CineLong drinks

Las 18 (+4) esperanzas cinematográficas para el 2018

posted by Marc Muñoz 9 enero, 2018 0 comments

Sin conceder un respiro tras haber finalizado pocas jornadas atrás el extenso repaso al 2017, desde hoy nos engrescamos a anticipar las señales culturales que estimularan los circuitos sinápticos a lo largo de los próximos doce meses. Y lo hacemos mediante un post que se ha convertido en un clásico en las fechas en que nos encontramos .

Una avanzadilla con los films más anticipados del curso inaugurado en el que se han descartado los estrenos más cercanos y todo aquel con la etiqueta Oscar aguardando. Un conjunto de 18 filmes de diferentes nacionalidades y representativos de miradas bien diferenciadas con el que queremos aportar esperanza al cinéfilo ante el año que se le avecina.

Sin más dilaciones, estas son las películas más esperadas en 2018 según esta destilería.

Loro – Paolo Sorrentino

Loro Paolo Sorrentino

Paolo Sorrentino, además de trabajar a destajo (casi a proyecto por año, aún tenemos presente en las retinas su The Young Pope y Youth), es uno de los bastiones autorales más seguros y custodiados de la cinematografía italiana y  europea. Con lo cual tiene casi un sitio asegurado en cualquier lista como esta. Más cuando lo hace invirtiendo tiempo y esfuerzo en un biopic sobre el polémico empresario y político Silvio Berlusconi. Quien además es llevado a la gran pantalla por el actor fetiche de Sorrentino, Toni Servillo. Con la aplaudida Il Divo  como precedente en terreno político, sería una gran decepción que el creador italiano no entregará una de las obras del año sirviéndose del suculento material que tiene entre manos.

Black Klansman – Spike Lee

Spike Lee

Spike Lee es un director irregular, con una carrera llena de altibajos, pero por lo general más que interesante y relevante en su faceta combativa. A pesar de que sus dos últimas películas resultaron bastante fallidas (aquí aún no hemos podido ver  Chi-raq), su último proyecto, en un contexto tan reivindicativo como el actual, contiene números para terminar siendo uno de los estrenos importantes de las próximas semanas. Sensaciones optimistas que parecen selladas por su sugerente argumento: Black Klansman se basa en la historia real de Ron Stallworth, un detective afroamericano de Colorado Springs que logró infiltrarse (intriga, y mucho, el cómo) en la rama local del Ku Kux Klan. John David Washington, Adam Driver, Corey Hawkins protagonizan lo nuevo del de Nola Darling.

Under The Silver Lake – David Robert Mitchell

Under the silver lake

David Robert Mitchell se llenó la chistera de respeto y admiración con su segunda película, It Follows. Un brillante acercamiento al terror suburbano que caló hondo entre acólitos y no acólitos del género. Este año regresará para controlar los raíles de un rodaje mediante un neo-noir ambientado en Los Angeles del presente. Poco más se sabe de su argumento, pero la adhesión ciega a su talento le ha permitido reunir a un elenco más notorio que en su anterior obra:  Andrew Garfield, Riley Keough, Jimmi Simpson, Topher Grace, y cómo no, ganarse un puesto en esta lista.

Radegund – Terrence Malick

Radegung Terrence Malick

De ser el reflejo salingeriano más fiel en la esfera cinematográfica a convertirse en un prolífico director a la vera de la actividad enfermiza de Ridley Scott. Aunque en ese inesperado vuelco, Malick perdiera parte de la magia de su cine, y su dispositivo entrará en cierto estancamiento, especialmente con su última obra, la aún no estrenada en estos lares Song to Song. Sin embargo, su último proyecto, rodado en 2016, podría suponer una vuelta a la senda de los trabajos más lumínicos e imborrables del tejano. La primera señal optimista es que el de Malas Tierras ha vuelto a un esquema apoyado en un guión en lugar de una improvisación que lo lleva a la deriva en varios fragmentos de sus últimas producciones. La otra es que su película se basa en la historia real del austríaco Franz Jägerstätter, un campesino que se declaró objetor de conciencia ante el régimen nazi y que le llevó a ser sentenciado a muerte con 36 años. Un relato narrado a través de las cartas de amor con su amada. Y otra señal que lleva a pensar en un enderezamiento de su mirada es que recurre a actores de poco gancho taquillero, August Diehl, Valerie Pachner, Michael Nyqvist, Matthias Schoenaerts, Jürgen Prochnow, y Bruno Ganz, tras no sacar demasiado jugo con actores de primer nivel en los últimos intentos.

Mr. Freeze – Romain Gavras

Romain Gavras y Vincent Cassell

Uno de los directores más incendiarios y provocadores de la actualidad, el mismo que se fraguó una aura de prestigio a través de una de las trayectorias en el campo del videoclip más icónicas y memorables del nuevo milenio, emprende su segunda aventura en el largometraje tras pasar desapercibido con el primer intento, Notre jour Viendra. Y lo hace volcándose en un drama criminal de un ex camello que intenta empezar de cero en Argelia mediante los ahorros acumulados. Sin embargo, su madre se los gasta apostando, y él tendrá que volver a las andanas para tirar adelante su sueño fuera de la espiral del crimen y las drogas. El hijo de Constantin Costa-Gavras repite siete años después con Vincent Cassel, y añade a Karim Leklou e Isabelle Adjani en el reparto.

The House that Jack Built – Lars Von Trier

The house that Jack built

El provocador nato más temido e incorregible de la esfera cinematográfica de nuestros días, el persona non grata de tantas familias y veladores de la consciencia sana y recta, regresa a los cines con un artefacto incendiario que amenaza con igualar la marca de afectados provocada por sus películas más polémicas. El danés opta ahora por escudriñar los recovecos psicológicos de una mente psicópata, poniendo el foco en el devenir de una persona convirtiéndose en un asesino en serie. Matt Dillon, Uma Thurman, Bruno Ganz y Riley Keough se ponen a las órdenes del temible Lars Von Trier en lo que promete ser la sacudida cinematográfica del año.

Los Increíbles 2 – Brad Bird

Fecha de estreno: 29 de junio

Los increíbles 2

No somos aquí muy entusiastas con las secuelas, pero cuando se trata, como en el caso, de recuperar la familia de superhéroes más divertida y carismática de la gran pantalla se recula y listos. Catorce años después (sí, habéis leído bien) de tocar techo con Los increíbles, Brad Bird se pone de nuevo al frente para comandar las nuevas desventuras dirigidas a todos los públicos. La oferta de Pixar para 2018 se reduce a una secuela, pero una que parte de un glorioso precedente.

Suspiria – Luca Guadagnino

Suspiria

Del mismo modo que no somos partidarios de las secuelas, casi menos de los remakes. Sin embargo cuando la revisión de una obra cumbre del giallo cae sobre la responsabilidad de uno de los directores italianos más en forma del momento, como ha demostrado en su dos últimas obras (Call Me by Your Name y Cegados por el sol ), entonces no queda más que recapacitar y aceptar que la nueva versión de Suspiria puede convertirse en uno de los techos cinematográficos del ejercicio de hogaño. Un proyecto en el que Guadagnino volverá a repetir con Dakota Johnson y Tilda Swinton, a quienes se les suma Chloë Grace Moretz.

Roma – Alfonso Cuarón

Roma - Alfonso Cuarón

Tras la aparatosa, adrenalítica y ruidosa Gravity, Alfonso Cuarón ha decidido reducir la mira y la envergadura presupuestaria para tirar adelante un siguiente proyecto que lo lleva a alejarse de Hollywood. En Roma, el director mexicano opta por explorar la vida de una familia de clase media de Ciudad de México a lo largo de un año de la década de los 70. Una película íntima, autobiográfica – al parecer parte de las memórias como joven del propio cineasta -, y modesta respecto a sus últimas incursiones, que probablemente conecte al espectador con el Cuarón de la etapa mexicana.

El cártel – Ridley Scott

El cártel

Hay un grupo de directores que parecen angustiados por si las fuerzas les desfallecen ante su avanzada edad, hasta el punto que se prodigan en un ritmo de trabajo vertiginoso, envidiable hasta para un veinteañero. Uno de los más llamativos y reconocibles es el de Ridley Scott, que a sus casi 80 años, asegura que le gustaría hacer tres películas al año. Con a punto de estrenar All the money in the world, con vistas a acariciar alguna nominación para los Oscar, el de Alien ya mira a febrero para empezar el rodaje de The Cartel, la adaptación de la aclamada novela de Don Winslow sobre los cárteles mexicanos en suelo norteamericano, y cuya idea es llevar al cine en forma de trilogía. Si bien es verdad que Scott, en su frenesí laboral, lleva tiempo alejado de su mejor versión, pero también que el empuje que le otorga un relato negro tan codiciado y loado, presupone que The Cartel, en caso de llegar a tiempo, será otra de las citas a perseguir en este 2018.

Mute – Duncan Jones

Mute

Tras sufrir el varapalo de crítica, y algo menos en taquilla, con la adaptación cinematográfica del videojuego Warcraft, y aún un golpe más severo con la muerte de su padre (David Bowie) hace dos años,  Duncan Jones busca recomponerse y recuperar el esplendor de su debut (Moon) con un artefacto de sci-fi ambientado en un Berlín futurista en el que un camarero irá a la búsqueda de una mujer, ayudada e instigada por un par de siniestros cirujanos. Las primeras imágenes invitan a excitarse con una estética que parece mezclar Blade Runner con la fotografía de Ping Bing Lee, y que se dispone como el escenario de este future-noir que Netflix tienen en la parrilla de salida para cuando estime oportuno lanzar.

If Beale Street Could Talk – Barry Jenkins

Barry Jenkins If Beale Street Could Talk

Con o sin el Oscar sobre la bocina, Barry Jenkins se ganó el salvoconducto hacia las grandes ligas gracias a la primorosa mirada estampada en Moonlight. Poco ha pasado desde su obra de tintes autobiográficos que ya se dispone a sellar su valor entre las agendas de los productores de Hollywood con la adaptación del la novela homónima de James Baldwin. En esta se explica la batalla de una mujer del Harlem por demostrar la inocencia del padre del hijo por nacer, acusado de un crimen que no ha cometido. Al igual que con la ganadora del Oscar, para su tercer largometraje ha decidido apostar por un reparto repleto de rostros desconocidos, a excepción de Diego Luna y Dave Franco, ambos en roles secundarios.

The Man Who Killed Don Quixote – Terry Gilliam

The man who killed Don Quixote

El proyecto más quijotesco de la historia reciente del medio está cerca de ver la luz de la sala de cine para incredulidad de muchos. El ansiado y tortuoso camino sufrido por Terry Gilliam para poder terminar su versión de Don Quijote, tras las inclemencias y los desastres que ocurrieron en el primer intento con Johnny Depp y Jean Rochefort a bordo,  compiladas en el documental Lost in la Mancha, parece llegar a su fin. Finalmente el de Brazil se quitó la espina el pasado año con la ayuda de Jonathan Pryce (el nuevo Don Quijote), Adam Driver, Olga Kurylenko, Stellan Skarsgard, Oscar Jaenada. Como el proyecto ha estado maldecido durante dos décadas, habrá que cruzar los dedos hasta el día de su premiere en algún festival de clase A.

Bad Times at the El Royale – Drew Goddard

Drew Goddard

Después de impartir lecciones de postmodernidad, (meta)deconstrucción, delirio y dosis insanas de divertimento, Drew Goddard quedó atrapado en su The Cabin in the Woods, aunque manteniendo un actividad alta desarrollando proyectos y escribiendo guiones (fue nominado al Oscar por The Martian). Sin embargo han tenido que pasar seis años para que volvamos a ver su nombre escrito en la silla del director. Y el dulce retorno se hará realidad mediante el violento encuentro de un grupo de personajes en un hotel de Lake Tahoe. Falta por ver si su aproximación se producirá desde un enfoque tarantiniano, como el Free Fire de Ben Wheatley, o en plan misterio. Mientras nos llegan más pistas sobre el argumento y su tono, nos aferramos a un reparto capitaneado por Chris Hemsworth, Jeff Bridges, Cynthia Eviro y Cailee Spaeny.

Beach Bum – Harmony Korine

Harmony Korine

Otra de las películas más melosas para el cinéfilo que le va lo excéntrico y lo anticonvencional será la preparada por el enfant terrible Harmony Korine. El de Gummo servirá su habitual dosis de incorrección con el eje puesto en la existencia de un colgado revolucionario llamado Moondog, a quien interpreta un Matthew McConaughey que necesita recuperar el brío perdido tras sus últimas tentativas. Seis años después de Spring Breakers, Korine debería estar listo para seguir sacando apuntes impagables de bizarrismo y desconcierto alrededor de la white trash y sus ambientes.

Widows – Steve McQueen

Fecha de estreno: 30 de noviembre

Steve McQueen

Para el que escribe Steve McQueen se ha convertido en una de las llegadas autorales más gratificantes de los últimos años y en un indiscutible a la hora de trazar prioridades cinematográficas. Si además se alía con la reputada escritora Gillian Flynn (Perdida) para escribir el libreto alrededor de cuatro atracadores muertos en pleno servicio, quienes son reemplazados por unas enfurecidas viudas dispuestas a terminar el atraco que empezaron sus difuntos maridos. Y si lo hace rodeado por un espectacular elenco, Daniel Kaluuya, Liam Neeson, Robert Duvall, Carrie Coon, Garret Dillahunt, Jacki Weaver, Brian Tyree Henry y Jon Bernthal, será entonces que este thriller de atracos británico es una de las citas inapelables del recién estrenado curso.

Isla de perros – Wes Anderson

Fecha de estreno: 20 de abril

Isle of dogs

Otro del que uno no puede renegar es Wes Anderson y su distinguible y encantador estilo. El director norteamericano regresa al terreno de la animación en stop-motion, donde ya recolectó frutos tan perecederos con la fabulosa Fantastic Mr. Fox, para trazar este relato sobre una pandilla de perros recluidos en una isla japonesa, donde el gobierno los mantiene en cuarentena, y dispuestos a ayudar a un chaval a encontrar a su canino. Una delicatessen que mezcla a Kurosawa con el cine de Wes Anderson y White God, tal y como insinúa el delicioso trailer que publicamos hace semanas.

The Irishman – Martin Scorsese

The Irishman

Si hay alguien libre de culpa en la cinematografía contemporánea a lo largo de varias décadas ese es el gran Martin Scorsese. Con un currículum admirable y envidiado, casi intachable, el de Malas Calles se vuelca de nuevo en su género predilecto, el cine mafioso, para atraer a los actores fetiches de su edad dorada. En esta ocasión para narrar la historia real del sindicalista y mafioso Frank Sheeran, a quien se acusó de estar implicado en la muerte de Jimmy Hoffa. La presencia de Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci, Harvey Keitel y Anna Paquin solo hace que elevar la expectación desaforada por una película que Netflix se ha propuesto utilizar como llave para entrar con garantías en los círculos de premios y festivales de prestigio, en definitiva, para  lograr el reconocimiento definitivo como factoría cinematográfica. El único riesgo de The Irishman, aparte de tener que recuperar el mejor tono de algunas de las estrellas oxidadas que solo el italoamericano es capaz de aglutinar en un mismo proyecto, es no poder hacer frente a la expectativa desmedida que rodea el proyecto desde que saltó el conocimiento del mismo.

+ 4 películas arrastradas de la lista del año pasado

High Life – Claire Denis

High Life - Claire Denis

Una de las cineastas más insobornables de la cinematografía francesa emprende un nuevo cambio de tercio genérico en la que supondrá su primera película en lengua inglesa. Su estimulante premisa plantea el viaje suicida de un grupo de criminales que acceden a viajar al espacio exterior para buscar formas alternativas de energía y formar parte de experimentos relacionados con la reproducción humana. Una atractiva trama sci-fi que sirve como gancho para el espectador, pero también para rostros populares como Robert Pattinson y Patricia Arquette, quienes se han puesto a las órdenes de la realizadora de Una mujer en África.

La muerte de Stalin – Armando Iannucci

Fecha de estreno: 16 de marzo

The Death of Stalin

Armando Iannucci tiene en su currículum una dilatada producción en sátiras políticas encumbradas en diferentes medios, y por diferentes premios. Si Veep se ha vuelto en esa criatura que le abre las puertas en reuniones y determina su agenda futura, ya en suelo inglés había dejado muestras notorias de sus irreverente y aguda comicidad en series similares. En el campo cinematográfico se ha prodigado menos, pero ahí está la desternillante In The Loop. Ahora vuelve a ponerse detrás de las cámaras en esta historia basada en una novela gráfica que describe el caos y el desmembramiento de la URSS tras la muerte de Stalin. Conociendo el estilo del escocés, se esperan abultadas notas de sátira política e hilaridad ácida.

Siberia – Abel Ferrara

Siberia, Abel Ferrara

Cuando en octubre de 2015 tuve el inmenso honor de entrevistar a Abel Ferrara para la publicación Tentaciones, el de Teniente corrupto me devolvió la clásica pregunta sobre los próximos proyectos en marcha con esta alentadora respuesta: “Estoy trabajando con Willem Dafoe y Nick Cage en una especie de Ulises, una película sobre sueños, un viaje naturalista, tipo Jack London, desde la nieve hasta desiertos… Willem hace de sí mismo… Es difícil resumir un proyecto, ya la veréis. “… pues lo dicho.

Happy End -Michael Haneke

Happy End

El  austríaco regresa tras su laureada y paseada Amour con un relato coral con el drama de los refugiados como telón de fondo en el que clavar su aguda y cínica mirada. Una tarea a abordar a través del dibujo de una familia francesa burguesa golpeada por una serie de sinsabores sin que ninguno de estos tenga conexión con el drama y la miseria situada pocos kilómetros de su hogar, donde se levanta un campo de refugiados. Isabelle Huppert se pone en primera fila para llevar el peso dramático, acompañada por Jean-Louis Trintignant y Mathieu Kassovitz. Ya solo su irónico título invita a pensar en sacudidas importantes.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.