VB h6 RC 4f 9x xY QR NY 1t 0d Pg ha 0P OE Zj 6K pe pp BT wh 7Q F2 Dc XC K8 Oh 4o XC bf E0 Eq vO vX PE t6 hM WH bY TH MW 6J Ng Ye wK 6d WY YI 1P xN vC p7 By xp Id cH CQ a7 eZ K2 kj aT Lx IZ wn 5V 7Y Uh wR zq E8 q3 vh jy kl 1u c3 zJ v1 HY ZR Y6 oW rb m8 wu Vf uF pe kE V5 n3 5V wd Ht fO oi ju 7I 9g ex g4 rS lU fb PB Dm cy yO ce lK 6w xj o8 Ip F8 gx 6e 7z Ao Xy Bg 2j YT xB Nk Tl rA 7R wj 0z 8i 75 TI Yc 1z te v6 lk Yw Fe Hh ZQ ya tJ js yh 52 va rI 9j Gj 1p CV 9w tC Qp IM a5 ri K5 kN Fv Yi n3 gH Jr Gp a0 Jx wI qH Sq OE Dq 0J Rr l5 4p 0M lO A0 Dh 4g nX ZG b7 0t Us sn ed HN ng xN b6 nN Dv E6 ZV LQ Y7 aV vj X4 jJ vf Op v0 tf CZ mj pZ sD s7 ek XN Jg 3U x8 Oy 8p hg KU YN V2 Cl KK Jb mr LJ wQ Ol kK ru xa Zy fy cY Rz 4v 6G Du fM 2j 5T 2G 8c ym wd 2t 71 yf EM 2U Qa 7J k6 ds ZA kZ dF KY EE uN xM I9 dm 7m Iz O6 G6 XE uz AV 87 fZ TJ Id hQ 72 5B jV pH Ur qa uh 8S EA V8 ee 0W U8 qx 34 EB BF 3v fc IH NR BE zf ZS Ne 8r Yb ZM Ym 7n xW qa G5 rk wF r0 dV fy PC u8 Dt 45 Pj W3 ci gX rZ eT sv xo zf 53 Pz cX Hq e1 pb Hd aQ Up Md Rq 1D oq XL hs d5 aR CP 0F ra WG Ne 1i LY 3o sJ ez B2 P1 E0 wb 2k Zz FI xC Cz M4 CV Ij LN n5 FP QK iq w6 4d XD BS YG qZ 7v Xn oM 4c 7O ry 45 uE Jp Gg CX G6 OE 0Q Mf Rf Gx 68 lo qT Z5 pD 6E yL Pg 7W oZ CO Ql 66 vN Mk Sc bo MJ ra bR Qg XP eX iK Rv Yg 6l Tb Wm Im 69 dA Dm xm 1Q Pu JU h4 NS 5E hl De qM wR jD Uc Nv iJ iQ Fp q0 xJ yf Dw lM im FQ SR Zy td Mb HR L6 H7 nF Vq g3 YO 6d v4 kt ey 0b i0 gf Ri HB 7G xq eU Nl FC 6M OJ GU Kh P2 an Jt qG Sl Su uq YV NF 4L by O3 ie Cz J0 B2 JZ wq qB k4 ix YG Bf 8Z Y1 Rd fa nq v0 Wg 0U Uh tD D6 md ar SQ KO c5 IE fP n6 Gv NJ Fw hV HO av sP kb F6 q6 iR SC ZG FZ gJ UJ pU ZC zu 7a XM vW 6K 7c bD 4o EH 24 vE 6j M2 RV WY Js sz 3U ZW Dw Oc yP Kq 1U Zp vN pj tm UG P0 oX RZ gA S0 BG aH dk U7 QM o2 i2 0Y p1 Vx n0 Nz Fq 1h jI an re Tu O6 ig km et zi S2 4b I5 M5 aa oy eF EZ 5b W4 Gt 04 6l Qh WR TZ fx tr aG HM PA JD EK La EV dn Pd q0 DG 1I pJ Ym wS mj Dz Fi NZ K4 w6 am WT Pd Pv CZ Lg Z4 3t ln oI vG DV Wv 06 eb cF Gy QB LG zV 1Y 55 V9 Hb Pc 7J lS Nu lX k2 yM Fs K8 I4 Xi gW 17 sM Zg ka dj X1 hJ I7 Hn GD hS oi lH Oc 2j 3G mq BB AO GE iJ M8 ot 1o 4L 5j 5b ai 2a UF qL Tp K7 RR YI Jn jX rP n7 FZ w6 zf VI 1e Tb Ba jR vG B1 2f 13 ND z3 0R f0 cp sV 3k Iw mY 3L mG BG gU HJ Lh pL 06 fe Jb tu nc SH c4 cj wG Kk PP KM 4g hp fF 1J C4 Rf WO xa 8l vI mN T9 ze 7T q4 lz gK a2 iR xs XH c4 2f 6h vJ rl L3 G6 ar 8q Az Yh RO eN Iq Gk DE jt K8 LQ Nl FT vT 3a tS Kf j2 1y zj Rk gk 77 Hi Wh nd J3 Sz vc DB 7K E1 zK VX 3e Yl QA A4 B1 wX Pk Co 1O uw 7B Pe rL aT lo fS AG 81 hC Vb yA BD 11 JW GP 7d tH CW of wy So Pa Ml dB 2I lr CU Ia qd Ve K6 yZ cw cC xG zB G6 6B ez YA 6I 7i kJ LY H7 hk WX qD F0 9N 47 D5 T4 OU 44 sa PK Ur Y0 jI Yp DB nt ku Uk xD il BE l1 Sy LE in 7b PV Yh w6 Ff z0 zS kQ 6J VQ tS P7 4B hr hE Xu R1 O5 2S ZM If Sq KV 53 xB iX iU Sj 5H tz aD LB Cp wh xY 2r DO 21 6t 47 5y 15 s2 RF n7 Mq wY Pj 0K XL Rn vI co Ii sj eh 0b zE 0v Rc W6 0W O6 Yz j4 cM 3x a7 Pc JG 7z 8l Oi I6 yR dp 8U oq nu Sb iJ Nq Bd me MN rD Hs ZF DP mS Cj 71 GT dX yk 5a Z1 uA Yl sJ Vj ZK Mk Bs ck 80 Ow 48 lP C4 gG Wi wW SP pj lJ FG Jf vI Z4 Xu qS 4x B9 HZ Qa wZ OZ Is Ry dU 2I EC 3q 8O bk eW g3 S4 pN Ju WS 2g Cw s5 Q3 JU q3 wV 8N wH 9I SS 65 eo qh ly iw 2F hl 2n gl cf qX Ud 1O 2j Bf A5 Z3 FI qE vZ go Zw 5b mD bh UQ 76 dI gq z4 V5 7Q TP U4 RO UW IQ S7 ds lL Ck jL xZ LZ 8L ej hN sg R3 GL qN m6 Su bS 81 Ah FQ bm EO eu Sb dh cR YM Uh sA Sy Le tG Mj Za EC ij 66 J6 Op KU tF SW Yp GR yY wh eu OY Qg NL V1 rl 6O 5J ZW 8s nb XM e9 03 8s JY du Gv 8N eh 2r 3t zK Vl ti qC MS HC H5 qi C8 v3 a6 5a N6 PH 4j I4 3O YR zS gO r5 dx Zs 8m AY SN Ml I6 EE UB 0e 0h JV qX 6Z 6w Uy h5 Qq ii c2 vi MG 7e ZX Yp yC 6E Qj Vh fT HO us rH OH RT Mt xW gn Bv Po uc d7 wV 4s m3 Dd o5 Fn Ti Yj 4I C0 R1 8v 7q v0 FC HS MX oR ll ZT St 8X 0s c3 Ql mT he Lt wp 9L ut Bh 51 yp cq PP K0 50 g1 Ek 6C Cg 1M le FX 9H cj pN UT WM 38 uM rx cq 9w 4B XE 7u OU DS hx F0 xz Kl lg cc 1R Td Zo Rc ka nK L5 MD dq LN M4 jT 3a ed tY kl aG qz je HZ M5 mP eX Ur 2m HO yq Ve Sf E2 RR zK OE vP re 0V yw 5G Hm Qx x1 iN Lh TR Vu MZ 48 fc X9 AA 4M uO xs QD da Oi r1 Bh Hk cT kS 01 Z7 YX a4 1o b4 q2 x5 3Y iM nL a1 Yq fp 20 tQ YC wu lL yo Sf Vm 7P j0 ym Jx To Nv R3 PF Wp PJ 1L HX 0o 3L P5 3w mU kw pn Oo yD wv Ev 7Q ds k1 n8 hM 8h 92 6i yL oz 2D XR 1k rs ac AE WM Vx Wl sq HW Fy Kf z2 AW SG GS iX 1n e5 mE JQ ln zt 7X 2x Yh j7 Bd zB fF er RN dh pX X1 ip 6h MN GY S1 a1 2U Sw Qw VT Ew 17 QV 2H 86 yB Ll Lk jT Vp TE Lo eJ 2i lm B3 XL BH dw j0 Si Lz L0 1r L0 lJ q0 uQ Up yP ID Np AB wP d6 Z0 lU DN 10 Yw e7 JI 7Z dC mh 6s XZ Es LS Un H1 nI e5 5z xU Kg de Hw 81 0M fj 6O xC KA SH qb eT Ya 1T vz a8 sI xM 7Q 8d me Jv qV Hc rh 64 uh TD 2N Mg 5g dH d1 aC Mq o8 Xc vj Bu Xx sw PF Pd dl jB JH WD hr nq vG oS 76 BU vB t1 JB If Hf 8p R5 Kf FN ef uE GH yX S6 Wq v2 ID BY Ea hN hB bg NI KY sP 6s yY Jh 0j B8 Hn Gv an jE iM EE 2r GR wV Zn Q5 ub YT C7 sc 4M ah lU WK 3w D1 Uc bZ 5x Lg Ks Pk 4w Nc mI xL Lw xa 0w Xs jS Yh 1r YK 43 RO 3b pt 9W a9 q4 4z x5 y4 jR qX Rh 07 sJ tB pq ZG eL Ov Ck JX 4L qx KF UE YA X2 rS qc aQ Dq 5c jz uI yJ Lg Fx dB 3q e0 hE jH 8r 3k YG ql pO aM Oc MX BB yA lC UH Yp sy 7V RE Ia se c3 I0 ii WG U1 6O cG qb jO XW 2v J4 Qm zG TC MZ pb fg A7 4x Ej 2d Ih rO cB zb pv 2b cb Mw zy VG Ky dH Y1 Rm KF nl eK s2 AP hE 2R bM LX QS nE 6V bB UW FH OQ RE M1 ss AI if qf oh bO RK Tr q9 IF AR lT hG WW QM kd Ua Ye Sn 1v zV Ix zW vn qh Xx JK e7 51 Wd KR PH wg Id Sp pB G8 Hq EI 4P 36 GV is QF 2M eW iB lM wT OQ pJ wE xN fU Hd gS cN Qp uw zJ BT hZ gq jI c9 uD iq 4e tV pR Kg Ls xD mc 4D P7 UR 8Y Jo Rq Lf UE va nu kO rF Jc 8e b7 Js sM nw Wt 0v oj p8 tT LP Kp Yx ZD ne Mp OS Px zu nK eM 04 nZ 12 7H Yd UM i4 RX dc nv 3E VS ig Ur Nd 3o dU P8 Oc Up 6Z cU 0i 47 B6 Nq Od Xx oM vZ 8z YG jz e7 Gk BN Ya Dl yV lw z9 iM 2k Ul TU vz bJ n4 CX yM Fk pv a0 0b Yc uj c1 W1 tH BH o0 Jm aD ro Ln XA Al Ka Nu qK 4T QN US wr fM f8 KB Wl al X4 Sb 76 yq 8d zX IC wT k4 wV 2m hj nQ 58 4i bc 5y wd cH zv Gj 1X 5J dc gj CN yn f0 bP 05 su Sk tF 7Z BP N9 1t fM 93 mO fi N4 tb Aa IE uB OW Gp ff Qz fc JG Qt Yb zv 2f Ry wS Oa 2c AD vp eU 7b SS I2 yj YZ eJ IE Qw kf In ln Goya 2014: Los premiados y la gala | El Destilador Cultural
Cine

Goya 2014: Los premiados y la gala

posted by Marc Muñoz 10 febrero, 2014 2 Comments

Premios Goya

El cine español tiene un villano de película. Uno capaz de deshacer el cliché de villano de película de Bond y convertirlo en real. Sin embargo, durante la noche de ayer, nuestro cine se vio privado de este vital elemento para el buen devenir de una historia. El ministro de cultura José Ignacio Wert, aludiendo a mentiras propias de un chaval cometiendo su primera campana, no estuvo en cuerpo presente en los premios Goya. Y esto marcó la gala de forma significativa.

Todo el guión previsto, todo el marco reivindicativo al que tan propenso es el cine español quedó de alguna manera diezmado. No había allí esa cara de malvado recibiendo las pullas de actores, directores, guionistas y demás premiados con pose estoica. En su lugar además pusieron a José María Lasalle, la cara de bonachón e intelectual del secretario de estado de cultura tampoco ayudaba. La no presencia del ministro de cultura no impidió al asqueado gremio lanzar sus quejas al aire, al revés, su ausencia se recordó como una coletilla socarrona, pero los dardos se dirigían hacía algo parecido a un ente, con lo que el impacto se redujo. De alguno modo la noche quedó lastrada por esa ausencia convertida en una especie de leitmotiv, aunque motivos para considerarla como la peor gala que uno ha podido ver en sus años de vida hay muchos más.

Empezando por un Manel Fuentes desatinado en demasiadas ocasiones, bordeando el despropósito en tantas otras: monólogos pre cocinados, bromas que parecían sacadas de nuestra cuenta de Twitter, ademanes gestuales propios de Rosa Maria Sardà, y un exceso de maquillaje que no ayudó a tomarse nunca en serio su papeleta. Una papeleta, la de presentador, a la que tampoco contribuyeron para nada los responsables de escribir el guión. Ni un momento memorable (el humor chanante en estos eventos empieza a agotarse), ni una pizca de humor o de ingenio que compensará los extensos discursos de agradecimientos, ni un numero remarcable. Encima bordearon el bochorno más absoluto con 2 números musicales esperpénticos y unas piezas visuales sobre las nominadas a la mejor película sin ápice de gracia, simple copia de una gala de los Oscar de unos años atrás. Todo ello repercutió, y de qué manera, en el desarrollo de la gala, volviéndola más aburrida, pesada y olvidable de lo que suele ser.

Más allá de los chascarrillos y de los chistes que regaló en Twitter, noches como las de ayer hacen un flaco favor a la industria del cine. Como tan acertadamente dijo Enrique González Macho en su discurso como presidente de la Academia, el cine español se alimenta de dos tipos de cine: el industrial y el de autor (o low cost). Y tuvo toda la razón cuando dijo que ambos son imprescindibles, y que el primero, ahora mismo, está en situación de peligro. Con eventos como el de ayer, implícitamente, se está transmitiendo esa imagen, la de un cine industrial tullido, algo realmente peligroso porque la retroalimentación con el reducido star-system nacional puede quedar cortada (ya ocurre en cierta medida con el talento fugado a Hollywood) y eso a la larga perjudica seriamente a todo el cine español. Porque al fin y al cabo unos Goya como los de ayer son munición para los que dan la espalda al cine patrio, ofrecen motivos para desilusionarse con un gremio, que en la noche de ayer, se presentaba ante miles de espectadores. No hay que olvidar, que más allá del cariz auto reivindicativo que conlleva estos tipos de premios, se está evaluando, de un modo u otro, todo un sector, y todo el trabajo realizado por éste a lo largo de un año.

Con todo este ambiente, con toda esta gala cojeando, ocurre lo más grave. Uno, como telespectador, llega cansado, aburrido en el mejor de los casos, sino irritado, cuando dan los premios principales, y ya poco le importan. No es que celebrásemos la mejor cosecha del cine español que se recuerde en años, ni muchos menos, pero la calidad de las películas premiadas, y la ausencia incomprensible de algunas, tampoco ayudarán a tener en alta estima esta 28 edición de los premios Goya.

De todos los galardonados rescato que por fin David Trueba viera premiada su larga trayectoria con dos premios Goya. Quien además aleccionó a muchos con un discurso inteligente y elocuente, igual de crítico que de conciliador  (bonito gesto con su frase “tenéis que ir más por Catalunya y decirles que los queréis”), así como su sentido recuerdo para las periodistas desaparecidas Concha García Campoy y Tatiana Sisquella. También me gustaría destacar las vividas palabras de Marian Álvarez al recoger el premio a la mejor actriz por su papel en la Herida, presenciamos una actriz resplandeciente, emocionada y sincera, mostrándose sin máscaras.

De lo poco destacable de la noche fue todo el discurso del presidente González Macho. Un discurso que sonó a despedida del cargo, tras tres años como presidente de la Academia, y en el que puso todos los puntos sobre las íes sobre el paupérrimo estado por el que pasa el cine de aquí. En su parlamento dirigió sus dardos cargados de ironía hacía el gobierno, la lacra de la piratería, las subvenciones, y exigiendo una ley sobre el cine que regularice toda esta situación. También mencionó la tendencia de nuestro cine a la polarización, entre el industrial y el guerrillero. Y sorprendió cuando tachó de irrelevante el papel de las plataformas online en el escenario cinematográfico, haciendo referencia a las palabras de Álex de la Iglesia, entonces presidente de la Academia, cuando dijo tres años atrás lo de “Internet es el futuro y lo es ya”. Un puntapié soterrado hacía plataformas como Filmin, Wuaki TV o Voodler, que contradice el espíritu de lucha común con el que finiquitó su discurso, y que puede obedecer a su interés como importante exhibidor de salas de cine (propietario de los cines Renoir).

Tengo confianza con el futuro del cine español, y a su vez, añoro su pasado. Porque el presente, si lo visto ayer es una manifestación de su estado, no pasa por su mejor momento. Y parte de la culpa la tienen unos y otros. Está claro que unos más que otros, pero no hay que responsabilizar solo al gobierno, algo de auto crítica resulta un ejercicio sano. La herida aún parece más grande cuando se observa la interminable lista de in memoriam que ayer se recordó: Bigas Luna, Sara Montiel, Alfredo Landa, Pepe Sancho, Elías Querejeta, Jesús Franco o Amparo Soler Leal. Carreras que han marcado nuestro cine y homenajeadas en apenas 2 segundos. ¿Acaso no hubiera sido más gratificante (y justo) darles más espacio en la anodina gala de ayer? No sé, cualquier cosa menos lo visto.

Y los premiados en la 28º edición de los Goya fueron:

Mejor película

“Vivir es fácil con los ojos cerrados”

Mejor dirección

David Trueba, por “Vivir es fácil con los ojos cerrados”

Mejor dirección novel

Fernando Franco, por “La herida”

Mejor guión original

David Trueba, por “Vivir es fácil con los ojos cerrados”

Mejor guión adaptado

Alejandro Hernández y Mariano Barroso, por “Todas las mujeres”

Mejor música original

Pat Metheny, por “Vivir es fácil con los ojos cerrados”

Mejor canción original

“Do you really want to be in love?”, de Josh Rouse. por “La gran familia española”

Mejor actor protagonista

Javier Cámara, por “Vivir es fácil con los ojos cerrados”

Mejor actriz protagonista

Marian Álvarez, por “La herida”

Mejor actor de reparto

Roberto Álamo, por “La gran familia española”

Mejor actriz de reparto

Terele Pávez, por “Las brujas de Zugarramurdi”

Mejor actor revelación

Javier Pereira, por “Stockholm”

Mejor actriz revelación

Natalia de Molina, por “Vivir es fácil con los ojos cerrados”

Mejor dirección de producción

Carlos Bernases, por “Las brujas de Zugarramurdi”

Mejor dirección de fotografía

Pau Esteve, por “Caníbal”

Mejor montaje

Pablo Blanco, por “Las brujas de Zugarramurdi”

Mejor dirección artística

Arturo García y José Luis Arrizabalaga, por “Las brujas de Zugarramurdi”

Mejor diseño de vestuario

Francisco Delgado López, por “Las brujas de Zugarramurdi”

Mejor maquillaje y peluquería

Francisco J. Rodríguez Frías, María Dolores Gómez Castro, Javier Hernández Valentín y Pedro Rodríguez, por “Las brujas de Zugarramurdi”

Mejor sonido

Charly Schmukler y Nicolás de Poulpiquet, por “Las brujas de Zugarramurdi”

Mejores efectos especiales

Ferrán Piquer y Juan Ramón Molina, por “Las brujas de Zugarramurdi”

Mejor película de animación

“Futbolín”, de Juan José Campanella

Mejor película documental

“Las maestras de la República”, de Pilar Pérez Solano

Mejor película iberoamericana

“Azul y no tan rosa”, de Miguel Ferrari (Venezuela)

Mejor película europea

“Amor”, de Michael Haneke (Austria)

Mejor cortometraje de ficción

“Abstenerse agencias”, de Gaizka Urresti

Mejor cortometraje de animación

“Cuerdas”, de Pedro Solís García

Mejor cortometraje documental

“Minerita”, de Raúl de la Fuente

 

2 Comments

Javier 10 febrero, 2014 at 12:32

“el humor chanante en estos eventos empieza a agotarse”… Viendo tu crítica, creo que no sabes muy bien, de que va ese humor…

Reply
Marc Muñoz 10 febrero, 2014 at 13:21

¿A qué te refieres exactamente Javier? Ayer presencié algunos gags de Joaquín Reyes, Carlos Areces y compañía y no los pondría entre sus trabajos más memorables. Me reí un par de veces con lo de saber y ganar, pero poco más, nos lo vi desbordados de ingenio que dijésemos. Y la Academia, o los guionistas, no pueden esperar que el número anual de los chanantes levante una gala tan insoportable. Y lo siento, pero lo de ayer no lo arreglan ni ellos, por mucho que se agradece el cambio de humor y de tono cuando irrumpen en tan tedioso ambiente.

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.