CineCrítica

Kanal – Andrej Wajda

posted by Marc Muñoz 10 junio, 2009 0 comments
La angustia del terror

Kanal es la segunda entrega de la trilogía bélica  del polaco Andrej Wajda. A pesar de que el filme supuso la consagración internacional de su director (al alzarse con el Premio especial del Jurado del Festival de Cannes de 1957), Wajda y su filmografía siguen siendo prácticamente desconocidas en nuestro país. Para  remediarlo Notro Films y Versus Entertainment han editado, en una fantástica edición en DVD,  las tres películas que componen la trilogía de la guerra.

En los primeros instantes del filme un narrador omnisciente nos presenta, en voz en off,  un batallón de la resistencia compuesto por 43 soldados que va pasando uno a uno por delante de la cámara. Tras el último miembro,  la misma voz penetrante, concluye su introducción con la siguente frase:

“estos son los héroes de esta tragedia. Miradles atentamente; son las últimas horas de su vida.”

Directo preludio para una demoledora pequeña joya audiovisual basada en unos hechos verídicos: en septiembre de 1944, un pequeño batallón de la resistencia polaca se vio obligado a ocultarse en los canales subterráneos de una Varsovia ocupada por los nazis.

Wajda nos narra Kanal poniendo un especial énfasis en el tratamiento del espacio, el cuál utiliza como reflejo emocional del estado de ánimo de sus protagonistas. Los canales laberínticos, asfixiantes y claustrofóbicos perturban la psicología de los que los transitan con el único objetivo de sobrevivir al horror. Un elemento que alcanza lo metafórico, cuando se analiza el contexto de esos personajes que transitan en la frágil cuerda de la libertad (vida), en una época en donde esos valores quedan soterrados en lo hondo.

Lo más desgarrador de Kanal es la manera en que Wajda nos propone su narrativa. El espectador emprende el mismo viaje sin retorno a esas alcantarillas de Varsovia; sufre el mismo horror, huele la misma pestilencia, se mueve por la misma podredumbre, le carcome la mima angustia vital y sufre por la vida de estos valientes soldados, que a pesar de su heroicidad, no se duda en representar como personas reales, con temores propios de verse en esas situaciones extremas. Wajda consigue apelar la fibra valiéndose de todos los elementos dramáticos en su disposición, pero sobretodo por los diálogos, las sublimes interpretaciones, la fotografía cruda y realista, la puesta en escena agotadora y pesadillesca, y las acertadas inclusiones de efectos de sonido y música como contrapunte al molesto silencio de los canales subterráneos.

Al final su personajes deambulan entre la locura, la superación, y el instinto de supervivencia. Por mucho ofuscamiento, por mucha maldad, por mucha pérdida de la razón, todos anhelan surgir a la superficie, el problema radica en que en la superficie también les espera la muerte. Una historia sin concesiones, afligida y arrolladora.

Kanal es cine en mayúsculas que retrata al ser humano en las condiciones más extremas. Sabemos el destino de estos personajes, pero ello no impide que realicemos con ello una aventura dantesca y fascinante, pese a su dureza y su desesperanza. 

Ver en Filmin


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.