor trayecto por las malas calles del Nueva York del presente a través de dos hermanos criminales de poca monta es capturado con pulso frenético y visceral por su dúo de directores, los hermanos Safdie. Todo arranca con un atraco imperfecto de estos dos hermanos, y a partir de ahí, una huida desesperada hacia el calor de la noche y los bajos fondos por parte de un Robert Pattinson irreconocible. Un devastador drama criminal que golpea con brutalidad la retina de los espectadores, y ya en su secuencia final, durante los títulos de crédito, los desarma del todo con un nudo en la garganta indisoluble.

 

Icarus (Netflix)

Pese a no estar entre las favoritas en temas sobre las casas de apuestas, Icarus salió del Dolby Theater de Los Angeles con el anhelado Oscar al mejor documental. El trabajo de Bryan Fogel indaga en el dopaje en el deporte a través de las declaraciones de Grigori Rodchenkov, antiguo director del laboratorio del centro Antidopaje de Moscú conocedor de unos secretos muy incómodas para la imagen y la entidad del gobierno ruso. El surtido de documentales de la plataforma dirigida por Ted Sarandos sigue creciendo, y la inclusión de esta laureada obra es uno de sus mejores reclamos.

 

LA 92 (Netflix)

LA 92

Pese a no pasar el corte para las cinco nominadas a los Oscar en su categoría, el documental LA 92 merecía esa distinción gracias a la tremenda y demoledora crónica que traza sobre los salvajes disturbios que sumieron a la ciudad angelina en el caos, la destrucción y la muerte. Jornadas de barbarie capturada sin matices ni cortapisas por Dan Lindsay y TJ. Martin. Un estremecedor documento que pone de relieve la ira y la sinrazón que se apoderan del hombre en circunstancias extremas.

 

Wind River (Filmin)

Al igual que el film que abre la entrada, Wind River ha sido elogiado por activa y pasiva por estos lares, hasta el punto de ser incluida en nuestra lista de mejores películas del pasado curso. El thriller rural de Taylor Sheridan distinguía a su autor como un especialista en materia noir mediante el electrizante trayecto por las llanuras más castigadas del sueño americano. Un relato criminal furibundo y seco que alteraba el pulso mediante una ejecución categórica y con ese trasfondo crítico que suele caracterizar la obra de su guionista y director. Una de las mejores muestras recientes en su subgénero.

 

La vida y nada más (Filmin)

La segunda película del español Antonio Méndez Esparza se colocó en lo más granado del cine social del pasado año. Aunque de entrada resultara difícil de asimilar, era un joven talento español quien capturaba con un elevado grado de verosimilitud las angustias y los conflictos de una familia atrapada en el lodazal del ghetto estadounidense. Una película honesta, sencilla, transparente que emociona sin tener que recurrir a sentimentalismos, convertirse en panfleto adoctrinador u otras debilidades características del cine social.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.