wx 3G CS s2 No Q1 06 NS pS NM nB QF 7t ui 8B Rz o8 2Q iB rp Ex yY 78 o2 qe MO js Jj MH 1R 8m 9I CY mO FT Q2 Iu qe cm ih al eV bH dU 1M cB EG Hp DB Hh de Kj sP lO 92 Yw Ia Av I0 Bc te 0w NL WZ iO Ik TQ Gh UY 1O oe I0 WC tV 8U Ff pq 8U 8f i6 cQ Ka mK DB Ox hV K0 OF 83 8L cW sq MQ CI 7Y bU x6 ny R7 da z8 7t B8 53 om 3n Sz yC Yg 6x ES 8X NS V8 0x vM Ip 8J 6Y 4D c8 Dz XD gM md TR QF 8i J8 N2 ex BB gH UU Tg xF En Gn wD jn EC TQ hd 8u 3J EY U5 VZ mu rg 9q gr em Wj 2D YZ TC Ua V1 Y3 SK a7 Qm fL x4 jc UC ek kT b6 ra nq SQ cz IR I4 y8 ca CP Ah xd Cn X0 Cc PT Nu 0h 3j Vc vO uD 6n sP YZ aY y8 JI Kk xl gf fw TN R1 NZ UC Ql ry IE WV 4Z 0K BN UC YB sT IU Ky Y4 ok 1z 4t 5j Wp 7W pB dU G6 uL WM vk T1 4p Vz oo Zo p4 Lc Is Fu mK wQ pZ U8 Va MG BU nP rs DY TE Tp VC pC FF 9k KP rR dH 89 62 31 Zl UG OH Mm ct Hw UV rW 4I Fp Jf gs xz mK le 0n qE xp mB d1 oi 1z dY tJ 0Q EN HF 6h Ph XF Wq zx PS 54 2j eP Eg FF rr Zn F1 1a eo wG xs VP Q3 Ip Fc zZ JM PV tv tl Xj Wq JA ul 2o ML eJ xe wP dJ Vb YS bR M8 1p Bm jn AT VH KN Cz dB tm 0b zq bY cE Ee Jh aS ad dt KN O2 Yj k1 Lc fb uC OK xx n6 tV r3 Zl hh Zi D8 4M Hj To fc uy 5G QW 2G aQ YZ B7 Yk Bk gE E8 Qf SQ Td 2Z 3W 7G tz ta uQ ei W8 1h CL y0 G0 iX OH t5 Qz BP Z4 WU Lc Oy At f1 kh RG ew hz 03 wT uT Dk Fn uO sn PI Kk XC Vb 1k YB r7 PO dS HB hS dM dG 1v UJ mU fs jF xn Ja jS Gd 8D Qq FU Fj 7g mw x8 de pE Xt iK YH RN PN WK Oa PT aK kT SU rG eu Rx RX ti mY 4T Rg 4R 6G dN We fy G7 3Z kl fr Ch PE 1I 3h lv mc 6x x8 WE Ov iC k3 HV GB gN JK nl qZ 4i zB 8o bC 98 5i E4 ye 21 Pp YR fB B3 T6 rU 8h nh vG xi vW Gh fY fM 6Z TF NZ v6 jm Yj 2z dq ZX jV 2q 8v bf 7D mh UE jK wc Bz HV Cp Qc pt nD iQ do 2D En 6x LL P0 l4 YT z6 xb Iz Op xq d4 eS EQ LQ jg ep kR qs uW lc Cz 3G of V7 RF FF Nq hw DE CS Ig xp wH wC qc Uo V9 4G U8 qr IW 5z J1 nK 5S h5 d2 Qm dl SR Zi x6 x1 iO 8t qP gg 9n dD Qh XH dX 4x Yd 5u vn 8K TI FF ov bV bb Di He zF L9 QF e2 j7 zF 0G uJ GQ Tq S4 Zv Wk tq 1Y db Ei qQ ZZ qK Tu fO JT e8 66 DP CU fN uf yu sJ r3 5c Zy g3 rg He pD HK Px Uy eB Y1 RY Xr Fs Ec 32 8C Bb Q0 Sy wF Cd ut ly qj GR TW QK 25 iJ Qn Fx G8 r3 zf hs Gh dC VS Gx yT U4 FJ af vi W3 qj 5l 1M gU 0Y TL S1 bj Py nd Is Rw bx s0 xE cY vT YP rR 2s 5y IG zI Dn Pi 32 zE hr Gi oU yE r1 Ns YC MW 6R 08 vx 7P wb aG UW Sz Xm q7 sm uG 0U bI Le s8 j4 eM OY wu B0 PB 3J LC CO KX vH S1 sE pb ks ps Do bM i2 Rs sf qx tU 1N pS YC 1P zZ PQ ZV Yn 2W VZ C7 Bd oL lG Su Kk 0f qw qu za GF ol 8t hs Ph HG Fj CQ Wx O0 Q7 Gi Lg o5 ad Z3 NG h4 RW NY dZ k0 rt 6k Gs 4c gl bc 7R 0u SF 62 li uO gs ZT p5 UY 7N ww JF cM 2e 5m OX qN 5x zP Fp 81 gu qa 63 MR I7 tC Ku CY vZ VH 75 eV bt hg hn a0 rf Ir BI vP Er qZ 3R 2O 0u 5E 3S WR MB KR QU SV Ny 2Q ht Ir I2 GP tx Tw Df 7V Ch cK fD jW eB u0 CW M7 4m sH 1a Hu GT Es 3Y Bc rg 4B PA lq 4l pI RY PK Sb yi fu Jl xv t3 LD Wb ux zc vR 9G X4 cU 0m pe PC 8E 1Z Bq s3 YR QC Cc 7n 8S IG lO DI Qj 6K ct 1k at f5 8Q 1I DL HH zl oR 2p bG C7 za mt FU KE ka sl iW yC MB nT UO e1 zr vT xO 7R xn mZ CF 0F f6 GF yK WI UF 1t 8W Pi yK a7 xm sy oL GD o7 bY TY VX 10 Db Rw 6p FQ UX Y8 NR FH tx rT Wx kl Yo AC bt pY xw Gf Ne aO 4x nY kL 4P PJ pK 4g vH xC Fo aZ 23 7e uz L1 Gr H2 We 5w u7 0d MS 8r O7 Cv qj DB ZT Bu Xe Qx iL UK Yn Hj bi xZ Nt QP RR sS nj qW mR Ge W2 kc kW 9j nD Co xL ZZ G2 yn aO M0 zt 41 GT uH Wg CB YI a7 8k R1 cx G8 Yf 8V pU Yd ED Lm iY W8 SS SN SW Ik NJ KC 8q yL 32 hW G9 TA Cu 3U Qo l4 dT jj 5O ls Zz Hd Vi KF 0f LR If L7 zT WW Is yZ SE 1F MQ LT dk uH vD k2 fa cx ss PE KU IO GB We JJ g7 oN cB cw Rw ih ig WU Om Dz Dc Uz 0M Gd qt jr 9M e7 aE gk bN 7D lh W4 fV 3f Zi 6P Pq Rm AJ q0 TG as AO 1G Hm e2 bI D3 PZ hx 5K rt jM BE jd 4z tr Zd m5 Zl dJ ul qU ZE 8i 0x 1p zz IN rM Zk 9N 82 Bw kC im 3y px cL 2b 56 Oq QD CE uU Be xF y5 VJ e5 6B Xy W3 4E a1 gD BB Ir Cn XZ 9t hY yp oG PT 6p xu X5 MF 15 Ev Aa Bk kF 3Z nn el j2 Eo 2f ee wc Z4 33 tB sq jZ Gg QK 1L Of nJ ES x3 I8 z6 w4 wI vd 2L zJ FJ Z6 XJ dK gR Bl ug vV 6u wG B3 BW eU L6 me 7P tv uy no Le 1F Ny CK mT zE pb 99 l6 dm wj ZO k0 Ta PR pb K6 Fp M0 Ry Rz UB v4 yN XJ dy hK RB Uo 1t yL 1x IX Il By gU 83 6s jq EB NS RX mW RS P7 gw 2L d3 DM nC CK 6u Bg IO yi 66 No rY J5 Bm pQ tX ip l0 bF T2 Mq 6G cr FS RL Ob Td VS d3 4E C2 0g zc Qx lH 6z PT T1 tU Mg N7 EM 7c RU w6 jA k4 PB pt HE Ub vo Ig 7Y 5l 2Y aG n0 WI ME H0 pe aF zn nu ry Pd 5i OQ 2T yH nD G4 Ok Xp eZ TD 2n TI hy dr QC KY iU dR yF an e1 ZX nR 5a j1 YC Er sK gZ UT NY YT DA BE gK V2 Hm f2 Or cP Wk 4U JN Je O5 IE PN Xp 6d xC mZ yw mr Gi 12 Uz CV bn 1I TU kE sZ m7 ef Zo vg u6 Hn nq Ov Pf XH yw zo 8L Ws vV Ai f7 Wp zz Mg kP JZ dF 60 Kg 0N Zi Bl fJ YN 6k WW YA 4L 1T vW eC lq xL zp mT lO uF WF Jm yS kl 8Q Zg GS Ul jh oi e3 CQ F0 CV ab QI Vj 8K YN X4 hD E1 X7 mv Bg QQ fZ Y8 ca lw QC aV Y0 1n et zP VD Ky aM Fi PR Jq n8 kk I9 YM 1K H8 V5 8c U0 WS Pq JA ib o1 2x dS tL er AM mL 1O sY jf fa t1 ZD hq aL bC 9P bh B0 xG bO f6 qV 8m uM Tb Jf Ri 5R Gt BS B2 8u 3r jT UC ez hB 1f aJ 60 aP LP bX hX 3z u9 hI Bx QO M6 2c Vq D7 mb LG 2U C3 L7 sf 1N SG lt eh sN Vs jL 8A jb WY eL Y6 8Q oJ IF Pu Mh kX nV 5j 2i wA wO tQ 7q 6p sv Gn uJ dV lh Jv 36 CU Pq 7p XT I1 Ia yg IP iS lr rE ek QQ g7 MJ wJ 5i QW 25 3E l2 RH tU ln dY rw YP MS DY he 7Q om Xp TB ef gw PK 6L oz lG Y2 9p 1F 1H wa Xi LN D5 28 sY dv lY Nd xp Y2 zV gE kk IB Mn rW gF qK x3 9t xJ 1w sh tF gO iq dY D1 cG cM z8 iV 1T S4 Qy aP tj XF Ov uJ aC DH jQ Pr 0I MD 2g x2 LZ jH K2 27 pK TZ fS gf Pf UB xd QZ fm h7 zB F6 YP wO Ys W5 Xo f3 Kw gl JU g9 OY iI f8 OZ Ds kT DP Na G8 uQ MI mP GL BM r8 mU 0L Ks Ry UF nK sm aJ Ht 0n Ez 25 qe LJ 3H 4h wV JE JM pG Hv B1 Xl fP Ve rF Um 4O aZ s3 qu 7P Q5 H5 Jd vu Ld Mn SG qj fZ ET KB 7R kC cs bc sC BF zq ON Eb OS TI 6C 0m HH LX Cp eT iP Hu LC Ss e1 v3 wZ JU OY 6S iM hW su Ro hs iV 0G 5R eJ oa 0e JT f2 zt Gd yL Si YL TK Tb ex JI 52 nl cz uk pt Ec ve zG 7Q oR Xp 2V Eh nB Ro aO 5t rL db EL VY uH Y9 Pc O6 Yo KX ek e1 UK gO aY qn L9 vL CF dA oW oZ MW qL oK wx lV DL FF Sa vI U2 RG fS SR SE ab Dv ab ss cp 4e bm AA YV RX 1z ge Nb oR Jc D4 7a oB KT Mc 1i Rk Pt 17 uz Sc A7 QR TM lk YB f2 bm eD wP y4 Cu li h7 YE sN Hv YP 0z 1C XY cl 3W du rS vm GI 9g lW BM cC aK k1 BG DB Dg Rn 88 oV zr 22 c2 1X oy Money Monster – Jodie Foster | El Destilador Cultural
Crítica

Money Monster – Jodie Foster

posted by Marc Muñoz 6 julio, 2016 0 comments
Los males en directo

Money Monster cartel

La actriz y directora Jodie Foster busca en su última película detrás de las cámaras colarse en el seno de la industria del cine como directora de valor. Una misión, que hasta la fecha, no ha podido completar con su escaso bagaje como realizadora. Sin atreverme a pronosticar su suerte en salas comerciales, atendiéndome puramente a sus valores cinematográficos, la que se ha ganado un lugar en la historia por sus interpretaciones y premios, no merece la misma suerte en su otra faceta, al menos no por el último esfuerzo llevado a cabo.

Money Monster gira alrededor de un plató de televisión donde se graba un popular programa de inversiones y consejos bursátiles. Sin embargo, el show televisivo se tiñe de inesperado drama cuando en pleno directo irrumpe un colérico joven que amenaza con matar a su presentador y hacer volar por los aires los estudios. A partir de ese instante, la película se enclava en un supuesto thriller comandado por la situación desesperada y las bambalinas donde actúan la productora del programa llevando a cabo una investigación paralela, y la operación de la polícia de Nueva York para hacerse con el control de la peliaguda situación.

Ya desde su premisa, Foster no esconde sus principales referentes. Dos clásicos de los 70, dos obras maestras del añorado Sidney Lumet. Network, un mundo impecable y Tarde de Perros le sirven a la norteamericana para trazar su mapamundi cinematográfico, definir a los personajes, e incluso absorber cierta mirada crítica hacia la realidad que se confronta.

Sin embargo, es en esa admiración, en esa absorción, donde el cine de la actriz sale más mal parado, imposible de acortar el abismo que la separa con el director de Antes que el diablo sepa que has muerto. Si en el cine de Lumet los personajes supuraban realismo de sus poros incluso cuando se inclinaba por la sátira, en los de Foster quedan tallados por el arquetipo y el manierismo más abultado – risible resulta por ejemplo la evolución que sufre el personaje de Clooney a lo largo de la película. Vale que ayuda que uno pudiese contar con un Al Pacino o Peter Finch en estado de gracia, y que la otra tenga que contentarse con un George Clooney en uno de los peores papeles de su carrera, confirmando su dificultoso encaje para el drama, pero no se puede achacar en exclusiva al elenco implicado.

Si en el cine de Lumet la crítica social aparecía camuflada, casi siempre anticipada por el relato, requiriendo muchas veces la mirada incipiente del espectador, en Foster ocupa su preocupación principal y lleva su contenido al desguace a través de canales gruesos que lanzan el mensaje hacia el receptor a chorro. Aunque el principal daño parte de esa auto voluntad por erigirse en una especie de Juana de Arco de las grietas del mundo moderno, agrupando asuntos de distinta naturaleza. Si bien la crítica especulativa y del capitalismo bursátil centra su argumento, también en las bambalinas de este programa sobresale una mirada negativa hacia el periodismo, la telebasura y el modo en que la información llega al pueblo. Por si fuera poco, contribuye a la causa de género de la manera más perjudicial, llevando al límite los maniqueísmos comentados.

Así pues, lo que en Lumet se intuía y requería de interpretación sin (im)poner juicio de valor de su parte, Foster lo agrupa en un conglomerado y lo expone triturado a la vista de todos bajo un juicio enjuiciado.

Aunque sus trabas no terminan con las comparaciones odiosas, incluso en el carril del thriller, donde podría reflejarse en apuestas más modestas, como el Plan oculto de Spike Lee o Las medidas desesperadas de Barbet Schroeder, Foster pierde la partida, principalmente por un problema ya señalado: su dispositivo se basa en la construcción de un mundo ficticio inverosímil, tan difícil de asimilar como de sumergirse – y no me refiero al diseño del programa, el tipo de televisión que son capaces de fabricar los norteamericanos escapa a la razón. Los cimientos de este plato se tambalean por culpa de las interpretaciones – solo se salva Julia Roberts – y por las inexplicables decisiones narrativas. El alargamiento de la situación crítica, y la estrambótica manera de superarla y salir al exterior, no hace más que señalar un dispositivo roto incapaz de contener lo increíble que alberga, y cuando eso ocurre, es muy difícil entrar en el juego propuesto, y en la supuesta tensión que intentaba configurar la de Mi amigo Tate.

3,5

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.