Cine

Lo mejor y lo peor de la 88º edición de los Oscar

posted by Paloma Méndez Pérez 29 febrero, 2016 0 comments

Chris Rock Oscar 16

Anoche se celebraron los Oscars y en esta casa seguimos con la tradición de contaros lo mejor y lo peor de la gala. Esta vez, como decirlo…podríamos concluir que ni por los vestidos. Que este año no será la gala que guardemos para la posteridad, con lo fácil que hubiera sido no premiar a Leonardo DiCaprio y quedar automáticamente apuntado en la historia para siempre.

Pasemos por lo peor:

1. Las pullas a Leonardo DiCaprio. ¿qué resulta que al actor de El lobo de Wall Street todos los años le dan un papelón porque es blanco? No acababa de entender el motivo, si era por su capacidad de mimetizar con los personajes, por su manera de no dejar rastro de sí mismo en las interpretaciones, en hacer de cada papel único… y ayer Chris Rock me abrió los ojos y me di cuenta de que era porque no era negro. FACEPALM.

2. Sly. Yo sé que parte de El Destilador Cultural tenía su apuesta en Mark Rylance. Otra no. Estoy con Governator que presentó sus respetos vía twitter a su jefe en Los Mercenarios. Para mí también era el mejor.

3. Mejor dirección. ¿Soy yo la única que fue a ver The Revenant y salió convencida de que estaba en un documental con planos aleatorios al cielo? Son unas imágenes extraordinarias que acompañan a la historia, otorgando cierta divinidad a una cosa tan terrenal como la venganza. Ya. Una sucesión de planos de cosas que van desde bonitas hasta preciosas, inmensas, inabarcables, salvajes y cuantos adjetivos más se puedan asociar con la naturaleza. Pero es que la naturaleza es así y esto es cine. Nuestro corazón estaba con George Miller.

4. Los agradecimientos. Sí, sí, sí, sí. Estamos todos muy cansados de escuchar lo mucho que los premiados quieren a sus familias, pero hacer que aparezca como los tuits del público no va a impedir la sucesión de nombres de perros y gatos.

5. OscarsSoWhite. Ningún nominado negro en las categorías principales. Vayamos al origen del problema, aparte de Will Smith e Idris Elba que está genial en Beast of no Nation, no ha habido ningún papel relevante para un actor o actriz negra. Ese es el drama, no que no te seleccionen para una estatuilla. La gala de ayer fue un continuo recordatorio de la injusticia de los negros en América. En un momento daba la sensación de que los nominados representaban al 0,001% de la población y habían dejado fuera a una realidad estadounidense mayor de la que representa la comunidad afroamericana. El que mejor sintetizó el problema fue Sacha Baron Cohen vestido como Ali G. La industria puede hacerlo mejor, pero está en la mano de las personas también, no solo de las academias.

Vamos a lo bueno, que ya hemos dicho que esto no quedará en la historia pero tuvo algunos momentos que podemos mencionar:

1. Louis C.K. el único hombre o mujer gracioso de la gala, recordando lo que vale un Oscar en una categoría como la de corto documental. Una cosa que pones en tu apartamento de mierda. Si el año que viene hay alguna injusticia contra los pelirrojos, yo digo que Louis presente la gala, aunque no puedan nominar a Michael Fassbender.

2. Tracy Morgan en el video de escena eliminadas de las películas haciendo de La Chica Danesa.

3. Joe Biden. Es difícil encontrar más respeto y autoridad hacia una persona. Es lo que sucede cuando no se roba a manos llenas, que te pueden presentar delante de quien sea y que te reciban con una calurosa ovación. Además presentaba a Lady Gaga interpretando el tema del documental sobre las violaciones en universidades. Uno de los mejores momentos de la gala.

4. Los medioambientalistas. Es decir DiCaprio que se acordó de Scorsese y Jenny Beavan, esa simpática mujer responsable del vestuario de Mad Max. Ambos hablaron claro de lo que representa la lucha medioambiental hoy en día, es una guerra de los desplazados y los desfavorecidos contra los que toman las decisiones. Una lucha de clases. La lucha de clases.

5. Spotlight. O una película que trata de algo. Gracias academia, a lo mejor se pone de moda hacer buenas películas sobre cosas interesantes, con su introducción, su nudo y su desenlace. Y dejamos de ver cine vacío, eso además de dejar de esconder los casos de pederastia en la iglesia. Que tampoco está de más.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.