CineLong drinks

Las 10 mejores películas del 2016

posted by Marc Muñoz 28 diciembre, 2016 7 Comments

Cimino

Seguimos escrutando cada área temática de esta destilería con la voluntad de remarcar lo más notorio que no deja un año para olvidar.  

También en materia cinematográfica el curso ha quedado devaluado respecto a otras cosechas y contagiado por el signo apocalíptico que ha rodeado el transcurso de los últimos doce meses. Con Hollywood abonado a sus grandes franquicias, remakes y secuelas, cada vez de sabor más insípido, más diseñadas en despachos que en salas de guion o sets de dirección, el cinéfilo no ha podido buscar refugio en los últimos grandes autores que persisten en la industria, así no le ha quedado otra que parapetarse en trincheras del cine de autor europeo, el cine indie norteamericano, o incluso, una más que notable presencia de cine español resistiendo al desmantelamiento de su industria por parte de la bancada popular.

Pero ni siquiera esos reductos han proporcionado muestras de cine memorable. Han sido una vez más los festivales  (Sitges, d’A, Gijón, San Sebastián) las mejores puertos de entrada de cine enriquecedor, en las antípodas del cine generalmente insípido favorecido por un Hollywood obsesionado en un mercado marcado por un cine a granel para multicines.

Pese a la queja expuesta, no todo han sido decepciones, aquí van los diez mejores títulos vistos en este año luctuoso.

10. Neruda (Chile)

Dir.: Pablo Larraín

Con aún pendiente de estreno su acercamiento a Jackie Onassis, el chileno Pablo Larraín selló su pasaporte internacional con este biopic del poeta más reconocido de su tierra de origen. Una aproximación a Pablo Neruda como excusa para presentar un rompedor dispositivo con el que triturar los moldes del manido género hagiográfico. Larraín opta por el (anti)biopic y el metarrelato para alejarse lo más posible de los transitados carriles del género en que se embarca. Un tratamiento de lo más imaginativo e ingenioso para una de las sorpresas de la temporada.

9. Verano en Brooklyn (USA)

Dir.: Ira Sachs

Verano en Brooklyn

Ira Sachs se coronó como una de las voces más radiantes del actual cine independiente norteamericano con esta historia mínima que pasó injustamente inadvertida por la cartelera.  Un hermoso y conmovedor retrato sobre la pureza de las amistades infantiles solo susceptible de ser corrompida por la toxicidad que emana la edad adulta. Un mágico desencuentro entre la inocencia desprejuiciada de la niñez y las preocupaciones de la madurez aniquiladora. Una banda sonora soberbia, una caligrafía clara, eficaz y a ratos sutil, alejada de la filigrana, junto a unos personajes de oro, la convirtieron en ese pequeño tesoro indie de la temporada.

8. Under The Shadows (Irán)

Dir.: Babak Anvari

Otro tesoro, este de género y avistado en el Festival de Sitges, puso en el radar el prometedor talento de un debutante. Un primer paso cinematográfico ambicioso, atrevido, eficaz y espeluznante que se saldó con una de las sorpresas del certamen catalán. Encendida bajo la apariencia de un drama íntimo para a continuación mutar hacia el subgénero haunted house como terreno perfecto para explorar la angustia de una madre y su hijo rodeados por el terror de las bombas de la guerra entre Irán e Irak y unos espectros que acechan su casa. Aunque en última instancia se leía como una inteligente parábola sobre el papel de la mujer en la sociedad iraní post revolución. Ratos malsanos de terror combinados con una radiografía social de un periodo de la historia reciente de Irán, otorgándole así esa capa extra de interés a un producto modélico en cuanto a su incidencia sobre las glándulas ecrinas

7. Paterson (USA)

Dir.: Jim Jarmusch

El último mohicano del cine independiente norteamericano, uno de los últimos poetas de la gran pantalla regresó con una nueva ración de cine en mayúsculas. El deambular despreocupado de un conductor de autobuses poeta escondía un placentero paseo por una cotidianidad de connotaciones líricas y efecto mágico. Las que lograba imprimir en sus fotogramas un Jarmusch convertido en poeta visual. Un filme que respira una belleza íntima delicada, ligera, conmovedora y sencilla. Un tour ensimismado por las pequeñas aventuras de la vida al que a uno no le importaría quedar atrapado en su circundar cíclico.

6. El extraño (Corea del sur)

Dir.: Na Hong-jin

The Wailing

Solo alguien con los galones de Na Hong-jin era capaz de cruzar tantos vértices en 156 minutos y no salir malparado en el intento. El de The Chaser vuelve a demostrar su pulso como director todoterreno en esta intersección de múltiples géneros, tonos y personalidades para un filme tan excesivo e imperfecto como estimulante. Notas abultadas de tensión, terror, humor y drama se dan de la mano sin descarrilamientos. Solo un director como el surcoreano es capaz de abrirse camino en tantos frentes y conseguir que el espectador se suba a una montaña rusa plagada de curvas frenéticas pero bien edificadas.

5. Spotlight (USA)

Dir.: Thomas McCarthy

Spotlight

Cuando en el párrafo de entrada nos entristecíamos por la dinámica en la que anda metida Hollywood lo decíamos con la nostalgia de un tipo de películas que el sistema de estudios solía retribuir al espectador con cierta regularidad. Un tipo de cine que Spotlight recuperó pero sin ningún ánimo nostálgico sino simplemente amoldándose a las características de esa factura impecable, sobria y elegante, sin necesidad de grandes artificios más que un guion sólido y unas actuaciones soberbias. McCarthy supo recuperar en pleno siglo XXI el cine político y periodístico que tuvo su esplendor en los años 70 a través de la historia real del trabajo de investigación del Boston Globe alrededor de los casos de pederastia que salpicaron la iglesia católica de Massachusetts. El director de The Visitor se sacó la sotana de cineasta indie para mostrarse lo más resolutivo en una doble pirueta que homenajeaba el cine de Pakula y afines, y a su vez, a esa profesión menospreciada llamada periodismo de investigación (perdón por la redundancia). La recompensa fue el Oscar a la mejor película y una posición elevada en esta y otras listas.

4. The Other Side (Louisiana) (Italia)

Dir.: Roberto Minervini

De nuevo el documental se cuela en las posiciones más altas de lo mejor del año. La primera entrada la logra Roberto Minervini con The Other Side (Louisiana). El italiano sigue fascinado por el paisaje de la América rural desolada y desatendida. Aquí lo aborda haciendo un retrato de una pequeña comunidad abnegada por las drogas, el desempleo, las milicias y una actitud antisistema y anti Washington DC de la que sacó rédito político el electo Donald Trump. Una exploración de la white trash en toda su explicitud, sin velos ni barreras sobre el andar pecaminoso y perdedor de esa lacra ignorada de la sociedad norteameicana. Minervini filma como nadie la sordidez del desencanto del sueño americano y el resultado es uno de los visionados más estremecedores y dolientes de la temporada.

3. Piloto Vinyl (USA)

Dir.: Martin Scorsese

Piloto Vinyl

Puede que los más puristas se rasguen las vestiduras por la inclusión de una serie en esta lista pero hace ya varios años que las sinergias entre cine y televisión hacen innecesario el debate. Más si como en el caso el piloto se diseña como una película dirigida por un grande de Hollywood, Martin Scorsese. Paradójicamente el piloto de Vinyl marcó el principio del fin de una serie devaluada por las expectativas generadas por sus condecorados púgiles y por una visión sesgada y arquetípica del negocio musical, las estrellas musicales y el Nueva York del bullicio artístico. No obstante, antes de que la serie cayera en barrena y fuera finiquitada por la HBO, Scorsese nos introdujo en su mundo con un chute de adrenalina al ritmo de esa “farlopa” que impregnaba los surcos de los discos que sus protagonistas devoran. Un torrente de ingeniería audiovisual que proporcionó estímulos tanto al advenedizo como al experto melómano en lo que fue el tour televisivo más feroz, vibrante y apoteósico del curso. 108 minutos en los que Scorsese dejó impreso su ADN cinematográfico: trazas tanto de Uno de los nuestros, como Taxi Driver, Malas Calles y de forma acusada ese ritmo frenético a golpe de esnifada que ya utilizó en El lobo de Wall Street. Un techo cinematográfico/seriéfilo disparatado y contagioso demasiado imbatible para que luego la serie lograra retomar la misma altura.

2. El renacido (USA)

Dir.: Alejandro González Iñárritu

The Revenant

El cine como espectáculo cinematográfico fue acogido por el mexicano Alejandro González Iñárritu, y posteriormente compensado por la Academia. El renacido proporcionó una experiencia cinematográfica colosal a través de la odisea de un explorador dado por muerto y enterrado. Un relato de supervivencia extrema removida por la venganza más demoledora que convirtió el poderío visual de la dupla formada por  Iñárritu y “El chivo” en un torrente arrasador de visceralidad y ferocidad. El de Amores perros logró capturar  la esencia del relato de aventuras clásico para voltearlo con una violencia salvaje, mientras que de sus heridas lograba sonsacar una caricia mágica con reminiscencias al cine de Malick y al de Tarkovski. De nuevo la pátina grandilocuente del propio director fue el peor enemigo de una propuesta que busca sin disimulo cotas de grandeza, pero una vez más, la experiencia como entretenimiento puro y unas imágenes bañadas por una belleza física, epidérmica e hipnótica demolieron esas barreras para alzar lo último de Iñárritu a la cumbre del cine de aventuras del 2016.

1. Dead Slow Ahead (España)

Dir.: Mauro Herce

Dead Slow Ahead

La primera aventura como director del barcelonés Mauro Herce se saldó en una travesía sensorial al bordo del carguero Fair Lady. Herce se sumerge en un microuniverso tan fascinante como marciano para extraer un documental de un efecto hipnótico insondable. Un viaje por la no narrativa que sin embargo absorbe claves del cine experimental y hasta del cine de terror y el fantástico a la hora de recorrer los recovecos de este carguero transmutado en una bestia de metal amenazante, hostil, y exterminadora de emociones humanas en su surcar por un mar compuesto por los estratos invisibles del capitalismo más despiadado. Una pieza radical en su forma desde la que se proyecta un viaje sensorial alucinado y ensimismado alrededor de la relación entre el hombre y la máquina en un contexto inexplorado y fantasmagórico. El trayecto cinematográfico álgido de la temporada.


7 Comments

Alberto Varet Pascual 28 diciembre, 2016 at 12:13

Una lista muy única y personal. Pero tampoco creo que haya sido un mal año de cine en nuestras carteleras si sumamos lo que ha llegado tarde con algunos estrenos muy destacables. Así, mi lista hubiera sido algo como:

1. Mysterious Object at Noon (Apichatpong Weerasethakul)

2. The Tale of the Princess Kaguya (Isao Takahata)

3. Carol (Todd Haynes)

4. Elle (Paul Verhoeven)

5. Everybody Wants Some!! (Richard Linklater)

6. Francofonía (Aleksandr Sokúrov)

7. La llegada (Dennis Villeneuve)

8. Tres recuerdos de mi juventud (Arnaud Desplechin)

9. Cemetery of Splendour (Apichatpong Weerasethakul)

10. La muerte de Luis XIV (Albert Serra)

11. Sunset Song (Terence Davies)

12. Sully (Clint Eastwood)

13. Ahora sí, antes no (Hong Sang-soo)

14. The Neon Demon (Nicolas Winding Refn)

15. Evolution (Lucile Hadzihalilovic)

16. Anomalisa (Charlie Kaufman y Duke Johnson)

17. La bruja (Robert Eggers)

18. Rogue One (Gareth Edwards)

19. El recuerdo de Marnie (Hiromasa Yonebayashi)

20. Zoolander nº2 (Ben Stiller)

Reply
Marc Muñoz 29 diciembre, 2016 at 18:52

Carol sería un pódium clarísimo, sino fuera porque ya la incluí en la del año pasado,

Reply
Abelino, el trol cinéfilo 28 diciembre, 2016 at 12:33

Uff. ¡Qué pereza!
Solo he visto El Renacido y Spotlight, pero no incluiría a ninguna de las dos en la lista de lo mejor del año.
Quizá a El Renacido por lo bien rodada que está y teniendo en cuenta lo flojo que está el cine ultimamente comparando con las series, pero…
Es solo mi opinión, pero para mí Spotlight es la peli más sobrevalorada del año. Un grandísimo reparto como el que tiene no hace grande a una película.

Reply
Abelino, el trolcinéfilo 28 diciembre, 2016 at 13:28

Me sorprende con esta lista que ignores al grandísimo Tarantino. Igual que en los Oscars, porque sí señores, un Oscar a mejor B.S.O. y un par de nominaciones es ignorar a Tarantino. Al menos no has metido Deadpool…

Esta es mi lista a falta de ver algunos títulos como Creed, La Habitación, La Chica Danesa, La Llegada, Sully o El Caso Fisher:

1 – Los odiosos ocho (Quentin Tarantino)
2 – Calle Cloverfield 10 (Dan Trachtenberg)
3 – El libro de la selva (Jon Favreau)
4 – Veteran. Por encima de la ley (Seung-wan Ryoo)
5 – La puerta abierta (Marina Seresesky)

Reply
Marc Muñoz 29 diciembre, 2016 at 18:55

Gracias Abelino por comentar. Sobre gustos….ya se sabe. Sin embargo te diré que lo último de Tarantino me aburrió sobre manera. Para mí de lo peorcito que ha hecho junto a Django,

Reply
Jorge 9 enero, 2017 at 07:18

Muy buena lista, al servicio del cine menos superficial y realmente inspirador. Honestamente no conocía la última película (primera posición), pero me has abierto el apetito. Respecto la demoledora imposición Hollywoodiense, más allá de El Renacido o Spotlight las cuales son obra que, o bien brillan por su magnificencia visual o por su intrincada faceta narrativa, escogería “Hasta el último hombre”. Estaría en mi Top 5 del presente año. Más allá del obstinado adoctrinamiento religioso de Gipson, la película es vistosamente sublime, atractiva narrativamente y proyecta una loable evolución de unos los personajes martirizados por los acontecimientos bélicos donde se encuentran, puntillosamente pincelados al estilo Gipson y descarnadamente servidos.

Un placer leerte. ¡Saludos!

Reply
Marc Muñoz 11 enero, 2017 at 11:03

Muchas gracias Jorge! Un placer leer también tu comentario. A mi también me gusto lo último de Gibson, quizá no tanto para situarlo en esta lista, pero si que mantiene la forma como realizador, especialmente en las escenas de acción bélicas. La primera parte edulcorada y excesivamente larga me sobra, y como bien apuntas, su proseselitismo religioso lastra el conjunto.

Gracias por comentar. Un saludo!

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.