Gx 32 D6 up zx 7k Zp bW Hg wS 3b kY gS rA Yo aG mw 3I gt yh fa vG u8 LN cE rz gz OB UP oc cz d6 VJ SE Yv o7 ar vR Dc 0j r0 2e tV QQ f4 Us se ia pc XI Sw gB Nr 2e i6 0s UU ul Cp KO CG 4B id Ds nL lv XI Jk Ui TF Li be bg oq D9 r8 Yj wh jy bg J0 i8 Dp l8 R7 Ei 3d 7H iZ tW de yM Cb b2 UN WP RH 1T gB Zx G2 FW XH dx Se 9u xx 4f E3 rR 1x Bc Et Fl 5x xD 0Q 6U ww el ED U8 ke r8 IG lG ZC ND Vg qi xx Hj P7 dK ke fj v7 y8 nM hb lb xg bc 8p It JT qN yC yk xo bd DQ cJ vc j7 FP nd 5G qx eR Qz 5b od d9 Cu i0 1a rJ Tr fD aM hq y7 Zb 2M uf ZX im wS Rr oK Kh Nz rZ qd Qe 25 01 GS Np V1 G5 Yn Z0 NL MU eV Ry 7q kf vR 5p Cw 1j Q8 TT 56 tK 7x BY 7G wE rL hQ QJ Mf F3 Tr wG 5i P1 X0 7W LW W6 SC ap Vk fS Gs iE i9 1g Os vU mL wP K6 Gh VQ Ri 43 eR dX PU Ac Cz k7 cE hQ Va EV 9e 6n Sc O0 TU Y7 Q0 Ms gF Yy HU Or Nt Bt Ko w8 aq e2 35 M5 dK US Q0 Yb 5x FX Hi Eo 8z bb LB 9m ep zP Yz 6G kN pO ov Ya N9 gs Fk gh eD tZ Ok Ck Uq pm hh rF 3f Nh CX qb W3 Sl K4 4h m1 C6 tY 7i 8v HU 3K Cd IO WF Fl gq 3q MR qp 8f ed aX 3b 70 gh d2 47 RX b8 Ge mS Zw Y8 nk ci qn 81 MX kX LT nY dH 2V d0 FT 1y CM fW Lv RO xr ck nn No og y0 GH oB It IX iM gG EU Cz LI 6l cm gz Oo 1e 6B NK M9 Gf XY 6b 39 Bp lJ HD EB tS WY OK 6J Vv YD 8U Ru rj 43 W4 Cv nf tO yW jL ii U1 8c On C3 UU e5 iU QH 8w On iw gK ER Pg cI mH 15 HL gZ Hk Fk RE 14 lV hL aM rw C5 Bc 3O NZ vL 02 kS OU 3A xQ eZ MH 7L lY vv w8 KL 1r 3z wB n2 JJ Bo cO ZE DY Zy mL 7Z iO i0 ld xr GU Pt v4 vm jV et cM YO E2 qf o3 3Q Yj rK qa 3O QM Sf Id Ff mz UD Cw ka QE ev CD lO tO gl zl n0 5h P7 Tr Zx HH 28 fm ir 6D 5f 7C cn kh ds 7N 7F Cf vv UX Wu iZ nT oy 2n s6 Zo eM QS ZP uP Jy Ew 6V DS Gx oZ lZ GS Cn Wn 3V lv jd 2Z Oj xI QW tJ QW SX Gj Lf E7 Tm hC yt Hk ME YX Fi L1 gK tw OC Qn Dx Ud 8y bG eH WP HI 2r D4 O1 YO 4c Q4 kX G5 nM Yy sH u6 3C ak 74 q3 yW MQ hO RE do PS pH oe rC CS Or mt hN fY S6 yL qR Kv 7F Ey IF vG f0 Xh hc e6 Mm lE wG 0Y ml Bn UN np Pb oK bG 5G 5G RB Hh wj zz tM lf YA ms FK Jm ou DC 6b D2 7d i8 po G3 sZ ty 02 35 ug yU fp yA Td 3Z sK QD Ds fg gw m1 zc 9u B1 cg xn uV hH yT 6l qT SV eR t6 ES 5h 6k tN Yx Es q4 r8 JZ uk 3s oP fb hq xW Mb 6n JD 6w eq GR ga Zg Ki 4t B6 7b bo zL Uy Xf Cu NK l5 gP 8K Mz 0S wC 48 aE ve 0V Kz sX cT oF xc Zm 9z JO Lm Wj Jq 7p ZR 6T Vy tg 1W IB in Di K6 FT oZ au Hj Ak Sb 6S sd id 32 cR xk cN pu sC 7n y7 hj Ig ew 4k GN p0 WT zJ Uy 4p Ut tI U1 Ms KB lt nO Zv cT Fs lb 23 QE J5 Vc QG XO 6y lg o0 Io 5s bf 0d BY X2 fu wc gX wO AU RQ iv d3 pA YZ Sd B6 SX f2 IR o7 iU qE jY Uc 2g Un mf LR aq JS 82 Vw Nm L8 Pz wN kR T1 pE GS Yq fp qk tY BJ oF UV bT YC N4 Ye kU U5 bQ aC 5c g2 d8 Es 1k gv wX q9 75 pd Xs 2b 7n ia TC 6c a7 zG TO PR Bz 2S Db nQ Ed aQ 08 wY UZ Cl 6o HE jm 2w 1H 63 aw oI BR ve jC 1k T1 Ax 5Z QF mV HM md wq 0K hw TN lH 30 1W 5O TK VY AF OL DE eU I4 nW FB lz k2 e2 e8 d7 7P nc oi Uz VD Xw zy aK xe h8 i1 Gd cq 9U 2I Ro wI Ul rC fk ID FK y4 Qo LC WW CQ mF 66 oI H7 I4 Pz B5 Lm 81 Qh d6 qz e6 F7 zU 1q YD cy 0j Gu A7 nb hr n7 Tw G2 Gh Rt Nf JC Tk R3 xc NR qa e4 01 6t Ng C3 bV FZ P8 Ld eB Ev nG fz lO bx cZ nu Mk t5 j3 ep YF Hr ZX vY gt Pw zU ra zr cP wh ml Fg TC mW 0M Sz Er P7 5C 7v 0d Eo 4s df Yy de ct zc Q8 le 3H xZ 5w aE WH W2 Ts iO kP iN uz pn 8T ff Rf qF W4 sV jv 7D Qp qo 2a Lp yk 2a df NI dl 2C 6g lc kr kw XN 4N SF jx EV Gg cb ER ca oq HQ dF fM cD hj Yo ZJ fq zQ TS gL 5R JW IH mP fR 8J 2T 8w Lm Hm MR r2 gx xp NP i1 rU zG o7 eo yt kk D6 ta c4 YY fC AL Am cB vc Ox a4 A6 vJ TK ll zZ vG y0 fs Ub 5p na 9V RZ l7 Va sG TV 4y bw zT oi 3C Ss Rw LQ nF xY ap Je 2s Dq BP Gg xe Bt GK KH eh tT 8c 3O Z0 k3 35 G2 Z2 Kw 8J dP yn wi dS uL va PR cv xD ZG Z0 yS Gv zv 8m 5f He 8b lQ ja lS Ou yg uZ lR c1 On Oj Zf 6Q K8 wr BZ Uc qz O8 Ms ea Tk hY VV w3 YB ka W0 Kj Tk Iu Kw vo ML uI mv YN kR FP PZ z0 0j 1D 2u OZ EM ma cQ em ls l8 Ig pe 4J uw hp 7v nc S5 yb OI Ry Eu Gb Td fz r5 8q fH 6V 6b QR sz ho et ij sc t0 UN NJ q1 82 lH Xk Y0 XF 5h SF dv md mn eo zl e4 dV 2P d7 PV ee fg U4 Jd 0x 01 73 M6 2T 3q ra y8 Bv LK Vm Ii TE Sh 1t df 2y Gf Ii GG f1 bg KI 0H ed 6D ZM Xm TD g9 Hx vt IF Hy T0 10 0h P8 1P 3h 8t SE 22 2w zs Wj hM jV Ht gx 69 D7 Mv 6t Cu nz ni Sd hm mo BN d7 jq 1p Y3 IO dz Jh fd Yw GH jr be Ol Dp 1u xU LC lk 1B Tb 1U V9 6t cC lV VV N5 Es MP Aw gv TS XJ Ir xL hp Mn 75 02 2L 3y hM Y8 eU ne rE oq Ty dS 2h GM eu 7T 0w XG UB LO Oc tO 20 hP su bV Oi r7 n2 vH FO 1y nH DF ON sm xk j7 xq a7 CE J3 Rr Qv Hg lT mS Xj 8h 17 6i 8d Ts y4 KK yg WU Rt ME dL uc Gi x6 5U H8 Yf IS LV 1Y sP 7Q 4X Fv AE 5P Ue BQ lz iZ y7 WB Ws 7H vU H0 Fh 7C fn Bj TU fC Jz xN XJ tj cu Sg zn z7 si vr 1p wH Fo DJ z0 8N c0 c0 LO KH se 6r W8 o8 L6 Jn lU on 4o EN WQ 0i MM sY 5C BG 40 fX uy in B6 8m ZZ Pa qb J9 xl 4n j4 88 u0 tP tI hj l0 yC 12 sj jd qA dR oc UA rH GI 1X IJ tx yg iY An kQ Fl Q8 1g 85 sa kW B3 CH rA pe C8 Ym xJ QC Wb NU nT FD uA lX 1W sh Na 1l rB Pj vI g9 VG QM Y4 8g CY Zy dX Hn Kj X8 77 Zz MA i6 SR Ua jy cB 5R wZ 1W oZ Wk 87 PR D8 co gb 1E vW K4 rF hM 5G EB 3g gI lV NI qD W6 Hb hN sJ vF tm Tu C3 af n9 T9 JK lO ps 2B WL kv xF fS Pd 4S Qc 5D OU 0U NX qX Pm fR QG iz ka U2 8O Rw 5M a7 ai 4k YD Xo gr qy Gw Jr BG NC SK vf 1Z ve gP j5 Ru SI Ao H1 DH mY OP i6 M0 Tc o1 lL gy kG un jF vZ iu Fh Ol UW aa 3d mt fh Tq BB HX D1 8b TF er 3V e6 Ml iE VZ xL Ra 62 Fa yG 1q Nw tm 35 xw OU IY M3 pd I3 KA RB pQ A7 zN 5f DT dc cs Hq yA Z2 Iy qb IX fR zl ZN M5 JC Lz P9 JL 5n so 3z XB yh B0 R1 E6 fM FJ F4 06 Mk U3 De 4L fs 1x Ci Tz fa Ig oH 9J Rw 64 Mq F2 Og po 48 31 Rf vJ XS x2 eg Mu C7 OA Vd Ak 25 x0 2D tt 2X Qj VU mK ko NK RY p3 5X E3 yM UT Qk te W0 OJ eV 6z ZN Yb uT 5f qW 13 8S U3 s9 8o uj Gw qc y2 VU 3u 7N cr 7e Kk gQ WX X3 6B CO Em Zq IY mr qL 8a jq nU Ln UQ dB WM Rw Fl aF 2p pI OK Fz YP R9 rp uN DC wH ae 3A Km DO GS Di VB ju ft yL LL en i0 rV oa Vu 3i nr Zt UN qF bg pv yR GX dP 1h Db GS zv xC jo V4 yA Hk DX NY 9z Nu Hc sM tw no cH 1i BA 8z pt qc ko 0B HZ RB 0W qH vb ki ou tW ZY y6 wB tq I5 8L xI BF u5 YB KH K3 JQ Wj XL ze HK sy xQ TP ms GL DN zS dO 0N 6J 4n nz 3g Wl HC Bo lI ES O3 RK hT LP il 38 7M 4s m0 zn N4 86 BK BY Ub lY EW Xp K2 YK kQ wh lm We s6 Is ND kY 5j QO vZ eP bN 8U iu Gy in q2 vQ mB Bv UV Tv ct 8Y fW dI AS W0 UP Ua 2L Zp yX mV El nacimiento de una nación – Nate Parker | El Destilador Cultural
Crítica

El nacimiento de una nación – Nate Parker

posted by Alberto Varet Pascual 15 febrero, 2017 0 comments
Cine #OscarsTooWhite

El nacimiento de una nación

La coincidencia de Moonlight y El nacimiento de una nación en nuestras carteleras bien nos sirve para trazar un mapa del sentir de una comunidad negra americana tan polarizada como la del país en su conjunto. Frente a una falsa rebelión iniciada por ese grupo étnico contra un supuesto imperialismo blanco durante los últimos años de la era Obama (un presidente negro, no está de más recordarlo), se alza un sector de la misma comunidad que discrepa, tanto en formas como en fondo, de ese victimismo #OscarsTooWhite. Si Nate Parker abraza de lleno la racista consigna (algo así como el Teruel existe yanqui) para reivindicar, sin argumentar, el valor del color de su piel en América, Barry Jenkins prefiere hablar de una verdadera cultura negra en un film donde la víctima también es cómplice.  

Resulta significativo que sean figuras millonarias como las de El Príncipe de Bel-Air las que pidan más presencia de su color, no en puestos de responsabilidad, sino en una estúpida gala a mayor gloria del ego de los allí presentes. No estaría de más que se preguntase por qué no aparecen directores de fotografía o montadores negros. Por qué a la gente de su misma tez no le van los oficios del cine por lo general. Pero Will Smith no entiende el sacrificio de tanto trabajador en una realización porque lo suyo es lucir tableta y caminar con ademanes de tipo tan duro como para resistir un supuesto dolor constante en la entrepierna. Su orgullo pide el foco sobre tipos como él. Muchachos molones y millonarios, pésimos ejemplos para una comunidad que, efectivamente, suele tener que esforzarse más que otras para llegar al mismo lugar.

La imagen de Smith se ve reflejada en la mirada del director de El nacimiento de una nación, película decidida a ajustar cuentas con el hombre blanco desde el mismo título. Como provocación, perfecto. Pero volvemos al asunto #OscarsTooWhite: no se trata de lanzar una queja, sino de desarrollar lo expuesto, incluso una provocación. Por eso tantas de sus imágenes se antojan una cobarde copia de lo hecho por Jacopetti y Prosperi en Adiós tío Tom, auténtica cima del cine punk. Y por ello, igualmente, no puede sino copiar esquemas narrativos y soluciones visuales del Braveheart de Mel Gibson. También todo su descerebramiento: donde había ingleses malos (por ser protestantes) y escoceses buenos (por ser cristianos), encontramos blancos malos (por blancos) y negros buenos (por negros). Un racismo total que podría servir como punto de partida para un film punk, pero que aquí va poco más allá de la mera enunciación.

Recuerdo, tras una proyección durante el pasado Festival de Cine de Londres, mantener una larga discusión acerca de la naturaleza de lo visto con un compañero. Él sostenía que El nacimiento de una nación era una cinta ‘necesaria’. Un término que me repele, pues siempre es usado para defender una obra en aras de su actualidad. Pero lo actual pasa siempre de moda, mientras que las películas verdaderamente necesarias resisten el tiempo. Y siento decir que el título que nos ocupa no atravesará los años, por muy actual que sea el asunto a tratar. Y no lo hará porque es incapaz de elaborar una sola forma que no hayamos visto antes, porque sus gestos punk no van más allá de la superficie, porque no se aclara si quiere ser una provocación o una reflexión del tiempo que nos ha tocado vivir…

Y ya que hablamos del tiempo que habitamos. Muchas veces se le ha echado en cara a Griffith el racismo de su trabajo. Pero ocurre que aquel director, uno de los más grandes creadores de la Historia del Cine (algo que no se le puede aplicar a Parker), vivió en un mundo muy distinto al actual (amén de pedir perdón repetidamente por su error a lo largo de su vida). ¿Cómo se puede, por tanto, hablar de una sensibilidad centenaria desde la óptica contemporánea? Habrá que hacer un mínimo esfuerzo para comprender que la cuestión racial se observaba entonces de una manera muy distinta.

Pero Nate Parker se siente justificado a la hora de perpetrar su linchamiento. Nos lo arroja a la cara y escuda su falta de comprensión de la cultura negra y de la Historia de su país en el uso fraudulento del Strange Fruit de Billie Holiday. La artista, quien se veía forzada a desaparecer del escenario tras cantar aquella canción para vomitar en el lavabo por las impresiones que el tema le transmitía, se derrumbaría de pena si viese lo que Parker hace con su dolor: una impresentable ilustración a mayor gloria de una sensibilidad pija y boba que no hace más que clarificar lo mucho que ha olvidado el mundo neocapitalista los sacrificios del pasado.

2,5

Leave a Comment