CineCrítica

Se escapó la suerte – Jacques Becker

posted by Marc Muñoz 26 marzo, 2011 0 comments
Posos de costumbrismo en el Paris de posguerra

Cada cierto tiempo a uno le entra la imperiosa necesidad de refugiarse en alguna habitación de su casa con cine de aroma clásico. Esa clase de cine cándido, que no pasa de moda, y que reconforta y produce bienestar. Seguramente semejantes sensaciones sólo la experimentan los que posean una cinefilia curtida.

Y precisamente a ellos va destinada la reciente edición en DVD de Se escapó la suerte (Antoine et antoinette) del director galo Jacques Becker. Editada por Avalon en la estupenda colección Filmoteca Fnac, la película nos propone un alegre y entrañable recorrido por el Paris de la posguerra a través de una humilde pareja, que pierde un billete ganador de la lotería, y con ello, la oportunidad de prosperar y salir de su precariedad.

Filmada con un estilo natural, cercano y cálido, la película de Becker nos sumerge en el retrato costumbrista de un París obrero, y de unos personajes empeñados en mantenerse felices pese a la dificultad del momento.

El filme respira humanismo por todos los poros, ayudado por la gran labor de sus actores, el papel de Becker por acercarse de la forma más realista y cercana a su historia sobre el azar y los caprichos del destino, y sobre todo por aproximarse a temas ligados con la condición humana, y que restarán allí hasta el fin de los días, como son el deseo de prosperar, o el deseo sexual.

El verismo se refleja en los detalles que pueblan el filme, en la dirección de actores, y en la de foto. De hecho el cine del director de La evasión marcó un precedente al que recurrieron ciertos autores de la Nouvelle Vague. La película recoge momentos de amable y alegre humanidad con la aparición de ese plantel de personajes que pueblan la escalera, y las proximidades del barrio, y que se muestran tan reales como solidarios, y amables. Ese espíritu luminoso y alegre se transmite a lo largo y ancho del filme, pese a las dificultades en las que se ve envuelta la pareja con la pérdida del boleto, y cuyo destino mantiene al espectador con un nudo de amargura.

Se escapó la suerte es una película que oscila entre ambientes duros, deprimentes y personajes que despuntan humanidad sana. La balanza se inclina hacia un horizonte esperanzador, y ese sabor alegre y dulce es con el que se arropa al espectador hasta en los últimos fotogramas de esta armoniosa cinta, que se acoge con aprecio, sin reconocer muy bien sus cualidades más exaltables.

6,5


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.