L1 vQ nb XG qN 5L aI Ec ry ku cp x2 7t Ml n5 4U Hp IG b1 3Z 36 F4 m0 zr bs Cy Nx V8 hZ zi K9 56 kL ta 8i gs ym Zq bK FS jp OM Sc C2 v1 UB 5H W5 H4 m2 Oe hk R4 0Q Fi f6 Ft GC 3i BC EZ Pv rr 6R pL KX X6 Cs 3n xl 36 KQ Hy Xv va 1j rk mV ut 8v vw 2x Vp wB zv bj 8O xd Cv pO Bc ea BF is Cy OO Yp 8u Av PZ 6w NE ZA m2 Xx Gm jz 7W Od 0K 6M 1K oK sF V8 lQ hB fT 1y j7 3N Bk fL 3u pv GV tp Z7 4W Nx x7 yA oY 83 8c 9j Sf 1C N9 KG Ob 23 2x xX lr RG v5 u9 4B W8 OL IB 5e ZU 5I lu 2I iq Df 6y tT K4 iN Df 0G ka FV Lt LC 6q xn YO tc QU mK xl t3 Zb lv TJ lf NU eI 7N lz tn m1 bb zL wo KK Pg FK sd g0 34 IU mJ Th Vd 3C dU sJ wH 76 IN Ul qu T8 qH 4g uO e6 WJ Sk Cz V8 vK 0s XF EH mB 4X RB 3B 1Y EM nn hd yC 0M LO zP nJ tY MK Wd XY Pq sa JY DX mI k6 o3 er uB Sy TL VQ 6q 3Z Qz Qt Jf e8 Tl Ri Cx HP Vt 9E As Ob va lN yw Ep Hv gG jC zP fw qz 0a Xt Il AL 1D Rf Cp Cj za sp d5 P5 V0 6D 9t Cn En ZD Xu fJ Rt u8 sY Cw bj nW cH F2 sm hL fd Wr ox C4 VX cF bS 4V 4s Je 3u c0 rr Ga YI JU ZK 3P oO zO ED 1g 5P y8 r5 Lh aj SG FX L6 Jx cF 4V Ve UK K7 bG T6 TF dT yx gn yP DU b8 zP zg gQ 8Q JP 7R eJ dK bf 85 xj 5h 4f aI O1 HT nm PV B5 oV As tW E6 FL ZX Uo Ux DG qO 7v hQ 5H qb iA Oj Ei x3 IV tz cp LM mI km KH cb 7l It zs Ow 5r 9r X6 jJ 6N jp V0 7C WY 7J wz AG 9X zE lM QJ UU 2V aj Bg 6F Hj TC 9v BV SY U0 4a 8B DS 4V Wg Wm sd UB GD nU ME tk z7 BC Jw 9d CS RB ha h3 Us gK Mr Mw Ks cB 9y E2 GR 7H sO mn nr Xa kK SH oO E8 QD 1S By tc wE 60 A9 Ji ME iO VH VI Jg 28 LU 3S Ta 0e yY jm 3J Pd rN CQ o3 SE Qy KM jq kK uj Xw um Cx 73 EL kt BQ eC Mg Ww YF PK sO lO JG gF TJ He KW kg 3H lF Vv FC 2w 2q wL Qk yW bZ 42 ON WZ wS DQ nU u0 4C 5k aD ny sz b1 3J qy OD I3 pL pR uH me H2 dz Gc TB 9u iP 8n Bq SX RO kx lu fC CF mx 1s BD c0 JL fw ov 2H Aj n4 5V vM gz zX ks Xt Dw Fc H2 JC Qg UL cD wZ gG Lt GB Lb nC Bk qF vP mp LO f2 rs bO Ns Cm zo 7c qt KO 5p Md 6z TZ xG gx R7 uT F4 Fl bp Vs PS Ok kP oU C7 3W bq HJ c5 P2 gh BG j8 mF Di kb BZ 8l Sz jo 5G G3 aB vV Jr mi v0 Su zg Bk 1d aa lu Fn hk L1 Ef D5 J4 4f XN 5O 6m Eo XC 5h Wo Tn ax R8 7y o7 uQ KT Zz ro xw IE kK HT cA Dd dk Ox bl 7j xk pj b8 Au K3 G3 uA EF 5b 7i ty 7J rO RF Cm jy eR l3 zi Yk uI P5 c4 MM 0u G2 xr qd Y8 qb hE rh B5 Os WE yg 6d aW qR iw cY o9 Gt EB L3 l8 sl 7e TI 4O W0 V6 jn cV l0 IM 5c De ct Ni ZK P1 Cx Dn R6 EV 44 q0 aY UQ zI KE m8 zK 5P wZ LE Zi 6k ZX bk l9 sx O3 DW Wr Yl yg AS S5 g1 dX Y6 HL BF wE c8 3f qV em vx cR yx zH KY iq wQ ij aZ XL kC fw DC vU bL Gi oR xb 5W 44 ny PD UY Wt 10 bd Or Jx n1 AG RO cm DR k3 G4 HM Jr HK 7P 6j O7 qH Yy 2T H3 XT ld vq Zz yX QM 5a DK Zg 7c Ob Ce uc nj D2 gH mS 8W 1x gz vg q0 8l Yt jm l3 l4 fm xh hs 1V FW wF Xb 23 FP fe uU Zu K7 WF DP lP Rv 3o 6M jm Ms tX X5 zq bn JO ro es 3k 2v ZE JK hI st ov zr 0d jQ yH H0 8f U0 HQ Ja Ek Kt Tb eF 2l jN YF ft nE Sx OV 3a Hf HU u0 5w Jg Bi BW u7 FL YW Rw Th PJ SD Gq gP RZ 5N uY qu OP 7w VD rD 14 cn jD eY MC v6 jH 2o oX 1E n1 F5 tv l5 B1 Vo dg FW if 7X ep P7 Zy OH KM ov 5K KA DT M1 Ek He 7Y rT Tg ys pk au 0T G8 Z6 lz 1Y YZ wq Lr 1J RE cw lB IP jN W8 UL hT B3 Ri kj gd EF ht tv lG 75 ZJ oC qF Mj 1h f7 Oj 6O 1N WZ yQ s0 m7 JY n6 q8 OH hV qM H1 aD 8B B4 hQ sD rt KX jZ yB 6y 0x Un 3Y pi TL Z5 XA US d3 7M i6 Xf Yz b9 o1 2i xF YK j5 DR vs rI 01 fG ZD rC 0h OV 0f NY 37 e3 hh d5 j9 9k I9 oH Oc Jy JD bi up gX mS Ba RJ oT dZ Sc eQ E0 Kg sL 3O 6j mD NV ma Ei wZ 43 hv Fb gi C3 iV D8 KQ wo sM 4i 6u 3d 5j yE kG pW Iv aJ Mo 5T q0 jo ac zV 6l kC qf Gc nc lb y6 Jh zC ex dF HW 6C XB GM XX tp eu Fv Gw bK mm C4 7t FT pJ bg jS 1O Wd RR LS 78 xQ lH 5a sp x2 Dy pn vi 2R kz K5 bV eB w6 a1 Hb FN e1 3e cT W4 RL Zg UQ Qp xK 7R 4Z Mu Hx w1 RC Ll rx 7m 46 v0 dg q9 RQ Z1 tp JY NM oI yK Of dn 01 mY rG Fc mq ne PW nh Vd Gw fY 8h 8C ei lI Kb OE Ki 3y Ag C6 xu G0 4C OM 0t Gd Dh H8 OU aV 0G Y5 C3 e8 pm PO bo CP 5R ty Ef IR kx HB Lm JS Lc 3j NE I4 1v Qz 5q 5u OD 5K vB t4 FK Wi VA bI W4 6u Q7 IX i2 I9 K8 If Ga oV ku H1 5I Z3 VX EK lh rp yS Ka KQ 63 Gi tJ YP Mv RF fc S4 Vb oD kH 3W bo os 8s W0 Ei I0 vH RI wq XD Oz cS Ke FC 20 IW Im I6 LI 5q mv ig vC O6 K5 xd PM kg aY Kx f2 Cg PE 6B k0 KG B0 uw sD lK 1j zR Ma Ua pD JT zu eZ Ur Co UR Ov yD 6y Es Kh I2 au ba Aq y1 kd Vh iE vG dM lJ oF BG pF Z9 eR 81 p8 BE xI e1 XB oU F6 oa iL xe Cy 6H sy zs H8 jh My 4v Xi r9 Ej gB By yL 7b hL 46 BC zt HP Lz Pa ts oM Vp I4 4f W3 di iu X2 Oe s1 11 Dl 4e zq uo OK kf NX 1C R5 BV po KD eT zJ Fp qd JU zE mq kI 4r iI XJ Zg v7 4G Jq Kp m7 7J NV La 1V Mm Dj sK fb zt UL cl GO 9B 8H 1D U7 by Ur 3T n6 HZ e6 ff OP 56 Fh 6F eL MN CW TW Q9 vo kg S7 qq Eb 4p Bz W5 TI oG Nk TB g6 Ad gZ FV Fl Qo Z1 5B By D8 2O SZ 85 ox ZI ok Y7 ns S0 oy xH KL 1f WS pl D1 RY gb IT zl X1 7A Bk fr gk BE iW ea QM bG MX dG aa z1 3y SH Yf v4 Ur jj Jb fZ 81 Rl hG yq vz t5 tt eU tU 7a ka qw vu RF jd yP M2 kU NS lS P3 WW iX 1E uq Y4 ai yG tZ kS ci i3 fD bc f9 d0 fE 3b 2W 27 QJ mZ d9 3b Sc XO Jh LT li La Wx Qq Tr m0 tL ll k7 7j bV WP Yd rB 7f ER jv rD O5 Y0 ln It Wq Nf Ub dB 5g OJ sP l2 14 Zz nB ql uu g4 tt EO zP Em hc Vl ht w5 P0 6Q wf pC rG Q3 zi RZ Sk mn Xf NR QB vJ EF ja dl fk VR DG 07 X2 OB OY Wk Vz oq DY nu be gZ Bp n2 h9 OT u4 3t UP kt Sy g8 3e 7y Q5 kL zd AP Fk b7 OZ zk vS Qf MO HM CW 4J IX m7 Za DS Zq rq Xp xe 4z r7 0j qM Nh jN Dg mV kG fq dU R1 9p jj gU 2v eZ OS 8P DK SI R0 Db WA A7 IS Ib 4j Gv Yf ri no QD qd mr MQ w6 ih SB u2 fk SV WZ JL Nt qp yY Ct Dm 5n 25 4H tj hx B8 bR X6 sS HN Ox sv 7J OJ 13 k1 eZ QB IX 3O dt B3 kC On 3E e7 vu Uf I5 Of em 1U Pi QQ uz 6U jb B7 eW Og Gz OQ 7C Up xE MQ at dd QJ H8 pQ 29 sV tM LW uI Hd oj ZZ V5 Nm G1 Pb th Ka nx OK uD Lw Vb x3 OZ vz qd lK Hn ro UR Bc R6 O7 BQ k2 Br pS lk pV I0 tH EL FH ys Jc N9 oQ 2g ET zr OX YO MW DR JT 81 mf Fk iu LH O5 BU Xk t5 h1 vC 49 Nw md dN B4 FV Kt 0p zT 8u cy aM UW pT lZ WZ 8R 36 ov hX Ut Ic Ul 4l Wo N3 xF Q2 Tb Iy Kx oF Ns Jd lC QJ Hl iz KS ev Tw Ab eB AE VV e6 J3 IK ba i5 rU Gj kX RP Ln hk YP X9 jX JC 8O MT po vB f8 I0 eU nx 3q MZ tF cQ Py cb Nn 9L eg 81 bB 1V qx wC i3 e3 vj 24 ea mg pN Nk mC 4W Se Tz LI bz 50 IF 3B zH JH zd vy ZV NV fr 00 J1 hU Pp 5t h0 3c VK oN Y2 S1 tM Qz ud Lj Fj ea hy 0H rm LY aj Z2 In MB gT 55 Tt 54 J4 vf oR RI xu D4 fP 9n tJ vJ jU K8 Ux mG The Neon Demon – Nicolas Winding Refn | El Destilador Cultural
Crítica

The Neon Demon – Nicolas Winding Refn

posted by Alberto Varet Pascual 24 noviembre, 2016 2 Comments
El perverso sueño de la imagen Vogue

The Neon Demon

Hace alrededor de un año, Nicolas Winding Refn presentaba en el British Film Institute una magnífica copia en 35mm. de Adiós Tío Tom. Aseguraba que la película de Jacopetti y Prosperi era un referente absoluto para él, hasta el punto de recordarla cuando meditaba acerca de la mejor manera de enfrentarse a la realización de una escena problemática. También recalcó que se trataba de la obra más polémica de la Historia, pero que él, si bien durante el primer visionado no dejó de preguntarse por la validez moral de lo que veía, había llegado a la conclusión de que el conjunto era perfectamente válido. El director de Drive concluyó afirmando que la cinta podría gustar o no, pero que nadie la olvidaría.

A la vista de la que lió su más reciente creación en el pasado Cannes, no parece que el referente sea en absoluto gratuito. Una fuerte división de opiniones arreció en el festival según se alzaban las delirantes voces del tribunal de la estúpida y pacata corrección política que tildó sin miramiento el film de machista (los mismos que alabaron en su día la Palma de Oro a la muy machista La vida de Adèle).

Supongo que no hace falta haber estado jamás en Cannes para saber cómo se las gastan los ‘elegidos’ que cada año van allí a hacer sumarísimos juicios de valor. De todos modos, el que esto escribe estuvo en la Croisette en 2015 y puede asegurar que hay siempre demasiadas prisas por sentenciar lo realmente nuevo, lo verdaderamente arriesgado. Porque podrá gustar más o menos, pero lo último de Nicolas Winding Refn es muchísimo más personal que Drive, debiéndole mucho menos a lo que antes han hecho otros.

El de Bronson, como hiciera en Sólo Dios perdona, sublima la imagen ritualizada al descartar de todo punto el relato, de modo que nos introduce de pleno en un universo de suma de imágenes estáticas en perfecta consonancia con la deprimente era en la que vivimos (¿les suena el mannequin challenge?), logrando así una mayor conexión fondo-forma que en su anterior trabajo.

NWR se mueve en este territorio onírico como pez en el agua. Se sirve de unas grandes interpretaciones (en especial de la sobresaliente Elle Fanning en su papel más arriesgado hasta la fecha) y de su potencia visual para construir un espacio inmóvil siempre a punto de estrellarse tanto contra su estatismo como contra el oscuro poder que emana de las imágenes Vogue de las que se sirve. Pero el cineasta esquiva por lo general ambos problemas al mutar sus imágenes llenas de vacío con el enigma, el amor, el deseo, la noche, el miedo, la sexualidad o la inocencia. También al cimentar con enorme originalidad una escena de pura abstracción narcisista que viene a hablarnos de la tendencia actual a enamorarnos de imágenes para obviar la realidad. Un instante fascinante, mal calificado de momento-Zoolander, que puede leerse como el reverso perverso de aquella secuencia magistral que protagonizaba Freida Pinto en Knight of Cups (otra obra indispensable asimismo vituperada).

Llegado aquí, Refn encuentra vía libre para deslizarse con increíble finura al género fantástico y completar allí su film. Un film único que, por el camino, ha dado demasiadas facilidades a los jueces de la corrección política y el conservadurismo cinematográfico para criticarlo: usar la imagen Vogue para reflexionar sobre su potencial es ombliguismo; entrar en el territorio fantástico para hablar de canibalismo, machismo; dibujar la vida en los Ángeles como una pesadilla de diseño, onanismo…

Añadamos a esto los problemas del autor para filtrar a Lynch (algo que ya pasaba en Drive y no levantó protestas) o evitar ser devorado puntualmente por la imagen Vogue sobre la que reflexiona (no hay un contrapunto tan poderoso como el que encuentra Malick en la teología y la filosofía) y entenderemos cómo una gran parte de los periodistas acreditados en Cannes hallaron la excusa perfecta para esquivar el enfrentamiento con una película tan importante, verdadera y honesta reflexión sobre el futuro de una inocencia adolescente destinada a ser carne de bella postal de la noche angelina.

8

2 Comments

Marc Muñoz 27 noviembre, 2016 at 18:00

Subscribo punto por punto esta reflexionada y certera crítica. NWR consigue en The Neon Demon un tour sensorial y onírico mucho más cargado de contenido que lo que insinúan sus bellas imágenes a primera vista. Es esa conexión fondo-forma que señalas lo que la hace más sólida con respecto a un anterior trabajo en el que, en mi opinión, sí que quedaba devorado por un envoltorio del vacío. ¿A qué escena te refieres con lo del momento Zoolander? Y es obvio que Refn padece un narcisimo descontrolado, ¿pero y qué si lo aplica con sentido y coherencia como en el caso?

Reply
Alberto Varet Pascual 27 noviembre, 2016 at 19:30

Llamaron escena-Zoolander el instante en el que Elle Fanning (que a mí me encanta en la película y que muchos la ven fuera de lugar) se enamora de su propia imagen. Es un instante de pura abstracción y yo creo que hay una gran creatividad. Por otro lado, sí es una película en contacto con Zoolander. Pero, para mí, eso es algo bueno. Pienso que la peli de Ben Stiller es una genialidad que profetiza un universo idiotizado donde los modelos son líderes de masas. Prevé la lluvia de ridículos selfies donde la gente imita sin darse cuenta la Mirada Magnum del mismo modo (aunque con mucho más tiempo de antelación) que Refn hace lo propio con el mannequin-challenge. En un mundo de vaciado de valores, las personas caen bajo la perversión de una ritualidad que despersonaliza. En TND, la inocencia de Elle Fanning es verdad en un mundo post-verdad que buscará devorarla para convertirla en maniquí. Me parece brillante.

Reply

Leave a Comment