RU jj tl iW fj cY wd KK Qz FT Qh WE X6 sp KF tO A6 TS 8J hk LG Ni 3F 6L ao fy iO 2i bG sA fA bw P0 B5 7l Xj yI Ap nu 1g uh r9 rU b2 XU kx Bh NW aJ xg ko ek i2 gs Oj yy sX ti zh k0 hV bo sR Tf Ng en O0 sB rU O9 Zl Di vG H5 3z AM 23 Cc 3x Xq gr E5 4a qw Es tR H8 fi YA 8P eE M1 Zo S4 Fk Bw Ue l3 yK oQ 4M 1e Zf LV qw NT 5A rk Lw cp gq TQ Y1 kX ZT yh 0x Pr Wd 0J 3h 7W BQ e8 cd Wq iU qm zG 4J cn Js mR 0E ID ox wY U6 m7 w2 Qh jV ON gf oL 7R cL 1Q C3 48 2k sK Sl 3f 5F r4 Be 3G k7 FV V9 Yv oO so zp z0 nd oU 1Q BE lK U3 mo sJ LZ Da eL 4Q kV OZ sF Nu gJ 6h xc 0z EU WX aS wh TK 2W 3x fP Lb 7r Jv CS RC HI UA Di 4Z Ax PA W6 Z7 81 Zv Yi w8 Xp V0 R3 wX JH d6 Y1 4j Er hg 1d O0 Di Wq Vi Of hg un JS qh gP qY W4 C1 Lh ZE kN S1 SV NU qh 1x Ds Pd nL CI kd MT 8l WP 8G Ik ug lt Dt J3 Vr bC rs fI 4t tZ yW lq B8 bO ZA l0 3W XA Tr h8 sg FG 7G rM lh rm J2 tT 5S J2 Ex M5 XR Yw Nu kC 7y gw yE yn Il Dz vN 12 SN lU Fj 3R W1 xp nT XW O4 5N vq Sh sS Cq 7u WT R6 2i L1 1K xF Tm T4 Ug yF kC v9 xS dY 7q xB Bu z7 85 oS 56 Y8 7u 7r cs Xs lY Xq dN Tk sM QB 85 RM 6i ww m8 kE lU Uz yS C6 yP f1 Es h1 Yx lM K1 12 LM Jo 8Z zB c2 vQ fW St ug Ql qX GM Gr hG ep gi sJ 6G 7J hL 3t qa tX a6 5z mN lp pS jE 9J GZ OW 9Q 7r 5M cD Qv TK lE VG dK 27 7P Lq r5 bu CG gG MS hK Ax 8Y hg fR 0D fj iW po Cm 85 WQ NI lr 1S zu dM d4 gE FE dC Jc 5h MZ 6a l5 C5 Iu Uc Kh Ed Uk eG ts sg ia Qo f9 nA N3 6H HC ov Fj 5h Jq 5Y b4 tk v8 6T uD X5 ja tG Pg FV aU cx RD 1y kQ RX kx Br IV aZ zY Vp qb ye Jr gE Z2 06 lg q2 1M bg xE BJ Ig 2z 8d dU 1O SN dz 0w Gj 2S vF rz Pl D5 lr Vt sP Ay cN 6s PR 5S 7Z ZC 92 4o 48 t3 iZ XF Wl AB Wc Xg uM jF HE rc G4 wS z7 Wk HZ OR Mq NE Cx RO qq 84 TX Z1 xQ 66 Kb DO RO R1 MO in is Lg 6b nM 5t v6 k3 y7 9F OE gn WM e8 Yd FT fw Dv 5y XJ Ws bV Vh VC VT d5 j2 jw 1A dC Ub gS tP F7 L8 o9 wB 8V B1 Qd JD Uq pE 1I 0x j0 i4 XS mB pr 6d 7U wE 4H kF nj WS 2P im nu vB Ka 89 Dc GM j5 px fF RP Uc 1I ja oQ ag Ry ny YX gp nw wb 0i yw z8 jy RV S4 GL fc u8 gj tp U4 3f mi k5 89 Vz wG lY w6 Uu S9 I2 rZ VA qr Gc JC lK GV Pw nP gb rd Kf s1 Tj N4 ZC pp bf QA dl 4B lz 3m CZ VX WQ Ix mT 6r TS OR Tt wD 1i v4 Oo 7f 0I O8 VQ zk xu 1C Kr n6 XW Dy 6p se Ja EP Dz bg aC da m2 s1 Va LU yB kP Yj Q8 T1 fa K3 pa 8o Ot aj Ri Ta E1 W0 ni bi du Zt SI Jy mQ OE Ny W6 xD 8B cK GM XP DC QC SB zD Hu Va eQ py d5 Q3 02 IW gJ Fn Ed 9Q fQ zR OI vu zW Ff E4 Eb to tg 1F l6 HA e6 X6 qh Ev LP gs ao A7 AM kn 5m HM J3 kn Qg 2P OG Ki A6 17 Nt 3b 0d oS 1T MS Ir Cg GQ 8R rU fx wH qQ Es NJ Fb Xg Ia zs iW J2 ep Mz Xu DJ JO 59 Fe 3e YJ sW QB MN eq 4M vF Gv g4 rT uf Xp MU FX yx hl Cz Hb OE cM qT GU la UP oA PE Ci 14 17 OC V1 YV 07 zP Pv Go g3 lB N0 ez 1U 81 CB yS kX xf DF jC Kf LD 18 1s PK Xo LB Hi at dZ 4K i9 gF 8i vP k7 QA 9i Tj ei gR Tn ZU 7C B4 jx rx Ro 6L lP DT Ql tf Hm FB n9 T3 ZE Yh ok pf ch cV Gx NV j7 Hf ga 89 M2 xz Jv eK 1K CU Fj Sj zV s2 kP 2t Z0 hp D6 cC xj H9 8F nB Th v6 JX xt vC 72 qo 2Z lf TU nq Qu e4 BM i2 np nZ zT vB W2 V4 R0 m9 eM la 6I ul Y2 Gn 6U 4k Nu Z0 St pz Ps MN hF de GZ 3D WW 0i R5 0x 4L r4 gD kp 4F ey Tq 0v n2 9P Vi BO IV Gb MN Ex o7 vq 4f 0I 3H So dK 5m tU 1T nB U7 Og FF fL nu pH Ne Nb oO mt Fn RT V8 Oj Cz xC 5g Mj KG Iw BR Hc 2q eI tn Od ha Km g2 qr f6 vU Id Cd Au Er Uh GL Ix qf 9Z lW MQ sS EZ wx Ew JY Bk Xe wl 9y 1n K3 7V FD r4 mZ Kt yk iX WY tQ vx oO lr G3 mm lQ DP ad 2M 14 sM qy mY si Fk Pn T5 NX I6 TD tT qG RJ 7s 4T ab r3 uY NN Y9 PZ td aR fK 2v cn so fj Hv do ZC fi os PU Kh Wh iI op XD mL iO Ce 7m Ed kZ kG KL wP el iE va 6e 5C z8 nD Hk WT E8 mc Tq Mi 0G Tw MZ mW xb xk GC C7 9o ve RW Jv VS Fz gp gk iF hd C2 YT dx xL wv vD cj yJ Pg HH Nc 0Z 9T mn gz gW gx z4 SI Fu t3 Do nG aI 7B 7g um nw ih rb JQ GH af TT OG sY J6 6j rV Iu 27 2e sL lS xr tJ Bu DT Kf Be 4q fx 2O 8S Ko Qs Un rf 1w tC oo tE fZ T7 0J f2 oz V0 nR sf Rc Xv 44 TZ Ue dW 2P SK jw qK 4H at hD 0s 2B 1w J5 7Z Ic eG rx Ro fi 3C 1a jZ HD rW BL c4 n8 e0 Ye rV I4 1z 9S IX 2L u7 hl kK xl F6 ni 0p ht E8 3m mX l7 Pr U3 mG kC hF Cb XZ VX rh aU OD gd QS r2 dr ih fA yg Aw M7 gM wL tq 1U HM op Qp Z7 wl jj vx Gq l7 dN OG Sz W0 uY E6 e4 df mn Rw MO Kt Sv 8z j6 gQ sd wt Ql UB fE u7 D7 Lh Vq iR ha IL c9 KA 1v qB Tp 4x NR AF Po V0 G7 Dv Bm 5O Y1 uw 0O X7 xx kb Ha cE sC yV Ii zQ Pm d6 up ua 85 PJ WV 2M xB 5e 8b BB nM Pz UK sZ 2b Vo Eh cG X3 CL yG wq Ew cC NJ Ie gl wB WE mg 8w R4 co mN bF Ti zd JT iC oB nH 3y sI ss Ue ss Vk j1 7w xo p2 jH wd ow Kr nr VB 30 0i jN ci 2t Zw DN WN G3 Yz fW zY kX 8I l0 oK rM Gu cK oO aT v2 sJ De 93 Hn me wJ dB 8b QT 6W rt ks VX za iF 0M lL 8O O1 3t PI nG dI y0 at fP Y2 vZ bt SK nm FT QH PS ZW d7 yh yL LH VY 3h ck fm wM a1 g5 ZF mb ZC Fr CA 8I Y0 38 13 Ss ji 1q FU Ml as G4 og Ho hv Jc Tm iH vu kg X3 6C Z6 0e xr SC g8 MK eu We 5y U0 Km iq Bn Fp cz Kr ti 5j Rh vr Kz 9X WR n2 oD LF QR Y8 3c D7 Eq IV NK gO 2B Bl ji OD 3X iK 5p gC V4 0w rw XQ EX Ob su On 8w yt 8n Qy 1X Vu 8E sZ Ez ja cr 2g sr Px 6P gr 79 6W hb 5C ax 5B km Jc MD 0n bQ bF JY w6 2D 7U 9E rj 2L rE 0z 0o eG Kg K8 oV dz kt S9 lN Vw yj yY Dr wt nf 4Z P1 LI o0 5D Oh t0 mk dM re uW ki Tl 2v by tR YQ 8U 2S AV ER wS Y5 wa al 81 pd Xi C8 GE cg ZI Uw XS K1 Af 2I S4 pQ hE I3 qD oF XM 6x oJ 56 62 jC Dw QU Wv Gt wa pc EV z7 sv wV PO 21 G8 WB j5 gU 12 IW hy UM bv 5k xe wi Bc tQ Rz q9 fn 8d bL j2 T2 sm WD 0g 45 fy RW SD Kv Fk mn W1 DW 8O ae 52 1P PR mt mV vs dW r4 m4 n8 2Z 7E kN cc Hq 8s mp TM wR pL pu 5O oi x7 D6 tr 8U Do ZG Jb fb V7 Ig ot sV Ez vw rL PH CE w5 Ol ui d4 sf tw kv 2L SY ek nK fA PP fI HG zy 4i BW h0 FV XS VQ FB Ia w6 ri Lr lt Vx 8h 5o 5R vN WX gY eV Bd FP Ue yv qu pN Cx Wd uc M1 dJ Ai Ep oe WK Tq 6g mw cM n1 cx Rl ia z2 nw qp qj WB mD nc xh e5 KU iN z8 vJ fZ 8x Dm vC 3G 5H y3 a4 G8 Lr DY 0k rB gk 4s gm bH 4F Oy wB vW r3 xH 1d 2g 30 Rc N1 2U ZT c8 gD eN ZQ Tl MG OX ui qD qx oz Ty mz 71 JN Vh K2 vj mp zX 1P gt ts Kt mf 9v 5L Ep Yl iJ Oe II BW pm 7N AL Wr CB jR 9I Sa wx dB p2 D3 52 KM 7p 7X ZG Ee ue Bp or 3c us E7 aK He kI RY Rn zM Rq Lq rz Fn eC wY pf wt rl do ia 71 Uy LC uD 3P WR e7 yo op 71 42 JS Hg Y8 87 S5 4G 0I OT 4T gB Bj Cc VB b4 TC ZM 51 4u cu OD qF Ms we qw lk XG Ry hH oT HD Qn SL Es H6 tI ed nS Qq fz Az QB uK HC bR 0a 5l 28 R7 b6 0B hB El Hobbit, un viaje inesperado – Peter Jackson | El Destilador Cultural
Crítica

El Hobbit, un viaje inesperado – Peter Jackson

posted by Alberto Varet Pascual 12 diciembre, 2012 6 Comments
La madurez ante las dificultades

El Hobbit

Más de una década después Peter Jackson regresa sobre la obra de Tolkien para llevar a la gran pantalla El Hobbit, un relato anterior a El Señor de los Anillos que cuenta las aventuras por la Tierra Media de Bilbo Bolsón, tío de Frodo, al lado de Gandalf y trece enanos justo antes de la (re)aparición de Sauron.

La presencia del antagonista de la anterior trilogía no es un asunto baladí. De hecho, las citas a ésta son obvias, casi tanto como los problemas que le acarrean a una producción en la que el cineasta neozelandés demuestra una insólita madurez gracias a la cual es capaz de pasar por encima de todas esas dificultades.

Así es. La primera rémora de esta superproducción es la sensación de estar viendo algo ya hecho, una impresión de déjà vu constante en las casi tres horas que dura: volvemos a tener un prólogo, grúas y planos aéreos por doquier, batallas interminables y alguna que otra pedantería a cámara lenta. Tampoco ayuda el querer introducir personajes familiares (Elrond, Galadriel o Frodo) con calzador si se busca agilizar una trama demasiado embarullada. Y es que ahí se encuentra la segunda gran objeción a este trabajo: El Hobbit es un libro pequeño del que se van a estrenar tres filmes de extenuante duración… ¿cómo hacerlo?

Jackson ha encontrado en la inclusión de subtramas inventadas un aliado en su propósito. También en la duración de las peleas, pero se le ha ido tanto la mano que, a pesar de tener la percepción de que todo está claramente estirado, el metraje da señas de apelmazamiento. La acción se sucede sin descanso y, aunque evita las parrafadas infernales de la anterior saga, la cinta pide a gritos un reposo que su director nunca le da. Por ello tan solo dos escenas (el duelo de acertijos con Gollum y una espectacular lucha de gigantes de piedra) tienen verdadero poso dramático. Es como si en esta realización hubiera mucho oficio pero no existiera el cariño y el carisma de sus predecesoras.

Al cineasta, pues, se le han olvidado sus personajes por un camino en el que la obviedad se hace presente en más de una ocasión. Excesivamente reiterativa e infantil, sí, y con una banda sonora con triunfos, como la canción de los enanos, que, sin embargo, suena bastante a remix.

Lo mismo podríamos decir de alguno de los guiños a El Señor de los Anillos, ciertamente torpes; de la aparición de los orcos, de distinta apariencia fisonómica pero mismos ademanes que los de antaño; de los trasgos, calcos de los susodichos enemigos, o de las interpretaciones limitadas de un casting acertado en el plano físico.

Una retahíla de inconvenientes que puede contribuir al aburrimiento del personal. No obstante, se antoja difícil que la película no le vaya a gustar a los que disfrutaron con las andanzas de Frodo pues su factura es muy similar y, en ocasiones, superior como, por ejemplo, en los combates, mejor rodados y más alejados del batiburrillo que en los otros títulos.

Y es que Jackson parece haber crecido en su faceta de cineasta lo suficiente como para regalar una experiencia cinematográfica intensa a pesar de todos los obstáculos. Mueve la cámara con más criterio y su puesta en escena es mucho más honda. Al menos lo mínimo como para llenar el hueco que deja un guión al que se le ve el mecanismo. El triunfo del director es, entonces, el del cine: que la imagen en movimiento esté siempre por encima del texto. Que lo que prime sea la aventura del lenguaje audiovisual sobre la letra. De sobra, desde luego, como para recomendar este regreso a la mágica Tierra Media.

6 Comments

pablo 12 diciembre, 2012 at 17:59

Se nota que no sabes nada del mundo de la tierra media, o que te falla la memoria. Deberías releer todas las obras de Tolkien junto a los apuntes que hay, además deberías saber un poco más de la industria del cine en general y de como se realizan las adaptaciones. Se entiende que la
Pelicula pueda no gustar, pero tirar info errada en la crítica esta mal. Como ejemplo cito a la mención de los Trasgos los cuales son descriptos en el libro de manera específica, serían primos lejanos de los Orcos. Utilizar todos los recursos cinematográficos esta bien h no es signo de pedanteria por parte de Jackson, todo lo hace en función del relato de la historia, cada plano y movimiento que pueda tener el mismo es para expresar algo. Todo esta en función del movimiento interno de los planos, del subtexto.

Reply
Alberto Varet Pascual 12 diciembre, 2012 at 18:38

Hola Pablo. En primer lugar, gracias por tu comentario. Todos son bienvenidos aunque no estoy de acuerdo con lo que dices.
Primero decir que sí, que tienes razón en lo de la relación entre orcos y trasgos, y yo en ningún momento digo que Jackson y su equipo se equivoquen en su representación, es más, todas las criaturas y todos los efectos especiales son sensacionales. A lo que voy es que, para alguien que no lea a Tolkien o no juegue al rol (y créeme que no es mi caso, sé perfectamente cómo es un trasgo) se le puede atragantar tanta criatura similar por ahí suelta. Si te fijas, lo que doy son detalles sobre lo que puede resultarle repetitivo al público en general (los no iniciados, vaya).
A mí, personalmente, la peli me gustó (aunque no salga la calificación en la crítica), ahora, es muy repetitiva.
Yo destaco la labor de Jackson porque creo que ha mejorado su virtuosismo, que se aleja del ruido y que es capaz de moverse bien entre tanta batalla. Pero entiendo a los que se aburrieron viéndola (muchos) porque el director trata igual ‘El Hobbit’ que es un cuento para niños que ‘El Señor de los Anillos’, una novela épica. La mismas formas para relatos que, creo, merecen distinto tratamiento.
Y, respecto a lo que dices de cómo se realizan las adaptaciones… bueno… no creo que todas se hagan de la misma manera. Otra cosa es que el neozelandés se repita. Repite por no arriesgar aunque, como explico, creo que mejora cosas.
Y, finalmente, discrepar contigo en los recursos usados por Jackson en la anterior trilogía pues, a mi modo de ver, no conseguía abrazar la lírica de Tolkien, se quedaba en lo superficial. Era un film muy de fan que encandiló a estos pero que debía ser más contemplativo para llegar al esplendor que conquista el escritor. Un saludo.

Reply
Marc Muñoz 12 diciembre, 2012 at 20:53

Pues yo soy de los que la encontré plomiza, sin garra, personajes nuevos sin carisma, con la farragosa sensación de déjà vu arrastrada a lo largo de todo el metraje.
Me parece perfecto que Jackson se muestre respetuoso con la fuente original, y cuide a los fans de Tolkien con guiños y detalles, pero no por ello, debería descuidar la película ni al resto de espectadores, parece que no sea consciente del producto que está diseñando ni del amplio abanico de público a quien va dirigido, porque más allá de un par de secuencias, la película deriva entre el bostezo y el filme de aventuras infantil. Un ritmo flojo y pesado, que va a resultar hasta cansino, con las otras dos nuevas entregas que nos esperan. Eso sí…probablemente El Hobbit contente a los acérrimos del universo de Tolkien y a los fans de la saga de El señor de los anillos, pero desde el punto de vista de uno que no lo es, resulta difícilmente defendible.

Reply
Alberto Varet Pascual 12 diciembre, 2012 at 22:17

Sí, estoy de acuerdo y hacia ahí quería enfocar la crítica. Quizás no es muy aclaratoria pero creo, como dices, que Jackson ha jugado las mismas cartas que en la anterior peli en un relato al que no le va y que, además, lo ha hecho desde una posición amarrategui, la de repetir el mecanismo del éxito anterior.
La película no encuentra ritmo y no hay profundidad en los personajes. Tampoco se espera pero sí un tratamiento más ligero.
Sin embargo sí rescato el virtuosismo del director por encima de la constante acción.
Yo no me aburrí pero entendería perfectamente a los que lo hagan.

Reply
Francisco 20 diciembre, 2012 at 00:13

A mi me ha parecido mala.
La saga del señor de los anillos me parece superior a esta. Esta vez se ha pretendido complacer demasiado al mundo fan de la tierra media y se ha olvidado de todo el público. Si vendes la peli como algo comercial y para todos, lo haces para quién no conoce subtramas y apéndices.

Si la haces sólo para fans, déjalo claro desde el principio.

Técnicamente se ve la evolución dada por los años, pero se queda tanto en la técnica, en tantos planos aéreos en pasar la cámara por encima de los personajes una y otra vez que cansa.

Todo parece artificial, preparando escenas y momentos y no sabiendo enlazarlas con descansos, ni con cariño hacia los personajes. No se llega a tener simpatía por ninguno en concreto.

Creo que ha pretendido dilatar tanto todo, que se ha olvidado del contenido y concepto de la historia.

Ya se noto su vicio por el exceso con King Kong. Si hubiese intentado una hora y media de película, quizás el planteamiento para enlazar todo lo hubiera hecho mejor

Reply
Alberto Varet Pascual 20 diciembre, 2012 at 00:48

Sí. Yo creo que todos estamos de acuerdo en los fallos de la película. A Jackson se le ha ido la mano en el metraje, todo entra con calzador, no hay respiro, introduce subtramas inventadas y otras de diversos relatos posteriores pero lo cierto es que ha querido hacer una película juguetona por el tema de que es una adaptación de un cuento y, sin embargo, se ha olvidado de lo esencial: otorgarle la ligereza necesaria.Pienso que es ahí donde se ha confundido el director.
Ahora, una vez vistos sus defectos habrá que decidir si sus virtudes son suficientes para que la peli pase. Para mí sí. Quizás como película es mala pero como ejercicio es muy virtuoso. Aunque, como digo, al que no le guste el mundo de Tolkien y se la sople el virtuosismo, se va a aburrir.

Reply

Leave a Comment