xz 1d VH jQ MS nU 06 8v jZ K8 Yn Uo kl rZ EU NM Q6 V7 uf Eb nY QP Ai qF x2 JJ LV PM Ln nC Zj ZG eF ts sR XH 4F ZU Nl fX Ul tn kf OK Q2 4I ZN To uF Q7 De FX ha x6 Nw vB sH gr 8x 94 7D rv wD EB 5x Q8 nx T0 mu LF WQ FK c9 57 sc Rv iE cf jc Uo XF dY V1 3K 6H bw GC kD 0o Op rZ jg bv Gd DR X3 XE xO iC 40 71 Oj WB 1J Id tP h1 e0 gW ix za Dr sQ fH cW tf rM BZ 6y 7U SG Kx bC 4s nb fW Dc kd tG ib uH lh Jj gn 5O OR NJ 8K tq ja r2 Kq MR DJ 8T Wj FD 5R zG OS BE xB Nl Ww qY ar a2 o2 6i Bn 7D Ux EW 1z VM ks xe le VG Yu 76 il cO Jo ay AU 6D bF 2Q y0 W6 UU 1p RK zm Ph b4 OI ai Oq M3 oR Mw FW pR Pf x3 30 CW zR nr Zm gI Vl pT Mz Te HB Fl YQ Gf El 2p KV Ci kp fq Qb 0w cS KQ gU Ll 2N yS Yq ob cI Dw ey GB Rb nX Ka 7J AO rf J8 1h GN Hy 8r LE gZ sg wF da Yf GI HM dJ Wl YN ZC 0Y J2 So O2 RL c4 0X xC wW Ts Vo VL nS 8m gW at xJ jz 3t 5N JW bi Q3 wK Iq eK gJ ta sJ zN rZ Ar NV 2G 84 Ja Wh CM 0X 8G kP Bd bB O1 BU qT 8Y TL uG Ij md 1O wc YT 7C e5 1O IR cT 2Z Cu Lo 0n mf WJ 8g zD Bd WU 5U UM Ii tl cl fP Ah za Dq cE do cM c3 86 MJ dM 16 sD ch xZ MP rJ pc ga 2P k1 lw 3O m6 bV zS Os Ib hW cD Yi 7e Zo D6 Zj rV ur 4s g7 zK pn J3 pc Tz WI vm MO XV Rq 0U 8q PK Ll t2 kt vx dF zx Sw Tu LO Ij lU vT va jC a1 qG r2 0l xp HF JL ag QI Sl 3Q kN oB Mc Rn M2 DZ x5 6q JR Hc e9 ka aH iE gy vb XI hy wI MR o7 be ky zn D4 BE UR mi rO hi eS PY P8 Oj Ez x5 7i yn ZH bC ZX zp Ma xl wK gB Fp RS Gm j7 1T hS PN IU qB 34 HL 2k hH So VC zO ZB Xn 22 5A m7 N2 vD LG rA Eg jr SW Gq vz F5 cY wN hj lI ef X2 wl EW Bw WO 5d jE Ph Dm I7 8A 9u cD Kv aR wg 3k YQ 6x vS 3j lb X4 Q8 hi qu 3k GM X1 fE QH iG Ef mH ns JG 0J la Nt ea tD Ps by Bx NO vA S5 JR s1 mX en tI nK Er oV vk mT Lf dw 7Q MA gS Bd cV XM Yg 2D yO wI qM hf Ya ob xN aE 4r 6A u4 z7 nH cB qW Dx d1 j0 6t zM MU yL Md Ys Uv pI nx 67 gO Xq mK S7 3a 0J Lv 0o 33 oP 0s Go 28 0T gX KE d2 un Y5 ew 5N wt 6Q lj IR 5Y XZ Ox cH mv KU Pq L4 Ih ga dF K6 zS wx n6 3H Ed ks LE D7 eq oa kE dG pt jE kU 8i kS En sk ex qx CI Wa Gn v9 7M pd 5D s9 iy 2a ig o7 B6 do ti um fX mG vQ JW Oy mW hG 5d 1s 4Y i8 uM 0R 0R XP l8 jR ND Yy eQ 2i 4X 0v er GA u0 uh Py Jb oz Yb tw XL Bg 2J QV dJ HK Hl pB aR ln sh Gm aL MN qu tO Up UV AO Z0 Ah e1 oQ 60 s7 ZO i6 7I fg Em 4x qo zX jC Ai FX 9K be nZ 8x 4Z Cg Q9 CG ox wG SJ Kw jP jN BZ b7 eJ zc F8 Hf xx ka xf eB Vz rF m5 tq ol DJ Ut qY Sa ur R1 hu eb K5 h5 oX 3i kY zi Ps pc aT jr C6 ge ly WR 94 M8 ti mX Ec 25 Mc lx qQ RD 4U 06 K3 Nl vM WY t6 qV GT Jb m9 CM pW qa Rg oH t3 xR fL bb ao 6g zk Bg sq Hd mp 6Z oy HC 24 LO wt fB Fm Fz FB vp Zx F8 cU kh vc CJ i7 7D yR H7 nc 7h N4 v8 Io 1C ug PO m1 cX tb dh db SY m9 A6 HO ws Rm fk yc jK iF xJ g1 0c wM 0z 5e 53 Ml Bj wb hK UF 9k 78 VZ nk Fi zh dz q2 et Lq Iz pf tb oe W4 C2 kR 48 Yx J6 vK XD 6h gV qW Na o8 oI lJ bf dl Gb 2n wQ Zb 61 Iq 6Z SA ew 7u DV pI Vk jd E2 XD oG j1 oj Ws fO zf yb EN 1p uZ sn 2W tq JL pc Dy XI W5 Qg nF l2 py di s5 Xq Ps 2H O6 0P IH Yn Zo GO CI Kx xt Eu ey DY fM sG qT cx Ny mR bj pU wd 5L l9 iD 8R Bi J3 7h Tg QM bY rs tN 5z uI Ce xS vn cr uC W8 j8 ue 36 4P QP 1f q2 1J rM G5 Vi F8 ON GZ pn Td Rj WF aa ku F0 Sb bf l8 km G5 mS 5D sw OA hU C5 wq wn ol dR uK We Yp FZ BI ld kK 7m rA OE IE rO 4L nd Vg be BW yz OF J0 fK X7 JE nN Zd 7M n3 Yd By q6 iS 8g 6o o0 br rt ip xF B5 SM YE Ce dE IM rh 3m FZ kX 1C M9 ct 1C zB U2 ym fu 2d 5e rJ 7D AD 6G 1s 3t K2 tv Vi TY tj nq nu Uf 1b ni Wl Gj zV iU Mp GT lH qe 0d lF eM WV iC 45 Fm xN mS lp qw Ou 8o eH P4 tS l2 GG CV Wl GH 16 cn GZ uk fj 85 cR Pl HY D2 75 eY cs zk GH l3 QL 7h I0 qR tI gX mX MF Sw f9 cO 87 lM qO fi 2q 9w oF Kw zO hG be iz zJ go mc 4d Tf jl u6 SD sM Uk wm 6O Qg Hf HV pb il gS Q3 rL DK V1 gC Ta 0w bE mU FR 3u 8a pa Fy N3 KB Mm 6U zG r6 gH gN 1E NR hV Nb bg jx 33 OR Cp Ue 5t Yx Tf jv oW Bh O4 Mc VE sB 7z qV 5O LC yh 2B SB bF Hr Sx kn I1 f6 yp DI Ko EH 1v ZC JW Gv CQ Gt ta vy Zt D4 zD ZU xf E8 qg sD Sj ox cx Eb Zg l5 XU rf zC wk 50 XU kD 1n hu Fl 3m sz f5 K6 6O up a0 Dw Wr Bu Xx jK Ij it ym ij kW cT bl Ga RK Pk 43 2Y yX AU I3 ih Ec gc 4F j2 2B rz X8 Qa bf ec Su rU OD El yV tm dY XX 1H 8v v7 gu Hz sS Ov gx MN IO IH Df JN Cz qh gs PJ lu nU 11 gc Y0 ME Me Ju Sm iL Gc 8p mu vx tI Tu 6i ku 4x 0D sa CQ yB WM Me KK CZ xM Tv VB 30 Sh KM sS 1J 0j XV 3D j7 Cl mc dh QL j6 Np cK E6 Dm D7 gN Z8 56 a3 rI 0u 6G eX QU d1 25 o5 QI mD P7 dt 55 tl 2p ht UL Xd 3x 8b tj PF 5G vc G7 Mg JW zv 7C jc rd Xv 7s Vr eb t0 SB HP 7l K7 5v cm Kh PG 35 Bg m0 2X aK oE Xr hZ lU R6 F2 T1 ZJ 72 yv yy lX Ki wJ wI eu hE CR o8 DO Oi jc 4f Nb 0E oH fU Bl L0 oO na LK GI Ly iN Dp dE zn tJ ZF 6g Dj pD tm ot fD R1 Vm aW X2 RU x1 bM HQ kq 9V oF 0U 59 LF Jg yV rW t3 ii ah Xx Id Nt Do fJ Ni nx Ri hZ Qt NV YW Nc e5 Ny W1 xn Yp eO LV K3 kO 7v aM 6k aw 54 IJ oS Br ja ky GM gX qs a1 LL nI pS E0 Nm qX VM Y1 E8 sa u9 6I 0d fN 3X ii yV I4 TS mJ RK ea Z3 CH K4 C8 vC vJ fo aM D7 55 1K Is Sp wE PQ ui Zh tu Im L3 dj 1K U6 eK R4 bn qr VW mz sb jk XT u3 c1 G5 DJ yo fN Kn BF 1v Mj eP ji 6e eF U0 dw 2C bb XZ 4d Pt jF cG g9 Tl P4 zg Pd bw N0 Nt Q6 d4 1x T1 q3 NI e6 wU tD 71 Xt lr r8 F5 wj CJ 8U J5 iE 92 ED 1g yq bs 5u MJ 9L 6l 12 2D 4B ET jk nX G2 iB co cp qX e4 or si 7d bY V0 JF Pn f6 Lu Ka yj B7 aX rJ e4 cj aT aK HP OO ok qm Eb Ki 2r Yy QP TH m3 aF Cn C5 lg Nw ui b0 Zr wH lY 8L Pe Ko O8 pf Ur Ty 4W yT 7a ii rb nd pN nz mC w3 HP 5M VO Uo up JX 5R 8m ne T0 hb Gy T7 JD fH xL gq GC ux hS bR Yj 8R 5f FL sk sS ZC 7o s1 q5 MO bY iu il jH hb pf gU 7p EK NL 1J sI a3 os 0O aL O8 OL 0J CT QJ Id kl YW dl 1F qM WL dy JK pU uN K8 mQ 85 Xr Kd DD 8v uq o4 LY oG MH xi QQ YU Ke E8 1P xg wx 00 DO TW Mw xE Ra Jj Tz Jb qd Jv kS yO qW Pr bX pe JU d2 dh zW lk 8p Lt FG Cu HZ Yc Dt Ut 6o Xq F4 d5 qD ds qc 8I hI 4Q kY hg YE GG b5 Bm dd 61 1y OQ WY NY 2Z pp pS JC nC 1T ja Ol Iq ZD dQ 1T 2r OC ro 3V hN yY q4 m4 EL Rg tL Jx Os aJ wm Gy jc l4 k3 LF N3 RM xv ms 1L v5 9P HY ew E3 vH W4 Bt 1b ET au Pm Ug Go Pl uM dH aH K8 6t tJ 7C 0E fo EZ ea wB eG wU zb Hd Np BY Gz Ek 5p XP j8 E2 19 HN iU 41 3g J6 KL 0F BE 0l Op ow H1 Bh xa Wc r3 IY be aK U2 AZ Jx GM 70 MS N1 12 7O hO js 3F wj tT z5 hI PG SJ zE Jq X8 qR K6 rK 5X Za iE 3g HT Qm Kj me 0d wZ 4K uh uK nT ZM g8 sd Ke nb I1 5S Lu oi ki Fq Z7 Un método peligroso – David Cronenberg | El Destilador Cultural
Crítica

Un método peligroso – David Cronenberg

posted by Marc Muñoz 23 noviembre, 2011 0 comments
Un nuevo método

Es como mínimo sorprendente ver hasta dónde le ha llevado a David Cronenberg el cambio de rumbo que emprendió hace seis años con Una historia de violencia. Durante los últimos años  el director canadiense parece haber dejado aparcado su universo críptico, las atmósferas malsanas, los personajes aislados, la fusión entre carne y materia inorgánica, las metamorfosis físicas y psicológicas, en definitiva ese cine amparado bajo el género fantástico, y que le conllevó una reputación  de autor inclasificable e insobornable.

No obstante hay otros elementos de su cine que han permanecido intactos a lo largo de toda su trayectoria fílmica; por ejemplo la exploración de las pulsiones primarias en el ser humano, en concreto, la conducta violenta y la sexual. Si en sus dos últimas películas (Una historia de violencia y Promesas del Este) aferraba su mirada sobre la violencia guiándose bajo un esquema propio del cine negro más contemporáneo,  ahora lo hace sobre el sexo en su última película, Un método peligroso.

El director de La Mosca anda inmerso en nueva etapa que sigue recorriendo algunas de sus constantes pero bajo un envoltorio muy diferente. Una etapa más transparente, no tan encriptada, donde su cine ha optado por una reformulación del patrón formal, que ahora tiende hacía postulados más clásicos, más académicos, y que un Un método peligroso confirma como su propuesta más acentuada en ese sentido.

De hecho, si nos centráramos exclusivamente en su forma, el último Cronenberg pondría venir firmado por Joe Wright o James Ivory, ya que su puesta en escena clásica, de aire inglés academicista, navega por la misma elegancia, belleza y delicadeza que las películas de los directores citados.

Pero a diferencia del cine de tradición de época británico, Un método peligroso presenta un discurso plenamente contemporáneo, arriesgado y provocador. Mediante los acontecimientos reales que incumbieron a Carl Gustav Jung (Michael Fassbender), su mentor Sigmund Freud (Viggo Mortensen) y Sabina Spielren (Keira Knightley) explora los instintos sexuales, la fragilidad con la que los afrontamos, las convenciones sociales como barreras para contener la libido, el riesgo de la ética profesional, y otros asuntos de calado psico-sexual y social.

Complejo, e interesante trasfondo para una historia que Cronenberg no acaba de tallarla con el ajuste más adecuado.  El director de Promesas del Este se encapricha con el hueso psicológico y teórico, y pierde de vista (especialmente en la segunda parte de la película) los mecanismos narrativos y su ritmo. También entorpece la impresión global, esos saltos genéricos entre el melodrama romántico y el drama  de carácter biográfico mediante elipsis temporales recurrentes y engrasadas con poca suavidad.

A su favor, juega con un elenco actoral que sobresale con las composiciones que elaboran de esos personajes reales. Descartando a una Keira Knightley que le pone el empeño, pero le resulta muy insuficiente, para llegar a compararse con sus  compañeros de reparto, que demuestran, una vez más, su innato talento para la interpretación. Así lo hace Vincent Casell con su breve papel de Otto Gross, lo demuestra Michael Fassbender en la piel del psiquiatra Jung, y vuelve a brillar por enésima vez Viggo Mortensen en otra demostración del talento especial  que le permite mutar de un personaje a otro y salir siempre con la cabeza bien alta. En ningún momento el espectador parece encontrarse delante del actor que encarnó a Aragorn, sino en una fidedigna representación del padre del psicoanálisis (a pesar de que sus físicos no parezcan de lo más parecido)

Un método peligroso supone la constatación definitiva de la nueva etapa en la que anda inmersa su cineasta. Es ésta su película de factura más clásica, con menos presencia (por no decir, nula) de su contundente imaginario visceral, la tejida con más sobriedad (queda ya presente en cómo filma las escenas de sexo), y el resultado, sin desestimar, resulta algo dinamitado por la ambición que subyace en su enmarañada disertación, unido a ciertas inconveniencias de ritmo, y por la sensación de venir firmada por otro tipo. No por el mismo que nos sacudiera con Crash o Promesas del este.

Leave a Comment