CineCrítica

Los chicos están bien – Lisa Chololenko

posted by Lis 12 febrero, 2011 0 comments

Los chicos están bien llegará a las carteleras españolas a partir del próximo 25 de febrero precedida por su éxito en los globos de oro en la categoria comedia.  Aunque algunos ya se han adelantado a considerarla como una película menor de todas las que compiten por el Oscar, yo me inclino a pensar todo lo contrario. No tiene efectos especiales, ni 3D, ni está basada en la última moda de Internet, simplemente relata la vida. La experiencias de dos mujeres, pareja lesbiana, que en último verano antes de que su hija se vaya a la universidad, su hijo decide convencer a su hermana para conocer a su padre biológico.

La película arrastra como fondo la situación de desigualdad que viven los homosexuales en Estados Unidos. Aquí, en España ya están reconocidos sus derechos al matrimonio y a la adopción, cosa que allí no pasa en todos los Estados. Están todavía despertando para ser reconocidos como iguales en derechos que las personas heterosexuales. Así que este nuevo modelo familiar, el que retrata la película, no podía llegar en mejor momento.

Sus dos protagonistas Annette Bening (Nic) y Julianne Moore (Jules) están sensacionales. Es cierto que da la impresión que la voz cantante la lleva Bening, pero creo que, en la mejor interpretación hasta la fecha que nos ha regalado, su personaje es el que lleva más peso en la historia. De todos modos, ambas realizan un desarrollo interpretativo creíble, difícil se mire por donde se mire, y fuera de los estereotipos lésbicos que invaden el campo heterosexual. Julianne sigue demostrando que es toda una experta en los cambios de ritmo, en esos momentos donde el drama y la comedia se funden y nos devuelve una mirada agridulce de la realidad.

Mark Ruffalo, un excelente secundario, es el propietario del esperma que ambas utilizaron para quedarse embarazadas. Su personaje Paul se enfrenta al poco agrado que Nic y Jules muestran a la hora de que sus dos hijos establezcan una relación con él y al descubrimiento que esos dos adolescentes lleven sus genes.

La historia está narrada como si fuera un cuento, planos largos, lenguaje pausado, medido hasta el extremo, colores suaves, no hay estridencias, ni planos bruscos, hay un cierto toque de cariño en toda la película, como si su directora, Lisa Chololenko la hubiera mecido entre sus manos como si fuera un bebé desde el principio hasta el final.

Cuatro nominaciones a los Oscars lo avalan: mejor película, mejor guión (Lisa Chololenko y Stuart Blumberg), mejor actriz (Annette Bening) y mejor actor secundario (Mark Ruffalo). Personalmente, y después de ver las otras candidatas, no hay color, aunque es imposible que gane, delante de El discurso del Rey, La red social o El cisne negro, con muchos más millones de dólares a sus espaldas, Los chicos están bien es sin duda la película del año.

Hacía mucho tiempo que no experimentaba una sensación de satisfacción, de empatía después de ver una película. Gratamente sorprendida por el tratamiento y exposición de un argumento no convencional y agradecida por el viaje por la vida acompañada de personajes profundos y de un gran guión. Sin duda una película imprescindible para los que disfrutan con el cine de corte intimista.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.