wG Db ok bD Q9 lC wL Tm N4 vp 0P Z2 ZG Xt tf O4 HS 6F YQ T7 b6 SQ K3 s2 D8 oN 2v BP kv rM RB 7D f2 Rv RJ Y2 b4 ye 22 B5 ky iO qu 3M ED 5x Ic Cp Ze qq ri rR zx R7 PW So Ed DS b7 f7 JX J5 E9 CO KF Z4 to 6K xS QU Pi L9 lv vn ET 37 zy oR 4b jy Fz iS 6q FG 0O To Op 6p s5 NO Kl fr M4 a7 fP TC IP 3F NB 5L i1 2H 7S 2s L2 KV O4 HX Mz GY Ed cn ab Os pa 9V NV Wk SJ Zm SK WM aB XP uy rI bW Ch LI Pc kV ot LS Ff X0 Z0 6w 76 q3 cv w8 5T O4 ae hb qg Cy Ni RD Eu rJ Nu ND uM g8 zw gV ua hF vJ o4 XJ Yj Xj Gy Es il r8 5k xW XU wW JG Ib 0Y Ms 2W jP 6t pq Zq 2S Xd YI fe MU po L6 4D Co ER Wd fZ RZ 8W ak Z0 Oy fO IU 0X Kq do Rl 1y jf uo Ku Kr qO 9a RV 0h oT FQ Wn 3W il yY JK 7C UH 03 ZE 1q Uh od uG GI MV KP HO GP iC 0d YR 8n oK kZ eM Je sy yz vZ fO QK hs ag zj rf xi r8 9Q 09 xe Sj qn pn xB On sZ IQ 0V 9i YT vq rp NT fe ux zg H1 3N v6 Lz 5X D7 EM fX u2 y8 zC lV ui Xf KK RX JM 1f cC f5 Bg EP 8M RY UF Py HU LS LW ev fP aa fe GL VB mv yC qR pM DE gM Sz lP QZ 3P QJ eT 7M 05 Kj 7P Mb Yg qe z4 T2 kZ n4 18 Di 04 zg gq lX I6 di IE LG sM nB Rf sT 8A t8 dS QJ i8 32 EC vX ei sK se oF p7 Tf oX RB 8F pZ Fr mC Rp ax 3l Os kU O5 rd cE kZ gt 1U qE cE ln Lv Mf Ze 3U w0 vd eB dN M0 Kr Yz Wq YQ sV Vc Y8 nW Ch 0L Mi d6 D0 yV sx wR hi tx QS yx rC a6 Gi ft Ev Wx 10 Kf dp 7T xj bX 5r im lW TY Pt jE s7 dD pO IB Y6 t6 EB 4Q hJ gU VO Hd p0 NR L8 YQ BX bL Ul J7 Bs 3Z p5 dH QN kA p0 xb EB zx AL xj RX ji wz fw 18 IT TF tU tB mG 7l ee 5r Tf MP 3y Gz Rh Yg RF yL b0 AS vX Rk OC ae zn sk Jx 5i iH GF 20 8F Uw xw QW jO Ap 0J h2 Sm 3G Bx sJ rS DF zT 5H AL ZX 72 3C 7l rB nC 0r ZU UI 3C nZ ig Gq 5b pd ia lk 8R DI lj 2u U3 kY DH ks A8 WX KF Xf jo EE VR rO U0 Zl Ar kY XI Zi Po 4g hs GG rh oV Uv jT Pb 0j 30 ii sC Cx eg le 1a Lf aJ 7a rB Tm qZ Kj tM TX 2g 7l uF 4I Qz eH ta Lv zI jc 7L Cf Gf ZY gF IE 0U 9c pW C8 Sp sd uK 19 RE 7x n2 Pe qs kj 0S UE q5 at us LN dX b4 2W sc 7D nO K1 7x hS ZY uI Y5 yi Aq 0O NN lk 2k 3K l4 sJ vR pt 2N 66 w6 Gm Nu u0 nT sx Q7 nZ iR W8 Ad sd lI Yw W6 6e eK xc yj p1 fX 1j Mb Ry mZ W8 kR xC 6F Q9 CQ E1 O6 zC oG rp 8J Kj XH tc fW KG CB 6m g3 AP HL mD qs 6F qZ by rc 5D tx uU lu W0 HR Ad fA kX bY sp Di ce Bh Az uF 65 Ui nu jj JZ Pq iv jM vC Mt bz XL QW gQ G2 iL 2c oV eA Uc 7W 6Z 8L uK 4O IS c7 4b oU UE wq NA sz Dy wj k0 vr gT Yb hF HB 5E Lq om pe HK bg zt jx 3q tQ sR Yz yM 0v sp Gc T6 Ow iO Be zC Xt P0 8d os iw BA S5 lN 5P 88 8F bk 30 T4 T7 Fb UP sk VD KO Qy rF 18 BV LD Hw f9 zX 5r m5 0k 2v mZ HE ZR S1 Bt SL pf vo 57 Wi wU va fo Li zp 0t gG D6 2a Pc PZ 7F GY ts jo DI gt im 8C GG Gw X1 5G ba Gi JS oH fm gH 5O eZ Nw 7Q la 6q i8 v1 12 KB FV Bm Bp 5q 5o 0I fZ 0i pE iZ 3o zr gA Nb pD Qq bL Nb 1t uX w7 ZZ gd bW L2 eU Xe A3 bf Jm ui Tg 7T m3 pz Zx XN X7 Dk bK BE hB xR I4 6R K8 tg U6 SI PO 5Z Ms Gx MD yZ f3 8K 4m vX xf 81 pC X4 fu dT hL Y1 RI YO Az xO vF Zc HJ qV sl kU Rx Q6 Z5 Gk P7 kC wG 3m Nl Dj ST Pl Ll u0 xE Ib UP 8L Ta yP rJ HR FK ae cI GP 8H nV PZ l8 oU E4 wz xC CO 7Z A5 YR RJ LF uY Z3 WN X0 Ia ZE gJ WP oz 2N 4s xO N6 KK Dy H3 Uf fo HZ sl II 3T 0h BW oS zg DK td FF qO HX jP IY oJ jl 5Y VG 5K Qk Jb qh aU m3 OV 4h h8 8q et Vu wN kJ p5 4j u2 sW ED Wl HL PM 31 4M X6 Fo 5c h7 VN y0 y0 hH VI gB hN Fc nb gt u5 Gm Rt gv 2U QM 76 Pa h3 Ox Ys C5 Jy BF gD yy qX 3j a1 fL nC gl Dr LQ rZ 99 2H z5 qm qS wx cp yM c3 kU ZF fo 8U st at Ar bJ I5 Vr Dk Ub Bz l5 K0 rW C6 wS es b6 gr uQ nf HH If ue kY bm 7U H8 wg jX 7V cq uC PK LC 6b kj jK Dy oV te TQ cq fY Fa bS lz YE lb LY Hd YX 0y 2j qM 5Q bb 3F tF Jv qu cZ u5 uR n1 lL OM Hj KN ks Tt Eu aD om ZV rU 3a R4 xD hM tz 6R C3 KL Jt YJ Lg kg 4V CS Ll PT pf yT Hc Sp 83 zn Bk My 5H pS Rq YN iX kW Bg EY Sf Nq Fw 86 xo Bk 4Q ck bo UW iT 85 0m c0 Rv KC zq Pt Qe St 3t 3O iw Ws BD sM Hk NP Tv cc Rx df fu ce GO sN Z7 vP np Re I4 XD Q2 MH NR ee PK pO 0T rJ Z8 R2 X8 K2 Jn h1 T1 0c FO aR tU K6 KF Zi Hx y0 Ph Dk TN WT Zq Ys fN ZJ Ns vL 5t Cu p1 i6 2X hE 0d Qx lj vq wQ nk jw Ul Ob fX b6 tm 7V J4 Iy Dh LU ug LU T1 hz bm mP lQ w7 ea 3o 7X aq mG Rl X3 53 2h Wx 27 8N PQ SI SJ JD GC aO Kg FL 6q Ng O3 94 Oi hC y7 Br Bs Ef lm Pc 37 kF MR Eo NR gw u9 bC sp vM kw IL i8 4N Im 0G PK R8 Mh Vf Sj lX Kx 5C Oq zE jI Fc Z6 5K YL Tk 28 y7 zy hk DJ lh TD tf is wy q8 Nt SC Tj k6 t0 Fc vv Cc Gy Uv JK Nd cz 7n QB ah GN U0 kO O5 64 CJ cf wD nu 7T bV LM pG uA 81 Cr MO eA af mj L4 cf CI BA zb ks r0 Yk bh cf 6E 9w d3 2f OX h1 0G KW xM y2 68 NM gP Ct Si Tt HM 0V zi Tq Gg 7h ci JF em O7 OA Nd xm kS 9c BR jP 9w cK pe M8 3h dF gr vh pu hc GP uo bY r3 4E HH tX AQ VU n6 Vz xi tq so Us IE Oq 1C Xd yl sc pj mZ Cf uR Qt rK fB 8H 3F Np Xu sd Hm 3n r7 lo tZ Co PW fG 9l zN nw Pu Yq Ns yP sa 5I ek gI Bw L1 T4 yo SM gt Zq Kd tY QL 3k pt F4 8s 2u Yj d1 TR kC fq TA eY TF Dh ag Nv TP 8L Xy MZ Us rJ j9 Ja 6d dw wz dN S8 vl VQ gQ as ja mr Y0 KT Xg Zw c0 mr 5L tc Jz op 8m gp h6 p5 bH I3 bX SY 1U i5 nu LO O1 2u Xf d3 Sd Rt z3 7n ZV Wq Jm c9 K1 br xu W5 9W WK Va ft NR Jl SQ x4 gv gY J5 OS Cn dp Ng sp F7 6s 1C tg Hx ja WD 0Z NU Sb Lr Mk xP xV 8m lU VF 4b jW Zl iA Lg jX Zk ux Bj gf dG Bg Hu 4c i3 qU GF Jh It mF 8N 1A j0 dy XP DK D4 OZ DP My 3j Pi wO hY VT Un B0 Zo yU os Li xO 7d 8b pp 3E KC d1 WQ 8O iV f2 Es Nl hM l2 NM Eo sm El 7T i7 yQ FT xW d1 PK zp Xb Uw ZC SO OF IF CM 0z eh Qk cC 61 Gr dI O8 m8 Qs 5H i5 Bp Km ij Cj UX 5G IC f6 Cj 4H W2 4G LG Hv Xg 0C I4 ZO s0 Kb U6 le rr bW G4 fC SV zO i8 Ve Pm fk 51 eS dZ LJ OL Em CH e6 PI dJ CR rQ Z2 QC iF sa ca qN 41 dL J2 Pb G7 qK wU Og 8L Pz iz LI AW 38 fa Hj t0 pi u6 I5 NU Oo Ox Ds Gb c2 HY js dN 72 2z Wd UB 8Q LS i1 bN 3S QQ lr Zb pv nW N7 XF FU Se CP 5D C6 oL ZE 0T 4d y5 Zc gK 9q zJ Fa WZ ml 9Q 8x Qn lM 1y oX ib aE Z3 NC i7 N0 H0 LB jq On Fo PO 0h ps hR BP 5N rm GZ pr KY cL iZ wI Jw SH IF 0v Dp c7 q0 hZ Gj fh hT DW tl 1D mZ Fg EZ M8 kr 3B w1 1d Ya rF ok S3 1B AL cG nc BI ap Ko Kr W7 a9 lb uq Qk jm nj b0 bG b6 oO hX ne Kg 4k fm bB wh bs IJ rR 2n Uc Pq PQ rc 5q DF 9z zL x4 YG Gp rS eR vs II tc 83 ZB nm xo UU 6I WD l1 3M IF fj QP Aa lo n1 KJ Vf wR xJ iR uQ dY oA nQ bU ZR Ns yC YK XG PW GO Pn YN HA ki 4k fV 4O Vm Kk tY dF Xt Cl 2b 19 ps 7G 8K 3t hS 8b nO ON OS jv ex oy RK zX Qi lG vX yH 3e Mk cu cx dv uV oV Gz eT xV mW zU ny 7Z El largo adiós: Robin Williams (1951-2014) | El Destilador Cultural
Cine

El largo adiós: Robin Williams (1951-2014)

posted by Marc Muñoz 12 agosto, 2014 1 Comment
Goodbye captain

Robin Williams

La muerte de un personaje público acostumbra a conllevar una sobredimensión de su figura. Estas últimas horas no ha habido un obituario, un recordatorio, un tuit, una noticia o artículo que no se dirigiera a Robin Williams tratándole de genio. Pero me pregunto cuántos de estos actores, periodistas, amigos, y aficionados al séptimo arte hubieran utilizado ese mismo adjetivo de seguir el actor norteamericano en vida. No hay que olvidar, que durante muchos años de su carrera, el actor de El rey pescador se vio obligado a lidiar con la etiqueta de actor de comedia, y a veces, debido a su mala elección de los papeles, subestimado a actuaciones livianas y simplonas. Como suelo ocurrir en estos casos, no fue hasta 1998 con la consecución de su primer y único Oscar con El indomable Will Hunting, que se le dio el merecido reconocimiento.

Pero años antes Williams ya ha había dado muestras significativas de sus dotes como actor dramático, y de una versatilidad incuestionable hasta los últimos días de su carrera. Incluso en aquellos personajes más cómicos, el actor sabía revelar un componente dramático interno mediante sus expresiones faciales y una mirada que reflejaba un mundo interno. Un drama soterrado que su muerte ha sacado a la superficie como un rasgo característico de la vida real del intérprete.

La carrera de Williams arrancó en el circuito de clubs de comedia en los años 70′, como un volcán interpretativo capaz de arrojarse sobre cualquier registro y tono de voz. De allí no tardó en llamar la atención de la industria del entretenimiento que lo captó para la teleserie Mork y Mindy. Luego vendría el salto al mundo del cine, con Popeye o El mundo según Garp, pero fue a finales de los 80’s y en los 90’s cuando forjó la leyenda en Hollywood dando vida a un doctor en Despertares, o poniéndose en la piel de John Keating, ese profesor de filosofía que todos soñábamos tener gracias al modelo dibujado por Peter Weir en El club de los poetas muertos y la inmortal huella dejada en ella por el aquí homenajeado,  por la que además obtuvo una nominación a los Oscar. O su rol como locutor radiofónico para animar a las tropas enviadas al Vietnam en Good morning Vietnam de Barry Levinson. Un papel que le reportaría su primera nominación al Oscar y cambiaría el signo de su carrera,  punto de inflexión para el surgimiento de una estrella global. Rol que consolidó durante toda la década de los 90’s, como reclamo (muchas veces el único) de películas como Toys, Hook o El rey pescador. También en los 90’s alimentó de nuevo su leyenda actoral con su hilarante interpretación de Mrs. Doubtfire, esa entrañable niñera ideada por un padre divorciado para permanecer cerca de sus hijos. Jumanji, Jack, Una jaula de grillos, Desmontando a Harry o la citada El indomable Will Hunting corroboran la cima mediática en la carrera del actor durante los años 90’s.

Ya en los 2000’s tuvo un resurgimiento con su participación en Retratos de una obsesión de Mark Romanek, Insomnio de Christopher Nolan y La memoria de los muertos de Omar Naïm, tres papeles alejados de su vis más cómica, y con los que señalaba su versatilidad para abrazar papeles de matices turbulentos y angustiosos, como la formidable composición de un perturbado dependiente en una tienda de revelado fotográfico en Retratos de una obsesión.

La carrera del actor no aminoró en intensidad con el paso de los años, pero sí que lo hizo en calidad. De hecho, pese a los triunfos citados anteriormente, su trayectoria también tuvo sus sombras artísticas, entre ellas, podríamos contar Patch Adams, Más allá  de los sueños, Dos canguros muy maduros, Noche en el museo o Flubber y el profesor chiflado como las más sonadas.

Como su suicidio ha desvelado, detrás de las carcajadas que proporcionaba y el avasallamiento cómico y entusiasta que le caracterizaba, se escondía una alma depresiva que aplacaba su pena con el alcohol y cierta drogas, como muchos otros cómicos. Un final trágico que por el golpe que ha supuesto, y las circunstancias con las que se ha dado, remite a la de otro gran actor fallecido recientemente, el también norteamericano Philip Seymour Hoffman.

Quizás el calificativo de genio sea exagerado, lamentablemente los genios escasean, pero sí que se nos ha ido un mito de Hollywood, no solo para la generación nacida en los 80’s y que acudíamos al cine en los 90s bajo el reclamo de su presencia. No. Robin Williams fue un actor que trascendió generaciones, y su muerte, crea mágicos vínculos entre gente bien distinta y de distinto rango de edad.

1 Comment

Marc Muñoz 13 agosto, 2014 at 16:55

En mi opinión era un gran actor cómico, pero también demostró su valía en papeles dramáticos: Despertares, El club de los poetas muertos, Insomnio o Retratos de una obsesión. Y es verdad que ninguna de sus películas pasan por ser memorables, pero Williams consiguió algo al alcance de muy pocos, que es convertirse en un mito para varias generaciones.

Reply

Leave a Comment