Festivales

Crónica D’A 2020

posted by Marc Muñoz 13 mayo, 2020 0 comments

La situación de excepcionalidad que se vive forzó a la dirección del D’A a tomar la decisión de mudar su edición de hogaño al mundo online mediante un acuerdo con la plataforma Filmin. Pese a las particularidades surgidas de esta situación, el festival barcelonés capeó la tormenta manteniendo el 75% de la programación original, gracias al compromiso y comprensión de distribuidoras, productoras y autores.

Su primera aventura online se salda así con 214.000 visionados durante diez días, con un puñado de sorpresas gratas, y otras tantas decepciones.

Por su parte, el palmarés se ha resuelto a favor de Un blanco, blanco día, el thriller introspectivo del islandés Hlynur Pálmason, ganador del premio Talents (con una dotación de 10.000€). El jurado compuesto por Belén Funes, José Luis Cienfuegos  y Javier Giner, tuvo una mención especial para la británica Nocturnal, un melodrama recubierto con esa textura áspera del cine social inglés.

Por su parte, la crítica premió a Abou Leila, el debut de Amin Sidi-Boumédine ambientado en la Argelia de 1994, la golpeada por los atentados terroristas. Y una mención especial para La mami, documental de Laura Herrero Garvin, con producción de Gadea y Cacerola Films, ubicado en un cabaret de México DF.

Por su parte, el premio del público recayó en My Mexican Bretzel, de Núria Gimenez, alabada por muchos como la gran sorpresa y pequeña joya del festival, y en el corto Ni oblit ni perdó.

A continuación los visionados que un servidor pudo atesorar de esta anómala edición.

Habitación 212 – Christophe Honoré

El cineasta francés fue el encargado de dar el pistoletazo de salida mediante esta comedia romántica ligera, formulada bajo una pretendida originalidad y frescura que resulta pomposa y poco orgánica. Un artefacto chanson de escaso poso que, desafortunadamente, resulta tan común en el cine francés de los últimos tiempos.

Un blanco, blanco día – Hlynur Pálmason

La ganadora de la sección Talents se descubre como un thriller de pulso gélido y controlado, pese al ardor y el desasoiego que remueve el interior de este abuelo viudo intentando reponerse de la muerte de su esposa y de los secretos que asoman tras esta. Un drama cocido a fuego lento sobre el luto, el duelo postergado y el dolor extra que genera una muerte con sombras.

La educación sentimental – Jorge Juárez

Otra de las sorpresas más dulces del festival la sirvió el debutante Jorge Júarez con esta entrañable, sencilla pero emotiva, autoficción sobre sus avatares vitales, lazos afectivos y su amor por el séptimo arte. Una obra que captura el desaliento y la incertidumbre de una generación marcada por la crisis severa de 2008 y una precariedad que se extiende más allá de lo laboral. Juárez captura esa incertidumbre generacional con un latir poético abrumador y lo refuerza con incursiones familiares, románticas y personales sinceras y descarnadas.

Aznavour by Charles (Le regard de Charles) – Marc Di Domenico

La sorpresa más grata e imperecedera para quien escribe fue esta perla alrededor del desaparecido maestro de la chanson, Charles Aznavour.  Un found footage de aura hipnótica que se despliega como un diario íntimo de los episodios vitales del músico francés mediante el fascinante material doméstico grabado por el propio cantante francés de origen armenio. Imágenes de  tremendo pulso nostálgico sobre las que vuelca sus pensamientos y visión existencial. Una maravilla rescatada que pone de manifiesto la sensibilidad (también visual) del desaparecido músico de “Emmenez-moi”.

Girant per Sant Antoni – Pere Alberó

Este voluntarioso trabajo, que trata de exponer la gentrificación galopante en ciertos barrios turísticos barceloneses, como Sant Antoni, no trasciende el reportaje televisivo. La falta de una tesis consistente, y la poca soltura formal, malbaratan sus intenciones por desnudar y profundizar alrededor de la estampa especulativa en la ciudad condal.

La Mami – Laura Herrero

Este documental, con ciertos mecanismos propios de la ficción, y alguna secuencia planificada, captura el trajín backstage ( los baños de señoras) de un antiguo cabaret de Ciudad de México. El valor de la pieza recae en la naturalidad y el magnetismo que irradian estas mujeres que trabajan captando a clientes para aumentar el consumo de alcohol, y el de esa mami que ofrece apoyo moral y consejos a las otras trabajadoras de un lugar con encanto decadente. Un trabajo meritorio que tuvo una mención por parte de la crítica.

Nocturnal – Nathalie Biancheri

Procedente del campo del documental, la británica Nathalie Biancheri debuta en la ficción con este drama áspero que parece encarrilarse en el molde del cine social inglés más feista. Sin embargo, y pese a sus previsibles giros, Biancheri captura con sentido y sensibilidad la entrañable y atípica historia de un hombre misterioso y maltratado, y una adolescente ansiosa por despertar su sexualidad y por destapar su pubertad rebelde. Es especialmente en su tramo final, donde la carga emotiva se apodera del relato, y el tacto de la directora sale al encuentro con estimables decisiones artísticas.

This Is Not A Burial, It’s A Resurrection – Lemohang Jeremiah Mosese

Otro de los visionados no aptos para todos los públicos y una de las perlas de la temporada – estrenada en Venecia y ganadora en Sundance. La película del director africano navega alrededor de la pérdida, el dolor y el sentimiento de desarraigo de esta anciana marcada por los decesos de su familia y enfrentada a un progreso que amenaza con expulsarla de sus tierras. Trazos de Ari Aster, Pedro Costa y Jia Zhangke se filtran por este sugerente y magnético material cinematográfico.

To the Ends of The Earth – Kiyoshi Kurosawa

Los directores más reconocidos y habituales del certamen barcelonés no han estado a la altura en esta edición. En ese grupo se puede sumar lo último del otro Kurosawa. Este Lost in Translation de un equipo de filmación japonés por tierras uzbecas no consigue apelar al espectador ni por su forma ni su contenido. Los trances emocionales de esta chica desorientada y desabrigada no terminan de encontrar el encaje formal deseado. A veces, incluso, incurriendo en cierta reiteración. Un visionado algo farragoso y dilatado por la poca recompensa que depara.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.