Cine

Viernes al cine: Estrenos de la semana del 10 al 16 de enero

posted by Marc Muñoz 10 enero, 2014 0 comments

Primer “viernes al cine” del 2014 tras fallar a la primera cita del año por un exceso de destilación la noche anterior. Y lo hacemos con unas carteleras bien servidas con por ejemplo lo último de Lars von Trier y los hermanos Coen, y a las que hoy habrá que sumar otro buen puñado de films más que interesantes, algunos incluso notables.

Es el caso de Agosto, un melodrama que recupera la tradición antiguamente popular en el seno de Hollywood, y que tan buenos réditos ofrecía durante la temporada de premios (La fuerza del cariño en los 80’s, por ejemplo). Los tiempos han cambiado, y Hollywood no anda últimamente demasiada adobada al melodrama familiar, sin embargo, apuesto a que Agosto se llevará más de una nominación a los Oscar, y puede que incluso le caiga algún que otro premio para su espectacular elenco. Porque la película no deja de ser un espectáculo interpretativo, en el que cada uno de los actores parece emprender una batalla ficticia para imponerse al resto. En esa supuesta batalla, tanto Meryl Streep, como Julia Roberts, o incluso Chris Cooper, se proclamarían justos vencedores. Pero más allá de batallitas, la intención de John Wells al adaptar esta obra de Tracy Letts ganadora del Pulitzer en 2008 ( y que adapta para el cine la propia autora) es la de sumergir al espectador en los secretos y las miserias personales que afligen a una familia del Medio Oeste reunida de nuevo con motivo de la misteriosa desaparición del padre de familia (Sam Shepard). A partir de ahí, se asiste, con un ritmo ascendente, a un vivero emocional explosivo que desencadena la temperamental madre de familia, a la que da vida una Meryl Streep pletórica. La historia se deja llevar con facilidad por el lado más dramático, resultando sobrecargada por momentos, y decididamente lacrimógena, y habiendo presenciado la elegancia y el tacto con el que el Hollywood dorado adaptó a autores de más renombre y calado como Tennessee Williams el impacto no es tan considerable. Pero solo por presenciar a todos estos actores: Ewan McGregor, Benedict Cumberbatch, Abigail Breslin, Juliette Lewis, Julianne Nicholson, Dermot Mulroney y a los citados en estado de gracia,  merece ya la pena.

También recomendamos el tan esperado retorno del prestigioso realizador hongkonés Wong Kar Wai con un The Grandmaster que llega a salas españolas con considerable retraso. Algo que no rebaja el goce que produce reencontrase de nuevo con el portentoso estilo visual y la poética del director de In the mood for love. Aquí ensimismado en resaltar la memoria de un tiempo añorado y el anhelo del espíritu de antaño de su ciudad, Hong Kong, a través de las artes marciales y sus espectaculares coreografías. Una especie de crónica de la ciudad, su historia y sus ritmos a través del Kung fu y de esta historia sobre el maestro de Bruce Lee. Pese a la espectacularidad de las imágenes, las hermosas coreografías y todo ese look poderoso marca de la casa del autor, The Grandmaster adolece de cierta frialdad que te impiden disfrutar al 100% del trayecto, es algo que explica con mucho mayor acierto Alberto Varet en esta crítica.

La otra gran llegada de la semana la compone el veterano cineasta Claude Lanzmann con El último de los injustos. El autor de uno de los documentales más completos y terribles sobre el holocausto, Shoah, regresa por los carriles del nazismo para recuperar la historia de Benjamin Murmelstein, el último presidente del Consejo Judío del campo de concentración de Theresienstadt y figura central de este relato. A través de las entrevistas realizadas al superviviente en 1979, y descartadas para el montaje final de Shoah, Lanzmann se agarra a su entrevistado y traspasa al espectador la fascinación por ese hombre tan inteligente, de enorme entereza, y envidiable memoria. Murmelstein hace aquí de guía de las atrocidades cometidas durante el holocausto para desmentir y aportar nueva luz sobre el campo de concentración de Tehersienstadt, que se pretendía presentar como un campo modélico. Pero a su vez es un valioso documento sobre la condición humana, sobre el capítulo más atroz de la historia y la imposibilidad de dictaminar vencedores y vencidos, buenos y malos, o de distinguir entre el blanco y el negro.

Pensé que iba a haber fiesta es un film argentino de Victoria Galardi que pasó por el último Festival de San Sebastián. Hoy se estrena esta producción sobre dos amigas y la amenaza que se cierne sobre su amistad, cuando una de ellas se va unos días fuera, y la otra debe cuidar de su casa ante la inesperada visita del ex-marido de la otra. Elena Anaya y Valeria Bertulecci interpretan a las dos amigas.

La ladrona de libros es la enésima incursión de Hollywood en clave de drama al conflicto de la Segunda Guerra Mundial, en esta ocasión resigue los pasos de una chica alemana que pone en peligro su vida y la de su familia al robar libros antes de que los nazis se deshagan de ellos. Brian Percival dirige a Sophie Nélisse, Geoffrey Rush y Emily Watson.

También de Norteamérica llega La gran revancha, película sobre la vuelta al ring de dos míticos boxeadores 30 años después de su última batalla. Sylvester Stallone y Robert de Niro protagonizan esta cinta dirigida por Peter Segal.

Obra 67 supone la primera película del proyecto #LittleSecretFilm que se estrena en cines. El mérito hay que atribuirlo al esfuerzo de David Sainz con esta comedia negra que sigue las andanzas de Juan “el Candela” (Antonio Dechent), un célebre ladrón de chalets, y su hijo cuando el primero sale de la cárcel y el segundo usa la fama de su padre para conseguir dinero para montar un musical.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.