Crítica

El Cairo Confidencial – Tarik Saleh

posted by Marc Muñoz 22 marzo, 2018 0 comments
El villano que hay en mí

El Cairo Confidencial poster

Si en nuestro país la corrupción se presenta como un plato sin fondo que se sirve a diario para empache colérico de los ciudadanos, cuesta imaginar geografías más consumadas a esta lacra. Sin embargo, a juzgar por las imágenes volcadas por Tarik Saleh, director sueco de origen egipcio, en El Cairo Confidencial, parece que el Egipto de Mubarak era uno de esos sitios.  Una corrupción que ya no solo prevalece como moneda de cambio en los corrillos políticos sino que traspasa su esfera para anegar transversalmente la sociedad y otros ámbitos, incluyendo el policial, que es donde centra el foco este brillante noir premiado en Sundance (Gran Premio del Jurado en el World Cinema – Dramatic) y la Seminci (Espiga de oro, mejor director y guion).

El filme de Saleh despega pronto impulsado por el brutal asesinato de una famosa cantante en un hotel de lujo. A partir de ese instante, un detective corrupto se vuelca en una investigación con peligrosos lazos con las élite de la capital egipcia, destapando en su avance un descompuesto mapa de corrupción.

Desde los primeros compases El Cairo Confidencial se distingue como una preciada y duradera muestra de cine negro. Un neo-noir desafiante con la hegemonía norteamericana y marcando distancias con el whodunnit inofensivo propio de la nacionalidad de su autor. Aquí lo que retumba, a parte de un diseño modélico en su esqueleto narrativo, es un pulso brutal y visceral a la hora de capturar la podredumbre endémica que sacude el entorno de este detective que, a medida que avanza en su investigación, completa un viaje de autodescubrimiento de su naturaleza, de características detestables como las de sus enemigos, convirtiéndolo en un antihéroe en toda regla. Tan acertado como amorrarse al enfoque social y al autodescubrimiento, es el marco elegido para enmarcar esta trama policíaca: la antesala de la primavera árabe se erige en un potenciador del clima caótico, tenso y violento que rodea la cinta de Saleh. Como igual de estimulante resulta comprobar la mala leche que se esconde en su conclusión y en ese escollo, casi como leitmotiv de la película, que persigue a este detective de pocas virtudes vencido por sus propios defectos, víctima de una corrupción estatal de la que es partícipe, y que al final del día, se destapa como su verdadero conflicto interno y externo.

Infinidad de detalles que relucen de su guion y que Salez corresponde con un fogueo audiovisual de gran calibre. El grano que invade la fotografía del francés Pierre Aim, los ambientes calientes y destartalados , el bullicio caótico de las calles, la sanguinaria maquinaria estatal, son elementos que edifican el acosante ambiente pre revolucionario y de corrupción enquistada que se transmuta en otro personaje de esta intensa y sólida (apenas un par de forcejeos narrativos durante su transcurso) cinta policial.

El Cairo Confidencial se convierte así en un electrizante y penetrante thriller policiaco manchado por la podredumbre ética y criminal de una ciudad egipcia que se erige en escenario perfecto de los asuntos criminales. Un retrato visceral de las jornadas que precipitaron la caída de Mubarak ante el hartazgo de una corrupción aniquilante. Y a su vez, una de las muestras más radiantes en su género.

marco 75


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.