CineCrítica

Más extraño que la ficción – Marc Forster

posted by Marc Muñoz 15 octubre, 2009 0 comments
Viviendo la trama

 

Resulta como mínimo extraño que una película que cuenta entre sus filas con Will Ferrell, Maggie Gyllenhaal, Emma Thompson y Dustin Hoffman como es Más extraño que la ficción pasara por las carteleras con más pena que gloria. Más si tenemos en cuenta que el director era Marc Forster, el que cogió cierta fama con Monster Ball, y luego popularidad con Descubriendo nunca jamás hasta encargarse de la última entrega de Bond: Quantum of Solace. Con estos precedentes se le podría haber supuesto una acogida más holgada,  y resulta una pena que no fuera así viendo el resultado final.

Más extraño que la ficción nace de un guión de Zack Helm centrado en un original planteamiento metalingüístico, algo en boga durante los últimos años, gracias a los guiones de Charlie Kauffman. El relato se centra en Harold Crick, un alineado y aburrido trabajador que concibe su vida como una cadena de hábitos de cumplimiento religioso (con que acierto se utiliza el GUI en la postproducción para definir la personalidad de su protagonista). Todo se trasboca cuando empieza a oír unas voces (muy literarias) que proceden de una famosa novelista que perfila un final para su última novela, lo que ella no sabe, es que el personaje de su novela existe en la vida real, y se llama Harold Crick. Un relato donde se mezclan la realidad y la ficción con mucho talento.

La película se edifica partiendo del ingenioso guión de Helm, quien no duda en ironizar sobre los recursos narrativos propios de cualquier historia, cayendo también en ellos, a medida que transcurre el metraje. La labor de Forster para dotar al filme de un tono apropiado, convierte su intrincado planteamiento en una agradable comedia.

Otro mérito que se le puede encomiar a su director, es el gran jugo que sabe sacar de sus interpretes, en especial de Will Ferrell, y de una Maggie Gyllenhaall en un rol poco habitual en su carrera, al menos por su aspecto, pero de un aire encantador. Los dos secundarios de peso, Dustin Hoffman y Emma Thompson, están cómo suelen estar. 

Más extraño que la ficción resulta una adorable fantasía, con ecos de comedia romántica (bien insertados en la estructura que pauta el guión), y con facilidad para dejar un buen sabor de boca en el espectador. Una original, divertida, simpática y recomendable comedia: ¿Qué más se le podía pedir?, que en su día hubiese tenido una mejor distribución.

7


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.