Cine

Las mejores películas del 2009

posted by Marc Muñoz 2 enero, 2010 1 Comment

A principios de octubre, cuando un servidor escribió la lista de lo mejor de la década por años, ya percibió el primer síntoma de que la salud cinematográfica no estaba pasando por su mejor momento. Habiendo superado la totalidad del año la sensación de entonces se ha convertido en una realidad amarga: la cosecha fílmica de este año ha sido una de las más flojas que uno recuerda.

Mientras que el sector del cine se sumergía en el debate abierto sobre las subvenciones, la piratería, las decisiones de la ministra y de Guardans, el rol que juega la SGAE, y demás polémicas, el cine se iba resistiendo por la calidad presentada. No sólo hablamos de un cine conformista, insípido e intranscendente, que ha caracterizado la mayor parte de la producción norteamericana, sino, esta vez, toca hablar de algo más vasto, de una pandemia que ha  alcanzado otras cinematografías más habituales a saltarse la monotonía de las propuestas que invaden los circuitos comerciales. Quizás, y de forma paradójica, haya sido nuestra cinematografía la que ha salido mejor reforzada con algunas producciones exitosas, y otras de mayor interés e igual arropamiento por parte del público.

Toda esta visión se toma desde el prisma de uno que ve al cine que se exhibe en este país, y que por lo tanto no puede entrar a valorar el reducto de filmes de contrastada calidad que se puedan ver en los festivales de alrededor del mundo.

Tal es el grado de decepción, que la televisión, ataño objeto de críticas y producto demoníaco y aberrante para el buen devenir del modelo social,  ahora es refugio de los que amamos las producciones inteligentes. Esperemos que la televisión de calidad prevalezca, pero que esto no conduzca a la desaparición del ritus de pagar seis o siete euros para penetrar en la oscuridad de una sala y dejarse arrastrar hacía mundos ajenos durante un par de horas.

Delante de todo este panorama, entenderán que me sea extremadamente complicado llevar a cabo la siguiente lista con las mejores películas estrenadas en el pasado 2009. Una lista, que por otra parte, está encabezada por una película que en otro año hubiera ocupado los últimos puestos, y que aquí la corona a pesar de no estar tampoco entre las mejores de su autor.

10. Mi nombre es Harvey Milk

Gus Van Sant abre la lista con este drama basado en la historia real de Harvey Milk, el primer activista gay en ocupar un alto cargo público. Van Sant logra sacar, una vez más, una portentosa actuación de Sean Penn en el papel de Milk, y a la hora recrea con exactitud las inquietudes y el espíritu del San Francisco de los 70’s

9. Enemigos públicos

Quizás la película que más opiniones opuestas ha levantado durante el pasado año. Los defensores nos agarramos a ella por su inteligente reformulación del cine de gángsteres, la habilidad de Michael Mann para desplegar escenas de acción arrebatadoras, y por disfrutar de su ritmo apasionante.

8. Moon

Grata sorpresa la opera prima de Duncan Jones. Moon encandiló al jurado de Sitges, y poco después lo hizo en los circuitos de exhibición con una historia que bebe de las mejores cinta de ciencia- ficción para aportar su propio granito de arena al género. Jones se doctora en su debut como realizador en este inquietante filme que debería asegurar a Sam Rockwell una nominación a los Oscar.

7. Paranoid Park

La película de Gus Van Sant debería ocupar los puestos altos de la lista de mejores filmes del 2005, pero su intríngulis anticomercial ha hecho que haya aterrizado en nuestras salas durante este año. Van Sant regresa a su línea más experimental con este relato poblado por personajes que parecen salidos de las películas de Larry Clark pero con una atmósfera etérea, envolvente que logra encandilarte en un estado onírico de difícil descripción y despojo.

6. Déjame entrar

Las distribuidoras nos regalaron esta preciosa joya de terror tras haber pasado con relumbrón por el festival de Sitges. La película de Thomas Alfredson, suponía un soplo de aire fresco al cine de vampiros a través de una insólita historia de amor entre una vampira y un niño. Cinta bella, inquietante, estremecedora, y con una puesta en escena elegante y sutil. 

5. El Curioso caso de Benjamin Button

David Fincher volvió a demostrar su valía  a principio de año, con esta adaptación de un relato de F. Scott Fitgerald.  De corte clásico, bella, a momentos grandilocuente, y con una fotografía deslumbrante. Para el recuerdo algunas secuencias, como la de la historia del reloj, el atropello del personaje de Cate Blanchett, o su secuencia final. Cine en mayúsculas, del que sintoniza con el Hollywood glorioso de antaño.

4. In The loop

La película de Armando Iannucci es la comedia del año sin llegar siquiera a un segundo round. De hecho, por muchas razones esta cinta ácida y corrosiva podría haber superado la que sigue. Y es que los entresijos políticos que influyen, o directamente, deciden las posturas políticas de los grandes dirigentes que observan el mundo desde su posición, nunca habían sido destripados de la manera en que Ianuncci lo hace. Humor desternillante, con un alta carga crítica hacía las administraciones americanas e inglesas, y para el recuerdo un personaje: Malcom Tucker, memorable.

3. El luchador (The Wrestler)

La historia desgarrada de este luchador de lucha libre no tuvo el reconocimiento que se merecía. Darren Aronofsky dejaba a un lado su trepidante y voluminoso estilo, para contarnos esta cruda historia de un loser. Mickey Rourke y Marisa Tomei ofrecían una magistral interpretación en sendos roles marginales y de destino desolado.

2. Slumdog Millionaire

La gran triunfadora de los Oscar mezclaba con especial encanto el cine musical de Bollywood con el melodrama, todo aliñado con efectivas gotas de drama social, y con una realización endiablada que te mantenía agarrado a la silla durante todo su trayecto. Danny Boyle demostraba una vez más su versatilidad para cambiar de género, tono y estilo, y salirse como caballo ganador. Exquisito filme para contentar a todo el mundo.

1. Malditos bastardos

La visión distorsionada y canallesca de Tarantino sobre la segunda guerra mundial ha sido el plato más suculento del año. Su autor se ha atrevido a reconstruir la historia a su gusto, con su personal estilo, y con el humor y el ritmo que lo caracterizan. Para la historia, la del cine, queda la portentosa revelación de Christopher Waltz. Malditos bastardos no es la mejor película de Tarantino, pero ver cómo el director de Pulp Fiction pone en la misma batidora a los Hermanos Marx, los doce en el patíbulo y el cine bélico no tiene precio, pero sí reconocimiento, el número 1.


1 Comment

Los mejores discos del 2009 | El Destilador Cultural 11 enero, 2010 at 16:39

[…] el camino abierto por Marc con su lista de las mejores películas del 2009, es momento para echar la vista atrás y ver lo que ha dado de sí, musicalmente, el año que […]

Reply
Las diez mejores películas del 2010 | El Destilador Cultural 8 diciembre, 2010 at 08:51

[…] y como ocurriera cuando efectué el repaso de las películas del año a finales del 2009, y a pocos días de de dar portazo al año (los únicos estrenos destacables que restan por llegar […]

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.