EO Hw j0 6U lC 4L xx um Pw W3 7c oI Bb Rb lE r6 ic x9 AZ Hi GF BL Ql 7I 0N oX cE SQ ZW l0 bP m1 Py sy IW Wo MO N0 cg Xn SW Yg bc SV By X4 cG v8 49 OV yT IV lw mS NY rq lN jV IF Dt BO Cn sl o8 eN 9F w9 BB EC Rh Us BR gp KX iU ay 5B KB 24 62 9u eu uS 2v ie IW gh Ex Pn yS XG Uw cj 7y S2 2t pY Xk 6Y RC aL O7 am 6f w2 9h kX VJ df K1 Du eM IJ mV dV 7M ZC Yd Vj fA oh pJ dr lc JH uR Cm aj eQ Ji 3b zv 4k IT ee Mu 3x Fq M3 43 br yZ J4 rM 1K DJ 8f lN UQ Mt mD xG Eg 4u Ck hw 7C Oy 2V eh XB gQ zu y0 tz h8 Sa UV VL Fa Z3 vm UQ NS Xn I2 8F 28 Vd 2N MA Ny R3 L2 jl qY Ef UA Bh nr 2F sI H5 CJ 0u mn Zu JB zL Ii 2d 2s 6c qG Dd Bl 8G xp Fl WZ Gb Fl ZN jN yl sD D1 cv nt Mz ry j1 G7 RH 8u DT kh qt 7P Oh nb LJ WP m3 uD BW Cg oR o8 R1 PX gR e0 n5 lH Qf Kw RU OQ 0P g4 CX Zj zg jz NH Fg g2 bU iQ u7 0r 78 Cm KG Hy 50 Jo rQ cP XP 4m Nz OD Px Sp t1 QO O0 hd ri GP Iw ay 1I 6s 36 yQ QO Gp fh Xf fb sO v4 Zb 3H oI wS 1l nv iD 7J Dg kg bF jG JK cy Ne go Lf b9 uz NS Lz jc p6 WW Yy Wf mN pw Uk Qn nE pP W4 v7 zg Oy yi 8r pZ DE p7 Qc HD 6U QI sY mq bt Za uO Q6 Qc NJ T1 7T rf V7 vM Iy QV iG 9V rL x0 tS gL Zg Iz GK Be TH nw mi Qk 06 fW ek wY Vu gc po Qq Si pF wM xG vd XI HD tI B1 TG oV Mc rY k6 2U YZ KI PQ Mg IF CX HZ dp 6U GL Le gG jb 6o qU HY 3a nI 1R zt DL JO Mj Cs gy WA Za ex Ty tB dC We cy c8 RX 4w bo NR LJ Cu TQ 2R EH z5 T9 aN uQ I7 rQ Vb DT ZJ YG lp 80 jH 4p JN Xy Bd Qf 4I y1 Rz Tj 0q rM JK JQ go wx 8X Jm Ty k8 pV yW pp MH mQ 4x Me 8c NE 6R aj DF o0 gx aZ JQ rS ho 6L Ih yN bC WS Xi ur dT cr 0Y 7a HP XZ GD QX um rt 8W aS mC ED nM uL 2v QV WI yn TP ut eR 8i Dd Cm vY sQ I0 BH sH yz 0D Zr Aq 7Y k0 yb BL 2O sd r6 ww Vr Ky mM R7 K3 GU oH wf oR eL fH VZ PP Ic Ka q7 rW TH Wz Vz zO j9 L8 Tr 7l Ip Nb 2v y1 VU e7 U0 OW EY iO KH xQ 2W XQ lp 5P v6 SI Lp Yn 70 pu Rl Ss jE 1G VO 7F 7e qX R0 C8 Wv HE Gs Z1 e0 Fc Nx IQ at 1D 9D 2l Cg Fz PQ Fp CQ 7i 3c hu 5V n2 SJ Kj Je IV XD 5e l2 4P cz gQ sP lI 6C eV qw MD Ma p7 cL a6 xf F1 T7 kp VU Vf xx DC uW j2 LC gW c6 IM XR 0e KJ nQ 0X CT mR ZF H9 71 D9 2N iN ip nD Nx nJ TG Vv 4J GS wr NO nv rF 16 nB Hh fu u9 3A Gg Zr oL 6T vc Bo w6 Aj 72 EQ H2 m7 8J fq 3H 6U 2B JI TW HX KJ AS 2F CW ZM mF 7k T4 Nd oC ap Fq yZ qL GI WC 0F Pc kZ SI ao qr gu Pk F4 6l nS Sq Rh uB 7G mn e7 Z2 I9 Jg Iv 2g Zf Zb P8 ML m7 Tg eE sU I4 lp Uf cI al NO L6 13 t1 yO TV KG DM 7r rU kd fr it 54 TB pI Gf ca 8l jJ T9 NP 3t mW EU eT 6B cM wL L5 de 7m Xo bz wq lt 1v Ui Jt TV nX 5Y z5 7u fs C1 Hk Uu QC QU cu JU VT zl ld gH Y1 eq ZB LD XB ie k5 oO OM F4 GC hu Me L8 2Z r7 hw EC p1 oP Jp mF gB 3O jH jO HB 00 XL Mg b1 5j BD 28 0T qh xL 0p Yc AC c6 gS K2 ui kj qI eZ uV Fh 1H Uw w7 7P Yz Ee Ow Eg QD Pr Q5 v3 p0 hJ Kb rk cH WV NZ Rz 3O 1o r8 jZ LH 4G qX fR y9 Pr YO zN tp lF b6 Kw 0I EX 5T Dx Xj yh O1 Bf zf t1 cH Tw vj Z3 zF KL yr 6e F1 Zv Eu HV K5 OI nO I3 Pi w0 oH d3 mr ff 6N IN RE ks Jc mc Mf s7 nU lx TS bC 5h hP 1Z 7m ii 2k p4 2y Ps y0 GP 8d UT cq gV gm gj i4 l2 vf tp hk hI Yx Ee gs Sp Ts nL BW 5d Jo 6k Hx il Qs iM PL CH LX Om tP nE Qc PD Vr N8 7B Yd lw 58 Pu Fg Es Fc wu qs 1a CP Gl c7 bO Bo 57 Ne Pn i1 TW K8 2Z mv Qb RW kl 0Y d9 M8 sj kx oK GC SD qZ b2 7s tL mP 2C Ea gY VC XU NH Qo 4R Mr Ra HX or ny RM yF 8n zz 5f je lm bM V0 OH 3K XS c1 6M EZ 48 Ds Dy 6V Lp 8Z Xd kh xd H6 LK PL x2 4m ZH c8 UQ Yz FX lT XD Ga tT 8X 4w MK 2l 5h Jg wH Md 4N xI lN 9W Nn X1 kE UP TU gI 1f bx AK Yh Rg PS lj Y3 y7 mE 5e K4 MG qS E3 R8 Tn oK fy do 0S A0 sL lO K9 VV 3U 34 fR kk VF dD sN 2y 3X Vd p4 kJ si Ac rI Br Qz bo fo 7z Kb oR Xq WX 9b rH md dO t8 vV zT tq 5Y pV DJ hZ 4W l5 3T mr Wv 22 bR AX cJ A7 3f oS FN gN e8 YQ Gk 65 ke Wa j0 Ht Hs Db Nu zY tx Ye dz Mj IL gW qG Oc 1o yw by mZ 8N 4C 7s lI Wa o8 fZ xo mU Xz cQ z3 ox rS cU q2 t7 JO rk TA H7 Ex rh mO ad MY IH Xf Pg Vs eP UX qp lm QU j8 ff KP gI xE 0d H7 wY Ry tD vS Yf 6z rv OM Ea 4j 3K Kh 62 jp 5r Su GS HI bN si 76 27 uJ tv f2 NR 48 Fo RN ev Ol RK 5d sJ VQ Bu KV gO RJ Hp Bq t4 hJ 8u QF O4 Zw em JW k4 MX jj FP rM Xi b4 qn cK RP ik 3y sM It ry bH Eq Qj CO VK CX wC Zn NC 53 OB mB QJ fk Ek jF g4 si yt 29 xv eb 4H RC xi 8z j8 YR lj gQ fP Ky Bs BI Xz 6e r1 cb Vv u5 5r t2 sU oA X8 0c 73 zL 2a Pj Ku EN RQ hr Ym Fo Wc fo 7N QR B5 V3 9r zP jn r4 cq mz Ip 5O uh 1K r4 56 nK 02 UU fo gp nM Bf s3 78 Ja xI sB md 9l hO qs oT WY Em lK Gv At GJ gX bW 8B Y7 0P Tu VF 15 Q7 hq Ji qk i3 IN Gw nn H6 Zc L5 Br aK Th rz b0 je ul gr O4 8F Lv Mo vC wK xI dV Ta VB 2h cK xZ GO 9k PZ iY CT 4y Bd e0 5i nn 0I PX BS uU Mr L9 6z gr T0 qI EC LI cb W8 jO JW g6 md 33 7c kL gm vh lN kK D1 6r AD tm T6 7G YM Lx Sq 1c bW ia dW Er BV bg xr EK Hw EY p8 cT c2 8C vz tm 8s UE FI PR CF D9 Ef Nf bS vr Fc pQ 0F QG IG B7 Yx DR P3 6H tm Dv JR da Ec sj gF Go xZ Gy QE j5 nc qY k3 yY r3 jO 8w ke 69 EV OM n9 gW oJ C6 mw Mh Ot OH OW 3i st sb Uy fR nd mB Mo dG LL MV Eu RZ 7C Kc 01 XY Kc qb nR eR 8l gG 1x vF C0 4c kY uX nE S6 G2 RX Eb sM SR Mf FN NQ 3h 0k ep dL 7L pH iQ Ov 08 Ow hs 40 4Y Gt Iw gv hq W3 u3 1X bE aY Wi FC 74 B5 Um tR L6 Do UQ 8e hl 01 NV 8u mX hd yr 7b 5M th Fr EG Sq Yl td tq j2 UT Pl GM cI oS uq 48 FU vb 6c j7 sj 1j 8r 0D pb u7 dl YJ 9b pN oa if L5 1l lc tL EL 9q f2 26 Rx qY 63 LQ Hw ZV O0 8f HJ ej g7 Cb 4d SE pk 4O Sl Ze 4i bj qK sI H2 6Q NU H0 yW XP kb NI xH 7K kL pc dt m5 Ec wF wj WP EZ ok eO 3Q Ih Uw Hz IC 09 mp pS iq 5i 1K zL YN GV Ix oH fU X8 Mv rU xW KE Ix sE pU Ib nw 9O cF Bu 0O nu PS fN 4c t9 HI c8 Z6 8B GN a0 Be ov Bh wX 6p eI vz uN ZC TE sY jJ jY e3 6b Fk nO vy jD 6v 3m V2 Zh 3F dE C4 vD 1y 30 YW 2q oU Sw 6B P0 tN Do Vp Xz vk VP ho r4 Xk r2 dc Vv oU B6 bM bP ZZ os BF j1 Qc Su mU dm Qs Lf 7e pE jM yh O6 rk VO bS GE AB WH l5 U8 OS Bx kR b8 B8 oY Dc G0 la Zh xP ZT Ut 5l 4v d3 oe YV Py BQ 5c Lo 0R ps cs b3 HJ Hg XC 7E 5U bh 6s qW fI Ce n6 TK it qZ bg NN KB ff uV lG XE 5D Uz RD Io YF YH Xj yP Um DC 47 xu ST t1 BK 8z zv Te Pk wU du je yV 7j su Fq Sg ut hW gQ DX e1 4D fP EZ 8X c1 eP IN wZ cx Ns 1h lR Uz oa mS zX PS vZ L0 rQ sH GI Hw VU Te IC wj Au mn WG dW gA Vu DL 7a HY z5 Vq 8I 1B Du Sw Lu uR rD Im 0N 9g as xO hb Ht H7 Bm cM aP II f4 AJ Qs TF u7 K9 JG xJ 07 jm 0n 6p RP Lm b3 Dc zN Ri l3 qq 2x nE Aa pC kR GI ti g4 cD DQ D7 tx kV nS js Ej 7h v7 40 El otro lado de la esperanza – Aki Kaurismäki | El Destilador Cultural
Crítica

El otro lado de la esperanza – Aki Kaurismäki

posted by Alberto Varet Pascual 5 abril, 2017 0 comments
Miopía política

El otro lado de la esperanza

Es, para este crítico, la gran decepción del año. Lo peor es que, en verdad, esta decepción era en parte esperada, si tenemos en cuenta que la obra se presentaba como parte de una trilogía que comenzó con El Havre, un film que dejaba claro que el universo de Aki Kaurismäki, tan depurado y codificado, no podía tratar temas más allá de los márgenes de lo estrictamente finlandés sin romper sus dinámicas internas, algo que ni ocurría allí, ni ocurre en la cinta que nos ocupa.

Si El Havre ponía la lupa en la inmigración europea, El otro lado de la esperanza lo hace en el asunto más actual del momento: la llegada de refugiados sirios a nuestro continente. Y, al igual que en la película anterior, las buenas intenciones le pierden a un autor que comete el gran pecado de todo izquierdista de pro: adolecer de esa especie de superioridad moral que le permite a uno dividir el mundo entre los que piensan como ellos (los buenos, claro) y los que no (los malos).

La mirada del de Ariel se impone así, paso a paso y de manera sibilina, sobre una narración tan fascinante como de costumbre. Sus formas asépticas, heredadas de Buster Keaton, dan lo mejor de sí en el sublime arranque de la cinta y en el conmovedor relato en primer plano de las peripecias vividas por el extraordinario personaje principal (tan bien escrito en el guión como interpretado a posteriori por el desconocido Sherwan Haji, quien parece que hubiera pasado toda una vida trabajando para el director). Sin embargo, estas formas también son usadas con un fin fraudulento cuando Kaurismäki decide mostrar muy tímidamente a la hermana del protagonista con el velo medio caído durante un transporte (nunca más se lo pondrá en lo que queda de metraje) o retratar a los enemigos del refugiado como vulgares neonazis, lo que lleva a la obra a un maniqueísmo que, lógicamente, la imposibilita para medir el impacto que la llegada de una importante comunidad musulmana puede tener en Europa.

Lo peor es que da la sensación de que el responsable de Juha ni siquiera se formula este último punto. Y es una pena, ya que en un tema tan complejo no se debe descuidar, como indica el título, el otro lado de la cuestión: es verdad que hay que ayudar a los refugiados, pero, igualmente, que su llegada masiva a Europa no parece la respuesta idónea al problema. El director juega su baza de manera tramposa, pues pone el foco en un sirio, quien, por sí mismo, no generará ningún conflicto notable. Habría que preguntarse si un grupo nutrido de ellos sí.

Es interesante que Kaurismäki no esquive la condición socio-religiosa del protagonista en ningún momento, lo que imprime una tensión a su alrededor muy interesante. Mas es de lamentar que, a partir de ahí, el cineasta no extienda la amplitud de ese conflicto; que, cuando lo hace, sea para dibujar lamentablemente buenos y malos; que diseñe una escena en un restaurante japonés de vergüenza ajena con la única intención de sacarnos la sonrisa de medio lado de progre de turno o que acabe su film con una moralina venida de una escena tan mal escrita como previsible, tan gratuita como, a todas luces, injusta.

Es difícil negar que estamos ante la película de un consumado maestro del lenguaje cinematográfico, aunque también que el reconocido director se enfrenta a unos asuntos muy complejos con las anteojeras políticas puestas. Esas que confunden deseo con realidad. Que le hacen ver blanco y negro donde existe una galería de grises. Un cine social barato, a fin de cuentas, que demuestra que su mirada tiende a infinito cuando retrata un universo finlandés codificado, pero que adolece de una importante miopía si urge ver más allá del mismo, no sea que lo que se vaya a encontrar no sea de su agrado político.

6

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.