Festivales

Festival Tribeca 2017: Crónica II

posted by Marc Muñoz 29 abril, 2017 0 comments

Baumbach Hoffman Tribeca

La semana en el Festival de Tribeca arrancó resplandeciente con uno de esos encuentros difíciles de borrar de la memoria. El legendario actor Dustin Hoffman en calidad de presentador/entrevistador, y Noah Baumbach en calidad de paciente al que sonsacar sus más valiosos conocimientos. Y un buen puñado salieron a la luz en ese encuentro con dos entidades rezumando ingenio y sabiduría, especialmente el de El graduado, mostrándose humilde, gracioso y agradecido. Noah Baumbach por su parte resiguió su carrera, su estilo, y su compromiso con el guión y cierta musicalidad que respiran sus obras, como Dustin Hoffman apuntó al resaltar el trabajo como guionista y director de éste, pese a incomodarle ese perfeccionismo en el set – recordó que el único oro director que le había exigido ser tan exacto con los diálogos de guion fue Mike Nichols. Un tándem que pronto veremos en la gran pantalla ya que ambos han unido talentos en la nueva película del director de Greenberg, The Meyerowitz Stories.

También Nobody’s Watching dejó un satisfactorio recuerdo. Esta película que describe la travesía de un actor argentino que decide reiniciar su carrera en la gran manzana tras una mala experiencia en su país natal. Julia Solomonoff retrata con acierto las dificultades e inconvenientes del foráneo en la gran manzana, especialmente con estatus ilegal y situación precaria. Desde un enfoque más inclinado a la comedia que al drama, la película engancha con su recorrido por las cuatro estaciones, gracias a su falta de pretensión, las actuaciones (especialmente su protagonista, un Guillermo Pfening que se ha llevado el premio al mejor actor) y una frescura que se filtra desde diferentes aspectos de la obra, pese alguna inconsistencia a nivel de guion.

Los documentales han seguido trayendo las mejores satisfacciones en el Festival de Tribeca. Uno de ellos, Hondros (premio del público junto a The Divine Order), cuenta el relato de Chris Hondros, uno de los fotoperiodistas de guerra más reputados y kamikazes que perdió la vida en Libia junto al documentalista Tim Hetherington. El trabajo de Greg Campbell se presenta como una loa a Hondros a través de testimonios de compañeros y allegados, a su vez, que resigue algunos de los conflictos que cubrió con su inesperable cámara y pone en valor una profesión tan arriesgada y tan poco valorada como son los corresponsales de guerra.

Misma jornada en la que por fin nos topamos con un film verdaderamente de autor, una rareza propia de latitudes del norte y este de Europa, donde se desarrolla y ubica el relato medieval fantasioso de November. La propuesta de Rainer Sarnett imagina un relato folclórico en la Estonia rural del siglo 19, a través de una historia de amor entre dos jóvenes en un contexto de fantasía y dosis generosas de humor. Algo así como un cruce entre Jan Svankmajer, Ingmar Bergman y el poderoso (y sucio) blanco y negro de Hard to be a God.

También resultó enriquecedora la presentación de The Sinner, una nueva serie de USA Network que verá la luz en agosto y cuya premiere del piloto tuvo lugar en el marco del festival de Robert De Niro y sus socios. Potente y contundente entrada a este laberinto psicológico sobre una normal madre inmersa en una pesadilla inesperada. Un thriller criminal que rompe el esquema clásico whodunit de las series alrededor de un asesinato, y en su lugar opta por incidir en el porqué. Jessica Biel, Christopher Abbott, Bill Pullman configuran su reparto. Mientras que Antonio Campos (Christine y Simon Killer) dirige el piloto.

Los paralelismos entre la administración Reagan y la actual que ocupa la Casa Blanca centran el discurso de The Reagan Show, un documental que aborda el mandato de Ronald Reagan, sus devastadoras políticas camufladas en sonrisas y gestos de un actor ejerciendo como tal, y su relación con Rusia, y especialmente, con un líder mucho más capacitado e inteligente como Gorbachov. Un trabajo que sirve para seguir la sombra de Reagan y angustiarse ante las similitudes con el actual inquilino en la Casa Blanca.

A Gray State ha sido otra de esas piezas que capturan un trozo de esa América blanca que favoreció la consecución de la presidencia a Donald Trump. En este caso, la cámara se centra en David Crowley, un ex-militar convertido en aspirante a cineasta llevando a cabo un ambicioso largo alrededor de una revolución civil en los Estados Unidos. Con simpatizantes y contribuyentes de las milicias y el alt-right, la película termina sin concluirse tras el horrendo crimen de este cineasta y su mujer e hija. El documental indaga en las claves de ese asesinato al modo de Serial o series como Making a murder o The Jynx, haciendo un completo retrato del personaje principal, así como de su deterioro mental. Otro crimen estremecedor en la América profunda.

El círculo

Por su parte The Circle, la adaptación de la novela homónima de Dave Eggers por parte de James Ponsoldt, arrastra todas las flaquezas de la novela y las potencia en pantalla. Este thriller tecnológico construido alrededor de una joven ambiciosa que empieza a trabajar en una empresa a la semejanza de Google elabora una tibia, a veces ridícula, mirada a los peligros de las redes sociales, a la tecnologización de nuestro mundo. Con la mira enfocada más en entretener que en ofender a los grandes de Silicon Valley, la película se desarrolla bajo un esquema plano, sin apenas poner el dedo en la llaga sobre los aspectos negativos de estas empresas, sus negocios y vínculos o su efecto en la sociedad. Además de las olvidables actuaciones de sus intérpretes, el film adolece también de un diseño de ese universo vago y básico, nada de las innovaciones presentadas como revolucionarias tiene ese efecto en el espectador. Algo que ya ocurría en el libro, el cual adaptada al milímetro, cuando debería haber buscado su reflejo en el Black Mirror de Charlie Brooker , si de verdad quería profundizar en su mirada y añadirle capas necesarias de pesadilla y turbación, como hubiera necesitado algo que se vende como un thriller tecnológico.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.