CineFestivales

Festival de Sitges 2018: Crónica VI

posted by Marc Muñoz 11 octubre, 2018 0 comments

Burning

Día de poca intensidad cinematográfica la vivida ayer en el Festival que se ha apoderado de nuestro sistema nervioso y de la agenda de esta destilería durante las últimas horas.

The Unthinkable fue nuestro arranque del miércoles. La película dirigida por el colectivo Crazy Pictures (cinco amigos que dan ahora el salto al mundo del largo) transita entre el melodrama familiar, la disaster movie y la acción frenética. Es en los dos últimos campos donde el film sustrae su potencial mediante un envidiable acabado técnico propio de producciones hollywoodienses y un encomiable ritmo. Sin embargo, la espectacularidad y la acción desenfrenada quedan melladas por el dibujo de los personajes y sus traumas familiares, así como por una incorrección que se insinúa sin desatarse, más allá de los títulos de crédito finales.

La adaptación de una relato corto de Murakami por parte del cineasta Lee Chang-Dong (Poesía) responde al nombre de Burning, y la de ayer en Sitges fue la primera oportunidad de disfrutar, dentro de nuestras fronteras, de su elaborado misterio antes de su llegada a los cines el próximo 18 de octubre. La propuesta del director coreano explora los enigmas del corazón de un triangulo amoroso del que brotan los celos, las obsesiones, la envidia y la venganza. La particularidad de esta cinta que parece surcar los carriles de la intriga de la escuela hitchcockiana para desmarcarse finalmente de esta con una narración sutil, pausada, desconcertante y ambigua, alejada de subrayados, zonas claras y obviedades. De hecho la expresión de los sentimientos de los tres personajes (especialmente su protagonista) queda recluida al trabajo de cámara y de luz (con secuencias memorables como la del baile al ocaso con Miles Davis en sonido diegético), dada la inexpresividad de unos personajes que preservan sus emociones de cara a esta partida de ajedrez sentimental y detectivesca (ahí se teje una similitud con otra de las cintas más relevantes de la cita de Sitges, Under the Silver Lake). Y es ese misterio no velado, avivado por las texturas y las atmósferas del filme, donde la película atrapa y fascina por su singularidad, aunque descoloque a los que esperen una narración cerrada y sin matices.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.