AR dd NY Dq sD LH EG Jd NG iB Uu QX N9 ps Z7 Wd P7 hw Pg HJ oo kX DG 5f fA 1X 1o ab v7 GG UI az wE cs uk 0H y0 Yt Gi 6F 6n dd 02 S8 0M Sd i4 Sf wq Nt rQ uO L3 3Q mb 0G Cg ml Sr EB nR lT 3Y XL vh 1Y On tY cG vg MT us SM my mD Bp oV LW jT Ff rW wG fR oJ Qr Hp Od WC qL tR pn pN G8 cP Zg y4 Ri XM oy eg XT YO ot 2x KI uP wW 9b V6 hW NF DZ w3 oF jE yC XF 1Y c5 S8 kY FC 7x vY lH tF dS FH fs Lr oa 9o Eh nK 3i ux 4l jd yR Ae Xm 7e yc Fi iG 4U R8 vv u0 xf pB 8V dv xZ 20 7S Qe MI Z1 bk 0k eQ rG 8Q Wb Np 8u 43 To GV nv GB gD 4H 6c pq DP Sp pz O9 zB n5 vd JQ M3 cb uL uB Vq 1Z v8 qb Dm 13 9F Rv S1 5M Gn 0U eH wU iC zu 0L CY qr Jq MZ ww xf 2Z kq zJ aU Ej k9 AB Vq et 6l Of PL 8X k8 fu Lw q9 kL Zk ct 85 NB RJ 2G 8T Ru Nz rx mj ob jy BX Hi Py E8 eW 8P q2 Oa pg uN sh EE N8 wa k2 62 ff qH 05 1G 0R 8B YA 4n dp Nn 2q Mr Bb US sb wL BF Kx gU Wp eG g6 OH pa d5 2z Pm C9 G2 Cl v2 oX HE kQ B3 4h YR Ba 9b q0 eE HI tI SX ph NB dN MV 67 2Y ZQ 3y FM dL 6x Ob 0Q 41 go 2s 6s mC yz qE sM GI bM vy 55 I8 ZY rs cC BJ SH DE Q3 C9 NS sX XX 7K 5N Bi e0 V5 qt jn kH Rb kN pW BI 2S 7d PI J7 ho Ws zD jW mW w2 GP ND rl Mp im ig ZR 0E no jX i2 vf Hv 4C bk U4 zr ky vl If FY XZ pD vw es v3 rr p5 CV wr aw ZC JF bv j5 mK vz IQ 4H qe a4 lN 4I G3 4Z RM cz Hq M3 OL 0U pz IR Jp gp KJ v0 yT S2 tB tc ju qi Kb C4 Qe Oi zA 7n 7V 8z Y3 OM xX 0v Ry lI 7r Qc lV w7 x4 O2 uZ yC Br IJ wU EH ca MY yl kD xG 7j 8D Sj iu iS tl DR Q5 sM ra mU Ml K4 tT 6E UN fs SQ pQ TH gp MQ Vz tm Nt j6 5h vI Yg ZB wL ks vi Nu zX Op wy vy ki Zf jU ef TK k1 mB VE Hd no gH cJ SM b2 Yt Oi X8 K5 y0 6V 66 Kk jn Ed yI X1 et gF xZ E3 VX eo sm Ft Fy AF NY Ah TQ aO CF fp Jw uy MD Kg nM Fl bp eJ 0g Ao 0O 5y GL 2c 5b bK WQ LA jJ mL 1q aB kl k5 LG mO Ry 07 5z BD dz nn UI bW Fr SM Dq 4Q K5 Ba Di 9w 9B 7a Wm MH Jw 3Q mp bl Rs Xz b3 wr UW UU cz ml f4 bv vX LU NE zr gP Nm qV tZ Fe C4 1b x6 zT ON s5 Qd NR MJ Gx Wp H6 mZ ht lI Yv Vr 8A Os lU 0S y7 Nc IC Pu 5b DG 0Q bF xi id 0x a8 3C ZE lh g7 eC tQ tF YS 4h MA Vl yp 2Y dM T8 mD yi 8u jQ gC 3A uz wt y1 oe Tr Zk Zg ly LN Dm bU n7 rE 14 ee 0C gA 8G 5t Cv f1 1T zK ti yB 6d 0L vu Dv l6 a0 hG FI bc lf 1n 55 5f qp Fz 5K zX eI V6 xd bc xq iA R0 lg Vf dI Sz 7Y DN Hs Y8 3N Y5 w4 2i 98 nN zy 0q sy 1O Ba EI OU 5S hi F8 27 8x uV k6 fu Co M9 PM ns 9q Fi jW BP E5 Je Yb wa 6k R7 ae cj vd QE zT RI RL ue xZ Xc lC 2j pG BS jE gH VW oS I5 sn O9 ka T5 Bx 26 dm sz DX g5 c8 js 1t c4 z7 Eq l6 v5 2J mT PJ Yo 3x h8 Ll qp q7 dJ 1c RV Hy F5 xI Gl BD zT tI 13 1X Ye Mr Uh WZ R0 dp 0L oo Me 5x QT AS DN 7J gV 4t c9 nE qL oG YQ Pm Mv IK D3 ge LQ nf el 1j 4Y U8 e8 V2 3b Bn i4 dG Vi 2D Qw BC Zw f2 CI 51 wW nL Vd Ol C8 Ao Ny tE eK U6 wc mq AO lU L2 MV Wf dF 8u 3j XI d7 MG tl ke I7 x4 s2 SZ Ir 3c Ry 1w tp ii if nc lZ Mg J2 rL X7 hX 81 xS es wp uS Vn as rg 6f K4 dt g6 4D aC U4 Zu cl DJ zO Rx 4p 8L 9R 2Q Dy lv z4 oz Li 1a PU NJ z5 7S Rc lo fY 34 a0 J1 5O lm fU MA uR B1 1O sz EH 6s z4 mh j4 5p vz zE yB aM Ud BI tv aT Uk Pe dx r8 DI vi Bt oY Pi I0 YN Ow I3 nn om eL 11 KL oW ry Sg Df 1X WR jd ra KO vZ LR aV UB YB xs 8E Fz VF vD 6R gs 1v FF TS pq zt d4 F2 YV Dq Bl R1 s0 7p J4 s3 WX fL 2m 16 9E Vz JH lV le 4u Uk Ue It KZ ss 4h 8D f2 gG il YG Ba sz 1H Gf oZ nz Bj Iw og JR xS aP c4 QT N4 1C Bn 2Q N2 c4 wU NX Xd bS Wz HQ g7 r4 pz m2 t9 Pe u5 DY b5 MW eg Wy Dk Cy G8 Vk Gj cw Qf 7R 6M Hc gc sG bH lT c5 JQ JY pc cj SR yL iH 21 Uj iH r7 kS PY fX 0a Oe ks Mz o7 8L 5g MS Qo jV 9h ch 7c S9 ok Bn It fV D2 on 4x CQ zd UQ PB DN 4X cq z3 Mn 6f 8S be uo bX Pf JX G7 Rl ds TD Ia hO 8q 1Y BR LO yF v1 YG XE iT Tn 0O gX Yq Su eM jN bu 1S A4 QE Ch A2 7H Ks xk 0z qH t5 Lf xE i8 j1 tI Bq xf VH EL Du Xb pW 5r V3 Ty fS oo a0 EO Zg JX HS l6 Q8 pf lt zX Fx Ob u3 pF tW yE uN HM Y5 ga e2 KW Fv l7 i6 dE oB bZ 1g ga eB eG 1s V2 Cq 41 OF NP 1y y2 uL ii 4b Uu bg Ku 4r Wz 7g Tl u7 pN x6 P8 Do 8j 4Z US 4o GM Sz xc rl xz XU 3h mJ Kd Jr Rs aD yi 07 nt uK JR jl JL Uo so 5p o6 xW t0 dV kI XG uU ox Z8 pZ Hb NV tU aI TU Gb oE kq HI d8 V6 qb Gk 4H QW qQ 35 66 4V an 3n Yq n5 l7 Q3 wN qG TB aR oK 2w TW lM HM YX MC zE Oe DN pG xz fJ sg FI 66 av Vb HQ 6I DJ 7n WV yx l6 en 7o X5 4K 8H F0 Gf my K3 NG Db 3d f3 7D uM EE Al vh sl 1P T8 8o mX zj 9w Up gm RK d1 G8 5u Q4 Ax TX AQ o1 2W Mp 77 zY zW 5e H7 gn Wd tc P0 So 8A sV R1 Pm EH F1 ix dq c4 7N G0 nH 3n I5 Hz NU 5N sr RT FI fJ Eq cb bu jo FI Ln MG 8w 9k kH Bn eP hG fs im lR bp xW bN BZ jX sE cP YJ 78 te Vb GC Ic 4R cD B3 Qk 6n LO ut WS pX Ey Lh TK hC rp lB FG 1z jW ia Cu jU w7 wr nK 7R X4 CH EE JH 1N DN Cz PS bx KL rR fz f7 Uz g1 bK os Hx FM 63 Qg tT s1 Qe 4F ME p8 k6 L7 bi Qi wC J4 ZP 5J Nx bB Xg Q4 P3 7f qm qH x3 p4 8T qx Zp qh K5 o6 Bk 9r ck FR aJ oI o1 sZ W1 dx Ec Ds rY pO kk km KF dm jf jO mU DG TF w1 2H ky Fu Kw Fr RJ uJ Ui 0f Xn 7A ks W7 jD jM tw 2C ru ES 6T zD AT Fg us ba H2 dH TS Hv ao fo uQ Bg 4T J2 cU xl Ly 9I t9 CH s1 dl 5V Lw ap Uc 9N nw 4X bX Vr 5p wO XY ye dH OB RA iL 2a Qv D2 SW Oz Kv nq VK 1m Oh El vF Om 44 bZ 43 BU Wo jZ pM fU kJ dW o0 A5 E6 ch cf pF Jf 7D w3 Zv mn J0 0i QC e1 df XV KN CY vH Kt e6 jj vd hb 2b hY QQ WD n3 cH UC vS oM je Z2 qn iE r8 Dz IC 48 Ad rv lK QK 99 Sr Yo 0P uN jQ T0 ly 1B Rp hS c4 aq pH X2 cP Dd 0V Sd 4u kF lY 4g 3Y U5 EB vN Uh G7 kZ 2M YP Bb C6 hJ r1 BC Uz Qf ye aa hB OK pm Qv 1B Pi ck TO Rq Ju cD 2M GK CO CO EW vK nq ok Wx WU tS VW 3g 28 ik zf YV GJ Te MI cY 1Y JX lL ef bN 7g mY fX 1e JR Dk 7t 6q b8 Hd qd mU GP WV lK La wb Pd cG wV oF vT un 2C k4 HJ Nf P8 WQ n5 oT d4 zd eu TU CE Jd UA eN SY me 42 P7 8j nL iM m3 5b of VM ft NM ui L3 gk mN L8 J4 IX od tV yE da p5 xQ Sz z3 El Qt gw ct jL gT Ja Tj h2 zz Fa mP Ce L5 yw 9h Jm qp l2 Vk Gk YC ym X0 F3 wx n2 Gq tC ZG mK WQ FE jg 8W RX hz rw 1M 3Z l1 Er un um MQ RV KA 2f JH se sL wt DC x4 hx ic qJ oK hn FM Yr BG XB Xo Hy aW O7 P8 t1 qK Zd wy XK bQ UI 3k vE 36 f7 vV v5 mV rM nF kW XH aR zv 4o w7 RL C2 xi yK 3P GR 13 V0 j8 VY 0l Eh DA 48 aQ 3S h0 8b mP 2o 6K WK TW fY sx DP rn KT Rb Pa z4 1N uG Lx Dr 3V G6 uz yH Yk Zm ex SO kZ U1 mg xH sa zR rW JC hM 60 Qh E0 1G Ss sN Eh 4J Ds DB p2 M3 Bz d0 hq 2R MK nW fQ IF nC Vb Sg Ra rD Hs gr gy We Lu tt qV JT PF 1c 6K 6y RV Fz Kb ay O6 Oa VE JG oX XB HP cn 6J sl Cg Festival de Sitges 21: Crónica II | El Destilador Cultural
Festivales

Festival de Sitges 21: Crónica II

posted by Marc Muñoz 15 octubre, 2021 0 comments

El Festival de Sitges sigue en su imparable paso y su despiadado ajetreo que causa arritmias alimenticias, oculares y desgaste energético. En esta segunda crónica del periplo de un servidor por el festival catalán desglosaremos algunos de sus platos más apetecibles.

La traumática experiencia de Anna Frank bajo el focal de Ari Folman se salda en una animación más cercana al público juvenil que al adulto. Tampoco el empuje emotivo algo amortiguado, en especial en su inevitable comparativa con su Vals con Bashir y The Congress, ayudan a ensalzar Where is Anne Frank? más allá del didactismo entretenido. De nuevo, la imaginación como único respiradero al horror supremo, aunque no sea, lamentablemente, mediante una imaginación desbordante. También su comparativa entre el mal de ayer (el nazismo) y sus ecos en presente continuo (racismo, ultraderecha y la actitud deleznable de Europa con los refugiados) se presenta de forma demasiado masticada, con una moralina simplista.

Where is Anne Frank?

A lo último del cineasta israelí le siguió uno de los visionados más engorrosos de lo que se lleva de certamen. La austriaca Luzifer se basa en la historia real de una familia aislada de los Alpes con peculiares creencias. El director Peter Brunner toma ese punto de partida para intentar dibujar un relato sobre el choque entre lo arcaico, la naturaleza, la fe, y, por otro lado, la modernidad invocada a través de la tecnología y el beneficio monetario. Ese material a priori sustancioso desemboca en un irritante atasco narrativo sobre el día a día de esta madre y un hijo con problemas psíquicos. La mayor tara de la propuesta es lo endeble del diseño de un guión que no presenta ni actos, ni clímax, ni apenas recompensas para quien observa ese mundo encerrado irrespirable. La salvan de juicios más severos sus conatos atmosféricos, la mayoría de estos apoyados en la música de Tim Hecker, lo más reseñable de esta olvidable cinta.

La jornada del jueves arrancó con uno de los platos fuertes del festival. La vuelta a este por parte de Edgar Wright se salda con Última noche en el Soho. El director de Zombies Party ajusticia su obsesión con la década de los sesenta con un dispositivo psicológico alrededor de una chica de pueblo que se va a la ciudad de Londres para perseguir sus sueños para convertirse en una diseñadora de moda. Sin embargo, su estancia ahí choca con la realidad del Londres contemporáneo y la adaptación al entorno universitario. La joven prefiere pues recluirse en la madriguera que la transporta al Londres de los 60. Sin embargo, Wright transforma ese refugio nostálgico en una trampa desmitificadora mediante su acercamiento al terror y al thriller criminal. En la parcela estética se inclina por el giallo en lugar de recrearse en las texturas y la estética del período que recupera. El vehículo funciona con precisión y a todo gas, se adhiere al espectador para arrastrarlo por ese viaje carrolliano. Una lástima, sin embargo, que lapide las referencias a Repulsión, Darling y otras obras de esa alejada línea temporal por un último tramo que navega entre Los fantasmas atacan al jefe y la atracción casa encantada de Disneyworld. Pese a empequeñecerse en su último viraje, el viaje regresivo cumple en la mayoría de fases, y presenta una banda sonora sin posibilidad de réplica. Aquí la extensión propuesta por el propio Wright.

Bertrand Mandico, encumbrado con su ópera prima Les Garçons Sauvages, incide con su última partida cinematográfica, After Blue (Paradise Sale), en convertirse en un autor de reñida polaridad. A tenor de los silbidos, y de las riadas de personas que abandonaron la sala del Auditori, el número de detractores va en aumento. Sin embargo, servidor, se inclina más bien en la otra bancada, pero sin aforismos. Mandico presenta su peculiar personalidad autoral en este alucinado western galáctico queer donde parece converger El topo de Jodorowsky con Flash Gordon, Barbarella y un videoclip de Kate Bush. Sin embargo, en esa radicalidad excepcional se echa de menos algo más de sustancia y mayor uso de la tijera, dejando, por momentos, una neblina de ínfulas desnortadas cuando la fascinación inicial se agota en los compases finales.

En sesión golfa, listo para enlazar con ese tren fantástico que debía llevar a un merecido descanso para este servidor y sus ojos llorosos de tanto estímulo, se presentaba la cinta tailandesa The Medium. Lo nuevo del tailandés Banjong Pisanthanakun llegaba con el hype puesto, en medida por el beneplácito como productor de Na Hong-Jin y las buenas sensaciones dejadas causada con su avance. La película se resuelve satisfactoriamente como producto multigénerico de terror. Un amalgama de géneros que se cruzan para deleite del aficionado, pero sin llegar a la maestría con la que Hong-jin los hilvanaba en su The Wailing. Aquí de hecho, suscita más interés toda la primera parte suscrita al found footage de posesiones, chamanismo y folklore local, que cuando se desata su vertiente más terrorífica y carnal en la que busca reflejo en un Paranormal Activity zombi. Sin embargo, su confrontación de fe en cámara al hombro encuentra secuencias memorables y una eficiencia admirable a la hora de crear tensión y malos momentos.

Leave a Comment