CineReseña

Correspondencia escogida de Luis Buñuel

posted by Carmen Viñolo 12 junio, 2018 0 comments

Recorrido epistolar de la trayectoria de un genio

Correspondencia escogida

Coincidiendo con el treinta y cinco aniversario de la muerte de Luis Buñuel, Editorial Cátedra publica una extensa recopilación epistolar de ida y vuelta, esto es, tanto cartas enviadas como recibidas, que recorre prácticamente la totalidad de la vida del cineasta. Alrededor de mil son las comunicaciones que se compilan en esta edición, en su mayoría misivas; también telegramas, postales, notas e incluso autógrafos. En ellas, Buñuel interactúa con amigos y familiares, mecenas y compañeros de arte, personalidades del mundo del cine y la literatura como Federico García Lorca, Salvador Dalí, Pilar Bayona, Francisco Rabal, Marie-Laure y Charles Noailles, Jean Cocteau, André Bretón, Vittorio De Sica, David Selznick, Julio Cortázar, Fritz Lang, Fellini, entre muchos otros.  

Correspondencia escogida aporta una perspectiva diferente a la investigación cinematográfica convencional que, como apuntan sus editores, Jo Evans y Breixo Viejo, suele rehuir el elemento epistolar como instrumento o fuente de estudio, a diferencia del ámbito de la literatura donde sí es bien recibido. Lo cierto es que el documento sitúa al lector frente a la experiencia creativa y práctica del cineasta, de cómo es el hacer cine, de todo el proceso incluyendo el aspecto pecuniario y de producción.

Un recorrido por la vida y obra del cineasta, que se revela profundamente humano y honesto desde la primera carta, enviada a unos compañeros de colegio, en la que aparece un Luisito con las ideas muy claras y las agallas en su sitio:

«Mañana, a las tres de la tarde, os espero a los dos solos en el callejón. […] Si no podéis ir al colegio, me la pagaréis los dos juntos».

Pasando por las dudas y zozobras que le embargan en su etapa mexicana donde debe contorsionarse para equilibrar arte y comercio:

«Mis asuntos por esta “bella” ciudad van no muy bien. No puede imaginarse lo que lucho para no reincidir en películas gran casiñescas. La crisis actual, la mediocridad de productores y público, el mal gusto ambiente, todo me empuja a ingresar en el montón de fabricantes de films».

Y sus conversaciones con Val del Omar, otro de los grandes, uno de los olvidados de nuestro cine, perfeccionista crónico que se lamenta:

«No he sabido poner en valor nada; y, pasado el tiempo, luego he podido apreciar como los otros sacaban partido a lo que yo había trabajado antes que ellos lo pensaran».

Hasta cuando anuncia que abandona el cine ¡en 1973!:

«Por la presente certifico que no haré más films y, sobre todo, ninguno que se titule El fantasma de la libertad».

Un material excelente para la investigación, así como para el deleite de amantes de la obra buñueliana y del cine en general. Fuente de información y de inspiración.

7


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.