CineCrítica

Distrito 9 – Neill Blomkamp

posted by Marc Muñoz 11 septiembre, 2009 7 Comments
En la periferia del cine alienígena

En Distrito 9 no se ven rascacielos derruyéndose, explosiones atronadoras, gente corriendo espavorida por las calles de Manhattan, ni alienígenas como los hayamos visto anteriormente. El único skyline que se destruye en la película de Neill Blomkamp es el compuesto por las conveciones de todas las películas de alienígenas invasores, y lo hace ya de entrada con su premisa argumental.

Hace veinte años, una nave alienígena se instaló de forma inesperada encima la ciudad sudafricana de Johannesburgo. Los humanos previeron lo peor ante el primer contacto con una especie no humana, no obstante los visitantes llegaron malheridos, en son de paz y fueron evacuados como refugiados al Distrito 9, un ghetto donde conviven con peligrosos narcotraficantes nigerianos.

Este contexto anormal dentro del género en que se enmarca es el que se explica a lo largo del primer tercio del filme en un estilo documental, dando protagonismo a muchas voces diferentes que hablan delante de la cámara sobre la situación de convivencia conflictiva creada con los alienígenas, y se construye a través de imágenes que reproducen el punto de vista de cámaras de seguridad, áreas, y domésticas, y editado como si estuviéramos presenciado un directo de la CNN. No obstante, el filme va dejando atrás la alegoría del Apartheid sudafricano en pos de la acción trepidante. Hasta que llegado cierto punto afloran elementos de las buddy movies, y con ello se diluye toda la chispa crítica y sarcástica para dotar de mayor profundidad al espectáculo, convirtiéndose, a su pesar, en un filme más clásico en su género de lo que se presagiaba de entrada.

A pesar de todo ello, Blomkamp articula su filme alrededor de un envoltorio formal muy inteligente, atractivo y original. El director acierta buscando en todo momento el máximo realismo con un estilo semidocumental, rodando de día, escarbando en las miserias de los guetos que conforman el distrito alienígena con una fotografía hiperreal, sirviéndose de unos efectos espaciales tan abrumadores como poco aparatosos (no captan toda la atención en pantalla). Además destaca su imaginario referencial para nutrirse a la hora de componer su mundo. En estas referencias que toma Blomkamp como inspiración se aprecian algunas que provienen del campo de los videojuegos, con títulos como Half-Life 2 y Halo como caras más visibles (recordemos que Blomkamp sonó para dirigir la adaptación al cine del popular Halo). 

Gracias a su cuidado aspecto formal, y a algunos virajes de guión (bastante utilizados) la película logra algo inaudito, como que el espectador simpatice y sienta lástima por las víctimas alienígenas, o incluso, por el propio mutante protagonista, que en sus primeros minutos, se presenta como un ser insufrible.

La sensación que te deja el debut de Blomkamp es complaciente, pero te llevas la extraña sensación de que con un guión un poco mejor hilado se podría haber sacado mucho más jugo a una idea muy potente. De todas formas, Distrito 9 supone un debut muy prometedor de un director al que habrá que seguir muy de cerca, y con cuya opera prima el espectador podrá disfrutar de un buen rato con sus dosis de acción, ciencia-ficción, y con uno que otro, componente social.

7


7 Comments

Sedain Gamarawé 11 septiembre, 2009 at 18:57

Tan solo por su ambición merece un 9. Sueño con un videojuego estilo CoD IV + CS basado en la peli. Esas armas aliens, esas 3 facciones tan diferenciadas lo piden a gritos.

Reply
Marc Muñoz 11 septiembre, 2009 at 19:43

Creo que compartimos sueño Sedain, a pesar de los lógicos temores de toda adaptación que se precie. Pero la verdad es que tendría mucha gracia un videojuego con las tres facciones y sus propias armas. Habría que infringir algún inconveniente a los alienígenas, porque de lo contrario arrasarian en todas las partidas. Y eso, precisamente, es algo que el filme no acaba de explicar: ¿Cómo consiguen reducir a los alienígenas con todo el potencial armamentístico que estos tienen?, ¿acaso si se lo proponen no ganarían a los humanos?.
Y sobre la nota puede que me haya quedado algo corto, pero esto es lo que suele ocurrir cuando uno va con las expectativas tan en lo alto, seguro que los que vayan sin saber nada de nada, la disfrutan más.

Reply
Sedain Gamarawé 11 septiembre, 2009 at 21:44

Hay muchos intereses económicos en poder tener esas armas, pero analizadas friamente, no hay para tanto. Quizas matan espectacularmente, pero tienen sus equivalentes humanas en lo que a destrucción se refiere.

Ademas supongo que los humanos tendran tanques, digo yo.

Pero tienes razón en que me hubiera gustado un Che alien liderando una revuelta contra os opresores humanos. Lo que no explica la peli tampoco es porqué el alien prota es tan listo y los demas tan tontos.

Reply
Distrito 9: campaña viral, el trailer, y un diamante en bruto llamado Neill Blomkamp | El Destilador Cultural 12 septiembre, 2009 at 14:28

[…] causado estragos en EEUU. La susodicha noticia hacía referencia a la película de ciencia-ficción Distrito 9 de Neil Blomkamp.  Según Dwight Caines (presidente de mercadotecnia de Sony), en las dos últimas […]

Reply
Para Sedain Gamarawé 22 septiembre, 2009 at 09:15

No creo que te hayas dado cuenta, pero los aliens tambien tienen varias razas dentro de su especie, hay los que tienen los tonos verdosos en su piel, como Chriss Johnson y su hijo, ellos son inteligentes y con capacidad tecnica, luego estan los que tienen tonos crema, como el amigo de Chriss que matan y el humano protagonista, cuando termina su transformacion, y estan los otros, los de tono muy oscuro, como los que apostaban en las peleas de insectos o le entregaban las armas a los nigerianos, quizas los verdosos eran los inteligentes, y los oscuros y los color crema eran los que les seguian en inteligencia, no se es solo una idea.

Reply
Half Life 2 « Turkana 24 septiembre, 2009 at 21:13

[…] es un juego de acción con intriga y un guión bien desarrollado que no se hace reiterativo porque alterna espacios muy cerrados con otros amplios y al aire libre, […]

Reply
Los 10 mejores videojuegos de la década | El Destilador Cultural 11 noviembre, 2009 at 08:00

[…] A día de hoy el juego de los vanagloriados Valve sigue siendo una muestra celestial de cómo debe ser el videojuego perfecto. Este shooter futurista nos metía de lleno en un mundo distópico, repleto de referencias orwellianas. La ambientación, la música, los efectos de sonido, el puntero en su época motor Source, su digna, aún a día de hoy, física (Havok), el diseño de personajes, de escenarios y armas (Gracias Gabe Newell por la palanca y la pistola gravitatoria que de tan comprometidas situaciones sacamos a Freeman), o simplemente, cualquier mínimo detalle que sobresale de esta gema, hacen de Half-Life 2 el título imprescindible de la década. Por alguna razón ha servido de inspiración a otras obras, incluso, en otras disciplinas. […]

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.