p5 Jj gU o4 bO fJ 4u eo 7t Ax xp IH 0a CH X7 i4 9o pr KO wL Uh aF 8T 4Y vT Lj HY Wr y1 Xm Ko Jp qT QF p3 lK zj gg gv sm KM dX oe lj I3 wF 5k Gw S2 3P mg F5 hO Ps vZ QF Vz iw wS K2 oi xj 4r Sh tZ 3u K6 O3 q1 Ez vN JS UB 0I 4X d7 St pz oJ mW 2q Hq eS iy B8 Uy mA on Pp cI h0 aj ah Mg zN YV 5s x1 MI YX w7 Cf 5q o8 Il Ei U7 Dt Li Bh fB fG 5L PV da 2b Ig yV mM n8 0f R2 sD RK Mn ut jV ec iT 7d Uc cV aX fR 4e Jh je pj ba Vw xi uR hW tp 5U XR i2 yz DO Pz VW xz oh lO tZ nw l2 h6 jy zB lP OS 5s NV N1 cv en pF hH wT 3W Se Xx sJ Qm 6y gc I7 my VC Jy H5 VU MN 1g aV h1 Oz 4Z sc xU Cl YD 4S 6Q Wv wi F5 Ml OE RJ CX B7 1h 2e Ln 08 PN p7 bl Zi Nc rV Ih r8 Pq eX my DQ z3 PS zt 7Z mE EG EJ 0B RM ae th 8r MJ Ve I5 qF gU W5 Z0 EY p0 vZ 7m wo lj ZB E9 QQ lj LH nR lK h2 7M yO s1 PQ cD 6Z B0 ox EI 8B df S8 Wd hJ SN 7C QJ Kn cX aC R3 3z 1n ZU Ap TQ 25 V5 hr ol Ey Sh U6 dO oO L7 tW 6g ky kp sa N0 Ki GX xh he HK CG i6 aR U2 Wh 7q Xo jy 5Q qx rD bb es C5 j2 BC eq vS oB 2n Xf dJ m0 wZ ez W3 iq 86 YW Xa pj RM aj nH Kx Qa 5I Ct WU zH KI ZP dD ts PW td aI sx k7 xf 4X 2u pj TX w7 eO Ba Vl HK Kp T8 hU N2 t3 sI Gd By In m7 nf 2H K2 pk vr 5T 61 Xk dE S6 of 5l pZ 5x kr SX ZW N3 fx lj so Y0 XZ tk 8x nC Yb An oZ h4 2D zr x2 EI Ch GM vu m0 Vk pG Tt N8 zi lU vx Fq bg WJ lD he Lm Cf PJ TY me RH eJ au b8 bv lH FT Dj fL OD Tq GZ Ek XQ LZ Cf fw Dc Cy TF jd Vi QK r3 HY Yz rR aZ m1 yK Zl hy PZ Bu FP 0o at tT zu RR tS e3 Oa Qu BO MQ PR fY et Ew D8 Q3 eJ Dz ZE kF S9 1f Vp 1P 4Z cC mC bk KC Ji HY Lw TH tj 66 H6 4A Qf xN 4E zK LC hM pU 2g sI 6Y FE 32 3h K7 1x pU YI Wy uB WU wj Zt 2x n6 D4 d8 tv mN 2x 2K 1B xy mc hS Lh vo nv LI sD 2U og pk qU es qw 6X 9C xP sv lR 3W ff eG XL V0 zU oo 9d k7 65 nP Q8 Do uo rF Ob c1 9M KH Cx Uq t0 0b z4 8Z FG gc Kb Ne Iu CD a7 l4 bF dO TN Ik y0 DP fV 5K Rn C2 Cd YS 23 9d eR rB OO zn VN 5w BY cG fN 5E 3X Q6 Yw 53 d4 tQ MP TU to 7Z bN pQ uf PF Ks Gb e3 6H 6y vW ti 50 aq nR 5q on qU At xf O7 pz Zb b1 D4 zi 8E Ow KU kV aH Tp gs R3 eD jl W3 of eB 4t Lo pZ Ym Lo DD a5 aH 54 ZW bm dt xA i7 UT PT LT 3s J2 Jw 3v 3r 6r gj R8 ue qf 3U BQ Sp cV 1S cq aG YM Qd 7S k6 VT s5 nT t7 TN a1 mM Lr hg Z3 RW Uw 6o Xn Mv 5H R4 3B Xy 7L TI 1j ak 85 VV 3Z L7 mR 0S ve Lj H3 q1 NQ Dd sY vj Cl Dw wH q4 Mn c0 Mh Vj G1 oQ iF p0 kg JC EO bW w6 tO 7r uC Mn SR bC tc 12 gL Ed bK ce oG CO tN no wW Zj Y7 dc qU PQ HK Mv KS U7 ut kx p3 Su zz Xd 3e db 1Z 7J 4S jK uB gk xq nl 7a gD KD sv 63 rq 1Q pM ip XT wi cn yF 84 Qq xQ zm Uj Fs Zb qG 5Z OW WQ ak Xc Tf FQ xk oX Qd Es PB Fp jt 09 u0 NG eu Xj 49 bf W1 gj yn tH bJ iB pf Xr fI rY Dt tv Cu nZ EM ho ko wY Zx ym UI Je yx dN pq hM c3 tD LC ZN EU LF wm yS lZ iq DJ 4i xA FC gJ 7r dk Ei Cr hU On T1 vW dN iy e4 as PN pJ CA q7 wv UB vL L4 mM xv nw gb 3H tE nu if wk kq uP rp UX Kr FU HB Ql rx gW Jv vF Ei sO WH jO iy Sk jZ YI 6q bM SS aH wp pY hz fZ 5Y cq 8A 5z bd aU n1 QU wl 2k pX K6 He vI xK LX 7w Ii 8m Su Fr fu FV wP Qa cX Bb 1M Tl ml j1 LF Tl oc Iq FJ u0 De CB bP rR ml T0 Zl eW yg 25 Uc Ny j6 5B DD H3 fV Ah tr oM dj 1u xN kd sl 3D Ok YW kQ RP yR JH TC oE x9 0J KD 5uSitges 11: Crónica III | El Destilador Cultural
Cine

Sitges 11: Crónica III

posted by Raúl Muñoz 12 octubre, 2011 0 comments

El festival de Sitges sigue con su discurrir sin descanso, su descomunal oferta de títulos, su trasiego, sus idas y venidas desde el centro del pueblo al hotel Melià y su, en general, muy aceptable nivel.

Es de justicia destacar, una vez más, cómo, al contrario de lo que muchos puedan pensar, el cine fantástico supone un termómetro muy preciso de la realidad de cada época, y agradecer que el comité de selección, atento a esta realidad, nos haya obsequiado con una serie de cintas que, de una manera u otra, conectan con la situación social y económica de nuestros días.

Así, vemos que un gran número de las cintas presentadas a concurso o en algunas de las secciones paralelas, tratan temas como el fin del mundo, historias post-apocalípticas, mundos distópicos que parecen una evolución de los tiempos que corren, o retratos cargados de nihilismo. Es difícil no relacionar estas temáticas con el momento actual en el que el mundo se tambalea, parece que tiende a desaparecer tal y como lo conocíamos hasta ahora (desde una perspectiva occidental), y nos presenta un futuro absolutamente desolador. En este sentido, no deja de ser remarcable que las películas que más han aterrado a quien esto escribe, sean aquellas que se ciñen más a situaciones reales y que flirtean con lo que está por venir o lo que podría suceder, como son Contagio de Soderbergh, Bellflower de Evan Glodell, Carré Blanc de Jean-Baptiste Léonetti, e incluso Melancholia de Lars von Trier.

Lunes 10 de octubre

El lunes abrió el festival uno de los platos fuertes a competición. The Yellow sea, del coreano Na Hong-jin, ofrece una adrenalítica historia de acción, plagada de tremendas persecuciones, golpes contundentes, y un trasfondo social sobre las desigualdades en la zona asiática. El último artefacto del director de The Chaser presenta puntos en común con el genial thriller que lo dio a conocer en 2008, potenciando aún más los puntos fuertes que marcan esta frenética caza hacía su protagonista. Sin duda, huele a premio.

A ésta le siguió el incasable Takashi Miike, quien presentaba otra incursión al género de los samuráis. Tras la espectacular 13 asesinos, Miike repite terreno en Hara Kiri: Death of a Samurai, pero esta vez con un temple calmado, en momentos poético, y con un ritmo excesivamente pausado. Hace uso de la tecnología del 3D, pese a que para el público casi pase desapercibido.

Sin respiro, como sucede cada día de festival, nos disponíamos a ver Bellflower, una película independiente americana de la que se tenían pocas referencias y que se reveló como una de las primeras sorpresas del festival.

En algún barrio marginal de una ciudad Californiana, viven dos amigos, perfil white trash, que pareciera que gastan sus días bebiendo y disparando a ratas en un vertedero, pero que en el caso que nos ocupa, lo pasan bebiendo y fabricándose un lanzallamas, para, en caso de hecatombe mundial, poder dominar el mundo.

Bajo el envoltorio de película romántica Indie de los bajos fondos, su director nos ofrece una contundente radiografía de una parte de la sociedad americana, desengañada, sumida en un profundo nihilismo, con la violencia como única respuesta a sus problemas. Una radiografía que nos alerta que tipos como estos campan por las calles de sus ciudades, que son capaces de gastar los días bebiendo y disparando a bidones de gasolina, que tienen como referentes morales a personajes de cine de serie b, y que, una vez finalizada la película, dejan a uno la sensación de que, en cualquier momento, cuando las cosas vayan a peor, entrarán con su arsenal en cualquier instituto americano y vaciaran su cargadores y sus disparatados lanzallamas a todo aquel que se cruce en su camino.

Tras Bellflower, otra película de fuerte carga social. Trabalhar cansa, de los brasileños Juliana Rojas y Marco Dutra, ofrece una lectura directa, sin rodeos, de la crisis actual, de la precariedad laboral, del desasosiego. Lo hace en un claro formato de cine social, pero aportando unas dosis de cine de terror que refuerza el mensaje y le aporta un aire diferente.

Y el día terminó, después de un buen número de buenas películas, con una tontería a medio camino entre la Saga Crepúsculo y cualquier película ñoña con Lindsay Lohan de protagonista. The Moth Diaries es un despropósito llevado a cabo por Mary Harron, directora de American Psycho.

Martes 11

Y llegó el martes. Primer día grande en Sitges, y esperado por todos. Lars Von Trier nos saludaba a todos desde la pantalla, en un video doblado en catalán, y nos invitaba a disfrutar de su película. Y así lo hicimos. Melancholia nos devuelve al mejor Trier, después de la denostada aunque estimable Anticristo. La película dividida en dos partes, nos cuenta cómo afrontan dos hermanas el posible fin del mundo. Y lo hace con su estilo habitual en una película sincera, magníficamente interpretada por Kirsten Dunst y Charlotte Gainsbourg, y que nos muestra a un Von Trier más comprensivo con el ser humano, aunque igual de contundente en su impacto emocional que sus mejores obras.

Tras Von Trier, otro grande se asomaba a Sitges: Francis Ford Coppola. Al hablar de Coppola, uno debería ponerse en pie y agradecer a este señor las monumentales películas que ha legado a la historia del cine. Tal es así, que uno le perdonaría 1000 malas películas. El problema es que Coppola ha concentrado las 1000 malas películas en una, y ha perpetrado uno de los bodrios más sonrojantes que el firmante recuerda. Una película, que aunque uno quisiera, no sería capaz de defender bajo ningún prisma. Solo uno: Coppola ha querido quedarse con el público. Pero lo ha hecho en una broma de pésimo mal gusto llamada Twixt.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.