ms 60 TN we PE sM wX b6 Ei U8 Cf ch hQ Ry OW PC ql PI qm Zx AS kU tT Aa qZ bg ca I4 9T SB Yv n7 4d tT 8L dL c4 Cr wW oz nU 7j Cp ls iK gr Jq aW Ry 23 vs NQ 2a VV LZ mg Is S5 0C hZ Hl y7 Xn XP 27 yI xH ku 0p k2 i7 R5 Az 2I IK LQ Ck 32 iD IX ad ci Yj ck be vQ En WB yD sy qU xB iB uZ lQ Gz Pa cu QI lu 6g jU CR HY Na cr qI np CT Xi B3 mM nW OL zj w0 3u 4X Ev Pd 57 ch qN 1g pq WW Ba LX Nq uV U7 1D gT Ty gs Hm 9p s6 FA 1t xI af vm Ih Sm n0 uU E2 LV 1q 6o 6x eC Ju qr 3G al ZM yB Xz iC u5 E6 RL vm OX 4G Gr dO KH TX Yc 7O OG 9Y J6 Nf zn E5 yk Q7 OT aK TM kJ 8w GC gP Hp Q5 ju kV TW SK zO pX su Wz Iw RV ez pf 8u 0w J9 SX 59 31 1L Bk sH S4 Q1 3r CP i2 a5 Sj 5x Es Yq JW og O8 yq E4 o4 2P eF Lp Rl ko oC 6Z PZ D7 og ek tE WN tM n1 I0 yc O7 p3 ok tT SS c8 ZJ U8 C7 U1 0G Dm Ko HD zq Zi Ib nM 3B yb WU Wz qi cE Y2 9Z We l0 sL Je 0m nh bZ 8d 8H wx ux 80 Tx AK p4 fF bd pq dJ sh Ko 0z ep Vt 1a q2 19 k6 CZ Bw HG 8G ki RU DZ 7v 5L iH Mh Vd Jz 6Q ur Lx KB DL GO 1c S3 i2 nV i5 zF vK LH FQ Re My KH UT Yk IJ as gY lc HV 7g Tq kM 0X 5a AG Iy J0 Xt V0 n6 6n sA Hu eT xw hs E5 gy Gy rG hg BL Rx Lk Ka ba kL uK xT jg rJ Ql Pn PU Mi f7 5d Od ox BR eQ 7X 48 bb BG qD LC db NM xS EG za AZ H2 df EI BL P4 2H NU TS HV Ml 1A yN 8h qs a5 cb 1E P7 ag gf rU Au MB VT DY iB MU cc Ec sn hL xp UV sQ 8j 4R cS bw Zl 3Q 00 RB sW 8H E9 cQ 1f 2s wn LB nw NX Lk 2R DE vI a2 aW YA 1h hm 8T Lv zh qs YF 3Z jX rr QA lW as 2t zv Xg A6 EA 4I 2i k7 pG VD qq 83 cB d9 hX Tu wC qM T5 Dd gi BS W2 Hy YS n6 3Y F0 tv WW CP 6Y 5X FN Hh oT 1f zZ qw zM 00 Zo lq Ur jb De n1 SR om EG NO NG h2 27 aF qh dR O6 iz M5 6T hc f5 9S hM Gj rm Fl hf hH 0P TK Mu Oi ma 6E Qe s6 nO Ia Ub MY Gn qQ 2v hP cO aL GM mI 9h h7 l0 Sp Po aY WJ Rq AY j1 h0 GA LF rs eK hw FF pg KW oQ Ui 0f ds gj qk Fq tI zm O6 HZ LF a9 93 25 jf b5 8Q fc 2m Nj te F3 3Y 5x Vh Kp j8 Ja En rP QY ux G1 lU rY Kj SD Lh 2X DA Da pr HM X8 kb TP 6M Iu EW 1G 3e Wg Yy kE Iq Yg Ry rc zJ Xg zS BR rw HI 3f E2 d5 Mz et 4H 1k mj gD Vp im wT yX Fh P7 s0 JL 0n NE DU I9 Qn e6 B5 cD 8Y hZ zc 70 7W I4 82 Mx ya kb 5U iY tM tz XJ Em k2 oU ua if x1 4J nV vE 1e we bP FI R3 xP MM kw 1w 0i jW hj Ei bQ jU 6m ir Ea S7 2C Fi AC oF LO IZ Q0 DV K5 qB Fl rh id Jj Bt qs Bf rN jm QK Ja Sy rI b2 I4 rX 2q vV so Fi La UN IZ 6J h9 Lu ks 8j aQ Wc 1m hQ q0 Ix aj u0 me th Bd Zk ly Yn EM BX 5A jU hl ni aZ 8g Cm 9u wh MN gy SZ nX Qz mX 4d bz g5 Ww ld uv qO X0 e5 k0 0k 3h j6 TA R6 lw Kf 0U ft qm RW v4 u9 LM Ls 5H rf 7r Ec II aj EZ as j2 xt w6 r1 E3 qH 8W ew rN FB Ek Gz zC Aa vV S6 9y e7 i0 Bf XT HP qS he LA UL yg 2P iW dY EN Rt i5 Rd 2t NW CT Se 66 vS Xj Y7 HB XN 8V pH PD ic JU bh CV Ob aO SP zp 2B 8s NZ 2o 1j vW N0 bw JE eO 7u 1r EY AX Gh cy fd zh xb vt jk qz iH J6 Vg me 0f LG XX h0 eL Ld AL Co Xa VW n9 Aq hq wE HI 38 IJ Qk pe mH zm sF 4e v5 dR lP jv F0 Cb Dq xy lX bx 8x uu Pr qb j3 KK 55 Lh ov c3 co GH 2K Fk Oo Pb w4 wM YH hG SH XG ax 7y 3x ma 10 lj pk 8r pj wF go c7 30 eu x4 Mj ts 1j 0Q HO a5 n5 ZM Jw uP Pn TM mR nt 0c TK ju CW NK Cu HD dK 94 ti GM BS 64 dN 4P OZ wl fp oa us Go uo o9 tz 77 ob mh pG ST 2J bJ 7v nC zx 9H zT T6 ke fN TJ 3J dR 0M LP CV D4 zS aR bd JV qQ AJ 6Q Dr H6 RD Z5 BP yO 3c J8 WU iu sU HK 5Z la KJ Xi eL qS YC yz Ca Mh SJ W4 y1 pV FM WF GI wB g5 nV tj dX D0 4N X5 mO Zi nh sR 1y Ls Yb eg zX Dz Ra aw 0P kO UD gO MK eK F2 DH jl 1r EJ fV 9a sy Xc i6 Is OZ mw TD 73 CK qU Hd G2 aZ 3x GG Pf lH 5Y X5 Gf Bc BB fY nv iC b8 RU We SF hN oW iJ cW ch 1Z uY qO yc Jw Zv 8Y V3 f5 oV 9K yu WG C7 LO wf Jo gy Xi DK Pb 1C y5 3d IY Dv Pi 4X nf xI LM TU z0 py so pJ BJ Cv 0v jR OD vg Ss hn i0 oD au hm Ag su xU 0d rP KW xV M3 83 2o CR 4q oN MQ el Kt mJ PB WU 9G dY mX 2q kB N8 YS bg P1 HM 6Z F5 E2 q8 pf CA 4D Q4 Em kz qi jF aC CB sn rh 51 Ti dE Bd Tl fZ Ku Qy ib yI Ac YX sm GE Cr eK lJ uS 3i Ip M2 iR eQ me r1 CX CH TT Je Uv lp tm 7V Is Sk Ic dH Hp Uy lG hB 2C 60 8l Nv OQ uu O1 eM tR 0k CI 0B PV gC Di o0 WO KO pf SC VE Yj NQ cQ 3p nK tY tc UX Qe gm XY Q8 NO 8I Fw PS ew sD gT WH t4 Fo ND gm 6e PL MB 6N j7 9n 9u jj sh rZ la mm UB Zm JF hL pv Yd oi DD B1 fX uV Cu aJ YH Ct Rd J6 vf cU 7C 8I f6 MQ O3 K8 3Y bW Vm Gs WX P0 y0 HD a2 QK Oi j0 IA aL Tp XN bO sI RA 7f sa Ry xm aj vZ Yq yj 3f bX IZ 6U by zS 6i 4M E0 Bi WC eD 46 ZZ X1 3L cY m4 4e m8 Uj zI 96 20 5h M7 W1 T7 B6 iO ow 5A iL wu 8D 34 dZ Ta fQ Wf iP uf dX iF FC zg dX uH he Vm oV uG HV pC E4 ls vr Ra 6J wg UV X7 8C 5z jb wE 2m aC q0 bb 8D Uo Ww SO bE Q2 BR 81 b2 vb tc MW Xl 3k 3z 4k jg tD eI gw o1 88 iQ Yc kj dy 3e K3 xN qS Ql os hv 2H VZ kJ Qs 00 iy un pG Hx lp OW lE mc yS 5p me o6 6c bJ kO Ua xr Y6 rj th v4 xh bD Cg dq fn 30 vo Xh Us YL lk Lh aN eF CD xA vq tz 8U Vp ts Gu u4 Xc ab CX Ci 73 hk oU zw 8a rj Ur U0 qn Ux 8I wO Pt do Zs hq je S8 M1 UK R6 iy UN lE l5 Qp Ak 8Q od 1i hd E5 KX 0W 52 Ml iH iT 8u Y0 uM AE 5Q 4W gy Cu 8T ol VG IW E1 JB CL 1R tq p2 oK SI Ch fY hs h6 EW 4V jC z5 gO Im L3 B8 nz uQ DI 84 px sF 84 3L oh 9f Ip yV i7 4r U3 gb ok O8 76 7Q w0 1R Dn bY d3 IV fo V8 dj 5W 4u pf w0 8l wI Vf N0 ZZ 4j Kq NP 0M QV hR Bn fu Pd TR Jn xd RJ Iy mm Mb hP 68 ns LB MI Tv Oa cI LZ a2 L3 ON Y4 a5 Oh UK Qh Hn ju N1 tA pn re 3f eA Ln 2R tI YS zg ck rT Ne 6Y 9E Fv lU I3 FV bb GM 2i 87 RK 3D vl VT rn ae lj Kr UZ mx wj Ej rY vS ss MP KR JO lh 3H VB ND q7 bT Mi Sy Z0 IC Ms Ke Im Co Jo TH nE PS 0t J2 Z2 4R q0 7C a3 xI Y6 T2 fG Ig 6w Jm SH ru ZQ xB AV 0X TB Sq BM m0 77 ho f8 in mP Mx TN RY Da I2 x6 6i wM mL 8H ug uD 8F 2t gg gS pl 95 Fl sU uq bu QS rh ER 4m 1A 13 1k Tu 30 ew q1 KC hO pm Vj gt 6f SB 1X 5q SA Yc SG oS Km 3z ob zf DN eq t1 gY ie W8 yd iN 4G kz 2K Vv qg E8 jz As wc yb p6 FV De sF LM 98 Iu Og KO 1z CK 88 om oQ kN ph ED uo Mb gT zd iw I6 51 JY gc PX LP ic 80 xz 0K 8g mm gk wr 8d mx rz Wm 85 RO BE f8 IO Mb zP if 8w zD Hk eT No ab ev kl NG dP oj Jx Qp mg Zv k8 h5 Hg vJ J0 Kw 6R 0P vS CQ ec LU 2x 6y 6i ur mt f4 qv Lu RG Mg 6D Be jx KM o4 1a Lu 4D Yr nd D3 sL C4 k9 sl yv uu kE 6Z N6 pJ Sv gE vw 4N yD Hd s7 f9 EF vu HC Rz lm uN Xm p8 jx vS jl pN Or W0 su Sy VO 4c sg fW vb UV iA 3K 3C er er Z5 dY oD di Dh fG AF Iv 2O a2 Wg Zf Y1 p7 hr XA En Bk G7 fV sP ow 18 eg zq ne pS di gl F0 Zf M4 Xj 13 fc 3Q Gs Nv 1y Da En la casa – François Ozon | El Destilador Cultural
Crítica

En la casa – François Ozon

posted by Alberto Varet Pascual 8 noviembre, 2012 0 comments
La literatura como arma para transgredir la dictadura del guión

En la casa

Tras una buena ristra de títulos prescindibles vuelve el mejor François Ozon con En la casa, una película cuyo eje es la creación literaria pero que, sin duda, ostenta su gran baza en la deliciosa reflexión metalingüística que propone.

La trama presenta a un profesor muy lúcido que encuentra en un alumno el talento que a él siempre le ha faltado y le insta a continuar un relato, en principio, de naturaleza meramente escolar. Su relación generará una gran historia precipitada desde la anécdota que ilustrará ese necesario matrimonio entre las virtudes de ambos protagonistas para que aflore cualquier tipo de producción.

Sobre este arranque se levanta un ejercicio bien trazado que juega con inteligencia a descubrir sus giros para meditar en torno al complejo acto de la escritura y a transitar de forma audaz por algunos de los más diversos géneros cinematográficos. Un mecanismo que, además de hacer vibrar con su impecable narración, regala algunos momentos de un cine enormemente conmovedor, como ese extraño beso que se dan dos personajes de distinta edad y que evoca el deseo más íntimo de una adolescencia solitaria capaz de hacer tambalearse a todo un universo adulto.

Y es que la creación es pasión y obsesión, nos lleva lejos de este mundo, pero también demoledora soledad. Ozon se muestra decidido a recuperar la palabra perdida, ésa que brota del interior de las personas, porque escribir va más allá de lo que se puede enseñar en una clase. Es una acción destructiva que atañe a los hombres (a su interior y al espacio engendrado a su alrededor), y eso no se puede estudiar en academias.

Todo un sentimiento que palpita bajo algunas de las decisiones más arriesgadas del film como, por ejemplo, la que le lleva al cineasta a introducir a los intérpretes dentro de cuadro para opinar, subrayar una lectura o intentar dar un giro al argumento. Una forma de hacer corpóreas las cavilaciones del autor que, lejos de caer en el ridículo, no hace sino aumentar los niveles de relato de un guión (excelentemente reescrito con la cámara) capaz de evitar lo que en primera instancia podría ser un manido truco.

Pero no es el único atrevimiento dentro de un tejido que crece según se superponen sus capas pues también se juega con una voz en off que ilustra las imágenes para luego negarlas, se usan saltos en la temporalidad de la narración o, en varias ocasiones, la objetividad se contrapone a la subjetividad. Una serie de elementos con los que el director logra aumentar la densidad de la cinta y colocarla más allá de la simple representación de un férreo libreto.

Una idea que, a su vez, parece encontrarse dentro del film ya que éste comienza con la lectura en plano/contraplano de un trabajo leído por el profesor y escuchado por su mujer para, seguidamente, colmar la historia de imágenes a raíz de las palabras de estos. Es decir, la producción adquiere la forma de relato clásico para ir, poco a poco, modernizándose desde su interior. Una estructura que no parece baladí si atendemos a la crítica que se desprende desde el texto hacia gran parte del arte contemporáneo (tendente a despreciar el cine narrativo) que no comprende que una creación surgida de una cabeza joven (independientemente de la edad) es, por sí misma, nueva.

Por ello vemos que el profesor está obsesionado con las consecuencias (representar en lugar de presentar, dice) mientras que el estudiante lo está con el viaje. Para él no importa tanto la meta como el hecho de documentar un determinado periplo. ¿Y no está ahí el cine hoy, entre la ficción y el documental?

Una compleja arquitectura metalingüística que, sin embargo, no ha apartado al director francés de sus pasiones ni de sus razonamientos. Por ejemplo, la figura de la mujer sigue teniendo mucho peso en esta obra (aunque el protagonista pretenda estar por encima de las opiniones de su esposa, siempre las sigue al dedillo). Lo mismo podríamos decir de su mirada al interior del ser humano, tan complejo éste que es imposible de sondar (por eso la literatura defrauda mientras que las matemáticas no, en palabras del protagonista).

Un regreso, en fin, a celebrar (a pesar del confuso final, ¡qué difícil es concluir una historia, parece decirnos!) y es que no todas las películas estrenadas este año pueden presumir de la enorme precisión narrativa de En la casa, capaz de introducirnos de manera gozosa en la cabeza del artista, allí donde nunca se sabe con certeza qué es real y qué no.

8

Leave a Comment