CineMúsicaRock

In-Edit 11: Repaso, despedida y cierre

posted by Marc Muñoz 9 noviembre, 2011 0 comments

Siempre cuesta habituarse de nuevo a la ausencia del In-Edit. Son casi dos semanas de inmersión musical a través de los documentales servidos con oficio y pasión por sus responsables. Para los que estuvimos allí prácticamente cuando este festival nació hace 9 años en Barcelona, asombra ver el éxito de convocatoria del que ahora goza. Para aquellos que se han unido a él en años recientes, puede que no sorprenda tanto el nuevo récord de convocatoria de 30.000 personas ni presenciar salas abarrotadas en más de 12 sesiones. Significativo para comprender este salto resulta contabilizar los pocos presentes que ocupábamos las butacas de los extinguidos cines Paris para ver No direction home y el lleno absoluto presenciado en  George Harrison: living in the material world, también de Martin Scorsese.

El pasado domingo la novena edición del In-edit cerró la persiana hasta el próximo año con la satisfacción de haber rematado otra notable edición a la que solo se le puede retraer pequeñas inconveniencias ligadas a las proyecciones, la más arrastrada y twitteada fue la falta de aire acondicionado en los cines Aribau Club (y añadiría la ausencia de los granizados de Beefeater a la salida como compensación por el calor sufrido)

Con el final del festival fue también momento para entregar los premios a los mejores documentales que han pasado estos días por el Aribau Club y la sala 5 del Aribau Multicines. El mejor documental musical Internacional fue a manos de Last Days Here, la brutal caída de Bobby Liebling (líder de Pentagram) en la espiral autodestructiva de las drogas. La mención especial del jurado fue para O Samba que mora em Mim, que sigue las intimidades de los bailarines brasileños durante los 364 días que no hay desfile de carnaval. El premio al mejor documental nacional fue para Next Music Station: Morocco, cinta dirigida por el músico Fermin Muguruza en el que configura un recorrido musical por Marruecos. Finalmente el público premió con sus votos a Papagordo: En casa de Raimundo Amador, que se acerca a la figura del famoso artista flamenco.

Los 5 documentales vistos

The Sacred Triangle

Director: Alec Lindsell

Documental que recoge los tres años que marcarán las carreras musicales de tres genios de la historia del rock: David Bowie, Iggy Pop y Lou Reed. Una obra que intenta esclarecer el triangulo de relaciones e influencias que marcaron las carrereas musicales de estos tres iconos del rock. Pese a aportaciones interesantes, y fragmentos y conexiones desconocidas por este servidor, el documental se pivotea en exceso en las declaraciones de críticos y expertos en la materia y deja poco espacio para las declas de los propios protagonistas o su footage. Pero solo por ver y oír a Angie Bowie merece el visionado.

George Harrison: living in the material world

Director: Martin Scorsese

Queda todo dicho en esta crítica.

Cracked Actor: David Bowie

Director: Alan Yentob

Se trata de un documental televisivo de la BBC sobre la estancia de Bowie en Los Ángeles del  1974. Sus escasos 54 minutos de duración, son sin embargo, suficiente para elaborar un scanner sobre el estado mental de su protagonista:  camaleónico, depresivo, paranoico, inestable. A eso hay que añadirle la imagen hechizante que mantenía su esquelético y castigado cuerpo por la época. Documento hipnótico de la etapa más marciana, cambiante y dañina del popular interprete.

Ray Davies, Imaginary Man

Director: Julien Temple

El veterano director se ocupa de honrar al líder de los The Kinks, a quien considera igual de importante que la salud pública. A través del proceso de grabación del álbum de colaboraciones See my friends y con el uso de abundante material retrospectivo de su obra y carrera, Temple retrata al Kink más introvertido e ingenioso. Imaginary Man incurre en el legado de la banda, recreándose en las ilustras explicaciones que Ray verte sobre la concepción de ciertas perlas clásicas del grupo inglés. A la vez que se sincera ante la cámara y recorremos junto a él los paisajes londinenses que le han servido como fuente de inspiración, también descubrimos a una estrella del rock sensata, humilde, portadora de grandes dosis de humor, con los pies en el suelo, y sobre todo, un tipo de clase obrera. Un muy interesante documental que se impulsa con un gran trabajo de montaje y realización salpicado de ironia y humor.

The Libertines There are no innocent Bystanders

Director: Roger Sargent

Insípido documental sobre el retorno puntual que volvió a reunir sobre un escenario a Pete Doherty, Carl Barat, John Hassal y Gary Powell para ofrecer dos conciertos especiales. Envuelto bajo una realización chusca y caótica: constantes desenfoques, abuso de la cámara al hombro, este documental de The libertines no viene enlazado por ninguna premisa concreta, y encima, decide obviar los temas cadentes que marcaron el progreso de la banda. Lo mejor el post-screening cuando entró en acción The coolest guy on the earth (aka Carl Barat) desmintiendo por enésima vez un posible come back de la banda.

Leave a Comment