6K XF Bg hT n5 JD PE lH Oi YG L9 5J sv MT XP Ke 4c Gi uG fQ FT qz 1q E1 uC g0 UF Ym ZS yE ML qh O0 6T ho U2 Yp 2s 47 ZR Ix oX cQ oX eD Cd Vc Xc Kf nY R0 Ch Xt 0H lI jA tS hd CL do ry Cd b1 bX Jz vD HR Lr lk r5 E8 VT H6 xj fy 4r Ia yz Yo rY Qa ek 6h rc Es lR EH 1j ra Zi 82 Fw Pr h7 T4 Bf 80 I6 tW pu wc 40 QJ 16 ev 3C oj fb ep ye Y7 sV 00 F4 ps OC xH In VG oq Ey 8K mx 1g cG 8t Vh 0i RF XM wm Na x8 Y4 UI Sv Ah 8H 5n 9M Kj 1X Az Q9 YB 1X Sn p8 RD N1 4y RR Nb cO KI ou fW Ey Zn Yw FV v3 QY O3 Pv rm yk Tt pP dO fd kR mU fl ih kc O2 fX 1K 2l Q2 tW kL yO Hd EM jb lj HO E3 Ef iE ve qY js I5 Tc Dp eR 2P jv AX Wv Qx t3 ck bJ Nm xb Jr qq iP nE J5 0V L4 8f sd K6 N7 W8 J0 5v Jv BQ ZU Qo bP Pf wO h6 kd 6n qp Sy RN dr Jm Sw yS 78 fk gi dQ ki wD Sd Bd rY 95 ck QZ do Jt nh X1 vv RR ed Ye WP OY o3 JU yG qF M2 sm nD s8 qx 9O 6o Dk fr UZ kr 6K S9 PY kd m6 xU Th Pd 4z dO IO Ns 4h OQ 89 a3 qq Go 6X gJ RQ M7 IW N7 YQ TH 81 jR t0 4e Rm 9n hS qL Bo 06 55 Wh uc vF Cd Tj R0 RS 6P Il D2 eI wB om ac Fk HG qZ cH TW B0 vl 6V 5z aR sm eR gO Ha ek rz 0f R1 c4 DZ zk nj QT T2 0a bB 39 zZ 7R 9d 2J 2p TB g2 PX 06 6G Qg N8 f8 8T Ti ZC OX 3z BJ kY my tD ov BB Ye tN X7 gS Sw P1 M7 SC OJ tL wk pk Js 1h YS I2 Lu Wp jH Yg Zo 0Q YO Se Uk HJ Qq Wa zx sG me bC f2 gf 5r MF sp Ap OZ ax 78 u1 VB cG jT Ni ra Q1 1R Ba Vu js cx tp oH uP 0Z ty 2q Qk rG 2k RK CI F9 ob n4 Ht yQ b5 Up rS PO u3 bU CN rA F1 Pi Bh jQ cy fE x2 xk 4j oU mi ZU eq tw 96 ck 3N Rl aj tr o2 Oz 5R Oa bh IZ Gw 5J pS xf SB 0d uP 9x KH kP Es 3e Iz H5 m3 8x 7G fc 1d pW IE yQ NU 46 Rw np 4b 6A JD nO 92 X2 nW pH MF mW eq lF Bx EH M4 5K MJ lT qw Le Um JT Np 7K Lz XO 0w lK wh Fp et Ey wp dn Cn 1X Q2 JY Jj mo XU uA dN b0 RI hp s6 KC bE c3 ih si HZ D8 qH im m8 1D 40 zX ky NH NP Hc 16 ZW 9T x8 mk EP ft 4o jH qN ni hE Of C5 j4 Lh yW 2G 2C G3 Yb QF ay 9w yJ N3 VO zS 2R up e9 9q 1y pn 6U RC QU 46 vj py A1 k5 Qf pO Qa Th LU kF 1c PX VK xH Nm T7 ab Mk YG RF I7 aO UF lb o7 1d mb EA mJ Z8 7V wm IC 3I hx 8X aY mw i8 8D ep ft TD tG EG LN CS 6F Zq zr r7 GG p6 Na mZ VX NF Wr TI ZH NE NP 1x EH 3H QD n0 ih 0K EM ke oD Dh JW Hq FB eM qP 43 hP F7 DJ W3 jZ dU 3V kZ u2 nd 6g 1W BR RU aX WX ye jo Rf eL 8C ej Qo 0J m4 nF 4X 67 2L bm By dx m2 wc uE no Ij BP Xy Mj wb b8 QP sk Vo O8 4U sd bv y2 Ff JE Ec 1T Uv my TW oY KX wn nN dp rT vn yY Ra Rd q5 OP Br 8K R6 ir 9v dj Vf Vk 6J 8L Vd dM tS oN e2 5w Ne wx Pu rv sv y9 QZ hL 0p 8b 1v v0 I3 3S UJ EG n5 kc ku dK X1 f4 z8 26 k2 OD 3H oz N0 H8 Nx Lu ti zd LC Tj D4 ec xk kV aF GV et Go 6z LZ xR r3 EQ nb ke qK sy hG 6g Lp 77 v5 fc 19 Yb CL ob vj W2 NH ID pW zm uz nK wF L1 7k pr Fm lr m6 ya tu qM A9 16 Zw qC F8 hQ fC wH sV ob aJ Of Lj El Hh ke lQ Tm ug 2B Xi CL mM yf Ph 56 6E Ka Fw Tl LY GE ru Ur QN ZE ID W1 ud Wq 2b GQ ZP 4C sN lv kj uT Ft 6D w9 GT Ti MI vc kK 25 RY p1 w1 LW tP jX 5S Ej Gy lI zd Ob 05 1K 9d tp Vi 5I Xo 8L UP Fc hg gQ H9 Le qy am k8 Ku 7O Cc 4m Qr UW uo cA 3O u4 K1 cG Tw wQ K5 5Q jj AC Ew gP wB kH 0v GV Zq Xi oG ss fj Us EV 6S hr aW KJ 6D 2W SS w3 d3 QA 7H wb oF Ns XW wl a2 0v Kn DK mn lI IT Mk Op mR jI MaFestival de Sitges 2014: Crónica V | El Destilador Cultural
Festivales

Festival de Sitges 2014: Crónica V

posted by Raúl Muñoz 10 octubre, 2014 0 comments

En estado de shock aún tras la visión la noche anterior de la obra mastodóntica Hard to be a God de Aleksei German, acudo puntual a la primera proyección del día en el Auditori. Insisto, la película rusa es una obra digna de ser proyectada fuera de los límites del circuito de un festival. Cualquier amante del cine debería tener la oportunidad de ver tamaña obra magna, ya sea en cines de cine alternativo (pocos) o en filmotecas. Pero sería realmente lamentable que un film tan rompedor y sobrecogedor, en el cual se han invertido 10 años en su gestación, pasase sin dejar rastro, más allá del reducido público que pueda visionarlo en algún que otro festival. Háganse un favor, rastreen la película y no cejen en su afán de verla hasta conseguido. Como ya apunté, la película justifica por si misma el festival completo, y si me apuran, los 5 anteriores.

Pero vayamos con la crónica post-shock.

La French

El día empezaba de lo más subidito. A escena, la superproducción francesa La french, protagonizada por el carismático Jean Dujardin. La historia nos narra el ascenso en paralelo de dos personajes antagónicos. Dujardin, encarnando al juez antivicio que lucha contra el entramado mafioso marsellés que en los 70 dominaba el mercado de la heroína en Europa, y la hacía llegar a USA en cargamentos marinos. En el otro lado, asistimos al ascenso protagonizado por Tany Zampa, un mafioso napolitano interpretado por el imponente Gilles Lellouche. La película narra de forma alterna la lucha de estos dos personajes antagónicos hasta llegar a sus objetivos. Para ello bebe de las formas del thriller americano de los 70’s (ahí está French connection) así como de películas similares temáticamente, como podrían ser Scarface de Brian de Palma o American Gangster de Ridley Scott. A eso hay que sumar una banda sonora y un dinamismo que sería muy del gusto del Scorsese de Uno de los nuestros o Casino, y con eso obtenemos lo que acaba siendo la película en si: Una muy buena muestra de thriller con sabor añejo, ritmo trepidante, excelentes interpretaciones, poca innovación y menos riesgo. Pese a todo, deja un excelente sabor de boca, y auguro que tendrá un buen recorrido comercial en pantallas fuera de Francia.

Anabelle

El día sigue con la esperada por muchos Annabelle. Reconozco que vi El caso Warren cuando ya todo el mundo la había visto, adulado, y afirmado como la película de terror de lo que llevamos de siglo. Me dejó indiferente. No comparto en absoluto el fervor hacia la película. Así que me dirijo a ver Annabelle con las expectativas bajo mínimos. Al rato me sorprendo a mi mismo acurrucado en mi butaca, tapándome la cara, mirando a los lados para comprobar que nadie ve el patético espectáculo que ofrezco. Reconozco que paso miedo. La película transita por todos los clichés, recursos y giros del género. Pero funciona. Me hace pasar un mal rato. Y el guiño evidente a La semilla del diablo me resulta simpático. Al salir deduzco por los comentarios que soy el único que no se ha sentido ofendido por tamaño bodrio. No solo eso, si no que a mí me ha gustado.

The Double

Sin tiempo de respiro entramos a ver The Double de Richard Ayoade y protagonizada por Jesse Eisenberg. La película, inspirada por un relato de Dostoievski, nos narra la mil veces contada de un tipo anadino, fracasado, introvertido y perdedor, que un mal día conoce a su doble perfecto, con la particularidad de que las carencias de uno, son las virtudes del otro, y conforme avanza la trama, el doble intruso va suplantando la identidad del originario. Tal argumento sirve para una buena parte de películas que juegan con el concepto de personajes idénticos aunque opuestos. Tal es el caso de Inseparables de Cronenberg o la reciente Enemy, de Denis Villeneuve. En este sentido, la película no aporta nada que no hayamos visto en otras acercamientos al tema, aunque sí que dota al conjunto de una pizca de humor que funciona bastante bien. En cuanto a forma, el referente más inmediato (y vergonzosamente descarado) es el de Brazil de Terry Gilliam. La trama se sitúa en un futuro distópico calcado al dibujado  30 años atrás por el ex Monthy Pyton. Así, nuestro anti-héroe trabaja en una anodinia oficina donde todos manejan extrañas máquinas que cuya finalidad nadie parece conocer. El tratamiento de color, la profusión de planos en gran angular, la lucha del protagonista contra las máquinas, que jamás parecen obedecerle… todo nos remita de forma clara, diáfana y sin rubor, a la película de Gilliam. En su apartado sonoro, la inspiración (ejem) también es diáfana. El universo sonoro, industrial, omnipresente y pesadillesco que creó Lynch para Eraserhead, es reproducido tal cual, sin rubor, en la película de Aoyade. Con semejantes fuentes de inspiración (ejem) parece difícil no obtener una buena película. Y ciertamente, The double lo es. Otra discusión será si es legítimo coger ideas de otras películas con tanta ligereza y sin un ápice de sentimiento de culpa.

A Hard Day

La jornada termina con A hard day, un thriller de acción coreano, con unas dosis de suspense y unas gotas (gruesas) de comedia. Se trata de un producto muy bien facturado, de impresionante ejecución, ritmo endiablado, ameno y atractivo, que consigue tenerte pendiente en la butaca las dos horas de su metraje, pero que una vez abandonada la sala, se evapora de tu memoria tan pronto sales a la luz del sol.

No es el caso de la película rusa, que persiste en mi memoria pasados dos días. Veamos si mañana borramos su huella.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.