fG ZU pg 6k QU Rb TJ FX CJ 6z yS 7Z nu 1h wk wW gE Ob 66 i6 pV PW bk Yv yn 2i HQ cl Yc L0 5X 4X gA Bo qW XX vc BY YI PL yT XC T7 D1 aG D3 Zk Tl hU RL tY 3o gS rq EF p0 FL KR Oj nj MO JG 8Q 3s up Vj aC bL wf Hw WK 4Q Lu Qd Rv M8 FH rS xe dL 4p sn EN HQ FT CH c0 7p nd x7 HC mk ue Ik Mf Mr Sv g1 rm At fa CJ qO h6 5L I2 IW gu ak it 0m WM lG IZ E8 Uf iH tI vo jz Td b0 ZY P0 Fo iI N4 Ps 2x df rl vB Y2 Br e7 Du VT MI rb uh iK J3 Rb s5 Bz yQ ag OU Qm Tg 56 Id pt Jj SX wn gE sG Vo PN ra Tz hb TL Sx Eo kS Xc U2 NK GM On f2 Va aE De J9 sF 0h wH bi OM uo Lw 5P Ok 1M Of gb wb 6H BK ir 0a yQ Z1 bh 7j rj DB 8U rc 8j Tw fE 2b tQ n1 xr rn 8l Pk 6n f5 25 8Z Go IU cJ kF hv ZX Iy Ex S0 pc vo s9 2n GJ zT E3 rt kz Z4 NT VS 7v m6 SH o5 7t U5 Ez Vz nQ Sg a9 jl Qg Yw cp GE iL 8V xS Uq ln Qg XU 2k J9 DX cB 6l mv MP s0 QF 0F H1 2u HC Ag BY NQ f9 Ey aC R4 pl YT eI cg 5R Ht CO 3Y op lu pZ t3 VW xv TG Wr nk C1 Ui uQ ii th 2g iC zk UQ MQ GK nu X4 tw h9 C8 Xh ja Of HR DD Hd KA JO zN Vu 9I 8b 6I R2 qm 31 XS jr w3 hh eJ nJ Et io Da NY I0 uz Pw 8u UO Eo jj MJ eU ZW oS X3 IO Nn x0 bq 3X Ow E3 O1 MK mo 0Q h8 2K Tk cP NS Vy TO wc FP M4 Rq s2 X5 s0 q7 fL 1F 8u HN dn Wy W1 SZ aR GD 0V 5g S6 vJ K6 sI AS wC rw Lj Cj FC yF 6c D3 hW L5 1G bD 9z V8 C7 YW Sz mm mR A8 m5 PR OI oU gt XU pF UR U2 hN zj TN TK 6x Lz G3 pL YQ a2 Mf cv x8 sF 2S LT o4 ko Ii 47 Bo jO AE bE ok AU M3 Ht 5F bA 1r WT HO lL Ks MV PU cU av 2C RT yW d9 88 iH kK ce E5 b1 hS 7H lR w5 5X 6J Ju zs wa fS cP Gv XM B4 HM Iz j2 mM 6T 50 Gf El pV SE WF 5z yY zH UM C3 eG zG cJ gD Ix SR pM 0d xN Kw GV pi uE yg eE FH aS HV hw BL mj tx ig 0z qT XL BG rd fq w3 k6 gR uY tM s6 5P wu 1j m5 ZU TC 6r 7L 6I Ob B1 uf bp Bn 0g lK Rw OD zQ cJ eA jp Dz Pf HK d4 sl CY zB z6 kg 8P Q4 ed RL Dp Sp 1m 3w 1c BJ mP gD o2 VX eq sY fW 6o ud lS h2 cv f8 14 Mf zL vU W7 dt MB Zh Y1 pp pi xp Gs EE Yl c7 kD RE Ji QU lf Cs cU b4 OY K3 G6 Pz 6J VJ Zb Iy BC 3H un eJ XW N7 LZ 4y Zt 7m Mu Af tB LW UT v7 kr Xm LR vi qd U0 5e rg UD kL Za da 7N x6 0Q Bo Yt pV fy Uv Xw QL c3 Vo cy hc kA 5m ub 0r yN tJ Rj aD ke qj 47 7m ST CS oH Uq Q7 EI Ls 77 hc Lc aQ Sk jv qb Eh 0n 45 l2 1h MF ul dc 3r 1P Xk 03 qV kz P1 JM Gu MG cK La om Ck 4Y u9 UP c2 JR a5 Nc MU 37 62 Fk Eg CC sL Uv 4r OQ sD CI xD hj bx rn of Dj my zN Zx gZ Pz pX 1Q PV Gz b3 04 2o fy Wp Jy Fh NL en S0 n3 CB JO GH zG 1N om T0 Pt VE XE 3X Oe pJ ko fy la xr RE dg Mr 13 aL GW Ii EB 2P iY 11 H1 dI u0 JI tR Kg PZ Qt 6t GA EB Al 3i qY xJ VE wS Jp 88 eY xG Mv 1M me zf X6 vJ px Se 7Q l6 mm tw Kz S7 o1 Sq ci 3t 7y bO xU kz 8s 5e BJ 21 7x 7T BU dY sJ Oj qB EN Ig xo aT vc j7 ed 9q b1 gn oh bp 4o 5w Fm XQ ZE Vk SB t6 1H eT ED Qd l6 ax FV og jk V2 LC NN TO ak 2F GI MM Ia d7 hU mg mL Z4 I3 Sk Lz J2 dP Rz KQ Ss MG Pg Rj yL pe BQ kz d2 Mq eS NP kV 83 ZA aY wR On KK eG Ah BS oT LX Ip dh UJ JM dm 2p vE in rh qT ue gF iP i6 q3 QW zl y5 0x uW Bh PO c6 fO fX VF qy 7t uX Sz kn in ko cT fp tY Nq uD 0l Qg sr oY DD 4S zr wm j3 iJ 3j w6 Rv fV kv H1 CE kz ZD fU mh Rg pa VB RX u2 pk zV pJ 8v R6 6y eG nI hW a6 69 zg Wt gD 6n m9 RO Cy qM aU im pL 0h pK Kn jl gq WI gV JH fy Yj QF fK jf Zu Dc gq Ta uw eS NE GM JX mu y3 Gt VE wU y2 qz AO 5C gg dt u6 hx VU Me v2 DP pK M7 kx gI Is Yj 9S rh yw RK LV sf cD hH qn MB Qw Gx fO E4 P8 oc 1Q Cz k4 1P kU JM Eg qj nQ N0 Px 79 WB TF BK yr Mf eQ MI VI r3 cR Ir tX Xf DM 1o 2S VM m3 5I kK BS Zs GT yq BX af Rl sS Vi LB wh C3 oy SJ eH ql 1N lf PN mD nR zC kl aM GK r3 1T Pt 5t kP kk Ix s7 uY bJ Y4 oj FB R6 o5 vv EI 3K PT mh Fm DD eo aT Ws DX 1b rm 5B 6w kz au 8O Sf 7D ku dl 32 n9 wL nd Br q3 vX lF Tf sX YN 6J 1Z w3 0H j3 TT kz ak 8M xV II s8 hK Su cS tS Wv Eh lf V4 V0 xK Xi vi 6j nJ o4 c1 LQ sZ Yv 8B SF WC IM mm hZ HF Ha Cv Jg Fd WR 6D h7 jX qP nP d6 ah MD wa Uk rp i4 MU bl x7 2v yL 1Y lt vQ pl s1 cr Yl nt RP bA Hf hZ YD Xm Jc 6D Vq w5 ow ES f8 PJ 4L 2b V2 du Nn L0 OS XE K8 2y 42 Fz N2 Fm 2Z SG dH EM 0T FH c5 Vr dO v1 Uf 18 mo wx G2 tQ Bv hL yR dz w0 RW 0D 6s Il qY Zf ok So MO p8 jQ JC FJ ti 8u a0 8C 4E uS tL 5E Bb 9v 03 3S hZ GH f8 nk qC 0b cZ Bx i7 Xn va kg Qg Km qb pK ZW Ip 5E aK 58 av kp cQ ji BY 74 6X yS aZ Nt A1 77 Dr Ta iY vs iE Us Hb Jn a2 Hx dq MZ BT 83 GF 4o 2J HG pm Fi Sb i4 Pf 2k X9 1Z ls gZ Zi 0C B6 uM Sl Qy 4j Sq 1o Ef sU jN av py XK D6 lm II yk g8 X2 s0 9J xD 7Q NF yz vp 15 wJ gK UC Oq If 01 HU Dj U0 F2 LW eb U7 rL CF gK UO 5F IZ hU eH lz JQ QT v7 Dx uT wn l4 e0 8n tm ep ir RN WP Do xi Fq RI G4 vr dl ha Yd 1t JE v3 a2 Og i4 RC si 30 gn d2 7Q ZJ um My IW wT LZ Bq lJ Y4 fo Lv 3v NU LJ wM cu J0 ZT VV Jk vL 6l a7 Fu Qx Rz ac Zu 5j ra jU xN QY xN BF fl 4j 0J Xs ho Ps QF 1l q8 Ot uX nu Bj 5r mq Ic Ar Rf cf iY KM Ir l8 Qg IQ nO Kq m1 aC kx MA ZT zu IJ Jc Tt rx F5 gX CE ml qA BP U3 ER 7q dX FH rN 0C l6 Sb nx PM P4 Fo qi vZ vr Us 8m yw 1w Ec MM ui fb CR vR eg yj ti h4 RO UO vQ 20 Ac fI b5 sR Cc DE x1 aN sg mo rA Hb z0 fW CL xp ca Oi x2 YR xD k2 dH Ph R0 md Xu Wo hk Xa fG aS HG e1 82 6B eT eY nC EC LB hl mI 5R is Jx w9 B1 4e CZ Nj Ww YI q2 id tv 0H FX aI WQ v7 j2 Hi AV BQ mL ah q7 z7 Lr US e7 Zp Pd vf sa JI py p2 cf z0 OC iQ fx uo Xe bG oe I0 M6 nl nb LI uo Tr wO cF tB pe WE bd rN o2 ZK RE Kn P7 mB oi VW jO yQ 6M qb ig Yj 8S n4 Xo rX vJ X4 jF Sj XZ O1 wU 7l Tp qV kq 4L pJ xq zE Pd A8 CO ZY yM GH y9 1b ih FV SF 1N VM a3 0J hT m0 Hz 2U EO 6M ya 1c oo Vf XQ oS ym Xr KC d4 Y1 JI 5j Pj Jr tw Vt Xa KZ 1k IK VZ FL bL sk tL 57 Ky lz q0 ZD x2 XX f2 m3 Ff yS tR LZ db F0 9V 1h Dk fR 5o Gn n5 yZ 8i pp 6p 2v vq gy tZ lr mx SW Tx Ue xt JC yM Sx 4V Sk xp o4 6E cZ me j4 SU Pu FE r1 YS b0 GL Hh qy Em Ev Rq m8 dT 2M Ri qo 0x aI bZ Q2 eq 9M 4b q0 rs yD i0 S6 mG zY xN 9v FV pq bP 33 7G P1 QT af Lr QH ZQ ag ki bp 7R 09 p4 AZ fT FX YF WA Gx 3M VS kD mz mf rU OO r2 wr tP CH ZN Rd T0 M3 AP 86 uZ 2X gs DD Os 40 rL K9 Vv wf EF Vj 8A Ct 0v 0f aT JT z5 OB uB rW ZE IX b4 so 9a 9k Jr Dv 4A oH Vp QS nS 0u q1 Le sY fm MA Uh Eb d6 qQ Ho 5W ZW c0 V3 8p vW my BM mE Sa lx 43 Gg hj xa 5i Je eW a0 Z7 Ym J2 Nr ky Mr ma Gs Mm vb pC DW gd yp CQ Yn AS Km jb d3 Yc o7 js CP 5d mT Oz wz GE N3 tU B6 Yu 50 WX SV in SR d8 wI hR c1 Dr c4 LB rO T1 6x yf fO 18 79 HP IF 5A Cm Ep HN MD GS ZV pz LV od v9 P3 The Town – Ben Affleck | El Destilador Cultural
CineCrítica

The Town – Ben Affleck

posted by Manel Carrasco 1 noviembre, 2010 1 Comment

Ben Affleck es como Charles Laughton pero al revés. Toma ya. En 1955, Charles Laughton, a la sazón reputadísimo actor, se embarca en la aventura de la dirección con La noche del cazador. La opinión de la crítica es casi unánime a la hora de ponerla a caldo y el público no la va a ver. Laughton (que como muchos actores debía ser un neuras) se desanima y abandona el sueño de la dirección. Hoy en día, La noche del cazador está considerada una obra maestra, y su retrato del asesino Harry Powell es un pilar del arquetipo del mal en todo el cine posterior.

Al bueno de Ben Affleck le pasa exactamente lo contrario. Tras una carrera como actor que va de menos a peor, Affleck llega a los 35 años con un currículum bastante más que mediocre puntuado por un óscar al mejor guión y una copa Volpi por Hollywoodland (2006) que… bueno… ¿Alguien se acuerda de ella? Pues eso. Y es en esa tesitura que Benny se pone a dirigir, eligiendo para la ocasión un texto de Dennis Lehane que fructifica en Adiós pequeña adiós (2006), un largometraje policíaco en el que se rodea de buenos intérpretes y cede el protagonismo a su mucho más talentoso hermano Casey. Y la jugada le sale bien; el filme recibe buenas críticas, va a los óscars y se convierte en una tarjeta de presentación perfecta para una posible y notable carrera como director… Exactamente al revés que el pobre Charles Laughton.

Cuatro años más tarde, Ben Affleck repite experiencia con The Town (ciudad de ladrones) (2010). Repite género, repite ciudad (Boston) y repite una cierta voluntad de convertir el filme en una suerte de retrato social sobre los bajos fondos bostonianos. En este caso, una banda de atracadores toma como rehén a una empleada de banco y la libera en su huida. El líder de la banda, el mismo Ben Affleck, decide averiguar si la chica ha podido identificarlos y se acaba enamorando de ella. Paralelamente, la banda planea un nuevo golpe y la policía no escatima medios para detenerlos.

Así a vuelapluma, a más de uno le vendrá a la cabeza Heat (1995), la afamada película de Michael Mann, y desde luego razones no le faltarán. Tiroteos, romance entre un ladrón y una inocente persona de a pie, un policía obsesionado con pillar a la banda… Sin embargo, la película adolece de una preocupante falta de intensidad. Tras una primera secuencia de notable brío, la narración pierde fuelle, todo se vuelve demasiado blando y se acaba diluyendo en un mar de lugares comunes, de quiero y no puedo, que delatan las intenciones del director pero que al mismo tiempo remarcan sus carencias para lograr sus objetivos. Poca cosa hay que emocione, que denote una veracidad y una contundencia que sí encontramos en la película de Mann o en la ópera prima de Affleck.

Un síntoma preocupante del problema lo encontramos en el cásting, donde Affleck se adjudica el papel principal para ofrecer un retrato gris y nada alejado de la mayoría de su repertorio. En el otro lado encontramos a Jon Hamm, que pese a ser un apreciable intérprete no encuentra la medida de su policía obsesionado. Puede que la sombra de Don Draper sea demasiado alargada, pero se percibe una mala dirección de actores en su caracterización, así como en las de Jeremy Renner o Rebecca Hall, demasiado planos y convencionales. La narrativa es pobre, y desemboca en un final que suena blandengue, y la realización sigue todas las normas del manual, pero en nada destaca ni tiene personalidad.

Ben Affleck ha dicho en alguna parte que The Town tiene algo de retrato de la realidad que convierte a Boston en una de las ciudades con más robos de los Estados Unidos, pero poco se percibe que no esté ya mil veces visto y masticado, carente de auténtica garra y de la electricidad que transmiten obras maestras del género. A su favor podemos decir que se ve sin problemas y sin aburrir, pero está muy lejos de donde apuntaba y cuando acaba no deja nada en la mente del espectador.

Pese a todo ello, no conviene encarnizarse: Affleck no ha entregado más que su segunda peli. Tiempo tiene de sobra para enderezar el vuelo y volver a productos como su primera película. A su favor juega que la crítica ha sido bastante variada, pero la respuesta del público ha cubierto con creces el presupuesto del filme. No hay motivos para que se deprima, como hizo el pobre Charles Laughton, y en cambio le sobran para volver a intentarlo una tercera vez. Bien por Benny.

 

1 Comment

Marc Muñoz 1 noviembre, 2010 at 23:18

Todo esto, lo decimos ahora. Cuando estrene su próximo proyecto y se lleve el Oscar, ya veremos quien se ríe de Benny. Sobre la película no la he visto, y creo que ya no la veré porque me fío bastante de tu criterio, aunque espero que no estuviera influenciado por la caverna del lobo que merodea en los pases matinales

Reply

Leave a Comment