Cine

Viernes al cine: Estrenos de la semana del 11 al 17 de octubre

posted by Marc Muñoz 11 octubre, 2013 0 comments

Tras una semana con varios alicientes en las carteleras, seguimos en ascenso con otro fin de semana que recoge excelentes frutos cinematográficos. De entrada destacamos Prisioneros, un film orquestado por Denis Villeneuve (el canadiense nominado al Oscar por Incendies) que se adentra por terrenos de la América rural para edificar un thriller policiaco alrededor de un turbio y misterioso secuestro de dos niñas de cinco años. Un entregado policía se desvive en resolver el caso antes de que sea demasiado tarde, pero para el padre de una de ellas, su enfoque es erróneo, y decide tomar cartas en el asunto.  el director canadiense teje un atractivo envoltorio repleto de intriga, pero desaprovecha los elementos a disposición para crear tensión y descuida un guión repletos de tramas e hilos sin atar. Pese a todo la película resulta más que recomendable, con un trabajo de fotografía y, en general unas, actuaciones estupendas. Especialmente las de Hugh Jackman, Jake Gyllenhaal y Paul Dano. Aquí mi crítica.

Otro de los estrenos celebrados de la semana lo presenta la hija del clan Coppola, Sofia. The Bling Ring es un retrato de la camada teen de Los Ángeles que pertenece a los estratos sociales más acomodados, y que en su burbuja plácida, viven instalados en un hastío que los conduce a prácticas superficiales, donde la moda, los smartphones y la popularidad efímera son un modo de vida banal necesario para encontrar la estima falsa de los demás mediante las frías redes sociales. Basada en una historia real de unos adolescentes que se colaban en las casas de los famosos para robarles, Coppola decide dibujar estos perfiles, pero sus ansias de provocar y criticar esa parte de la sociedad estadounidense quedan en una mera anécdota, desproveída de hueso narrativo y enganche emocional, con unos personajes que carecen de ello. Pese a todo la película rezuma verosimilitud, y un look moderno y vistoso que sintoniza con los personajes, y en cierto sentido el acercamiento es lúcido, adecuado y esconde algunas pullas, pero carecer de otros alicientes para adherirse en todo su recorrido. Muy al contrario de lo que piensa Alberto Varet, que no duda en alabar la última propuesta de la de Lost in Translation en esta crítica.

Seleccionada por Argentina para los Oscar, El médico alemán relata la historia de un médico alemán, que en el verano del 1960, conoce a una familia en la región más desolada de la Patagonia, y decide unirse a ellos en su viaje a un territorio inhóspito. Resulta que el médico, no es otro que Josef Mengele, uno de los criminales nazis más buscados. Algo que oculta a una familia que intimida con él, especialmente, una de las chichas, la cual no está desarrollada por su edad, y será objeto de estudio de Mengele. Resulta interesante la humanización que propone Lucía Puenzo a uno de los asesinos más despiadados y repudiables de la historia, y como a través, de su punto de vista crea un «canto gélido al terror» (Gregorio Belichón dixit). Sin embargo, pese a la elegancia en sus formas, y la disposición correcta y señalada de todos los elementos, la balanza no termina de inclinarse excesivamente su favor. Es demasiado frío el escenario, y el dibujo de sus personajes, como para apelar a la empatía del espectador, quien se distancia también por la escasez de espíritu del film.

Unos desajustes que se acentúan en Caníbal de Manuel Martín Cuenca, tal y como señalamos tras nuestro paso por el Festival de San Sebastián. En su retrato de este sastre caníbal, interpretado por Antonio de la Torre, que desayuna mujeres con las que no mantiene ningún vínculo emocional, hasta la llegada de una vecina rumana que podría revertir la situación, Cuenca olvida de nuevo el apego que pueda existir entre el espectador y los personajes, por mucho que su protagonista sea un caníbal. La excelente fotografía (premiada en Donostia) no esconde la incapacidad narrativa del filme para desplegarse y buscar puntos de anclaje con el espectador, quien poco a poco, pierde la atención sobre lo explicado, y que incluso, pierde el rumbo con un final atropellado y unos diálogos irrisorios hacía el último tramo.

El mayordomo es esa clase de películas hollywoodienses que desprenden un aroma tan fuerte a Oscar, que luego es posible que se vaya de vacío. Su director, Lee Daniels (Precious), pretende emocionar al respetable con la historia real de Cecil Gaines, mayordomo jefe de la clase blanca durante ocho mandatos, y como tal, testigo directo de la historia del país. En su papel Forest Whitaker, acompañado por un reparto repleto de rostros reconocibles: Oprah Winfrey, John Cusack, Jane Fonda, Cuba Gooding Jr. Terrence Howard, Lenny Kravitz, Alan Rickman, James Mardsen, Vanessa Redgrave, Robin Williams, y un largo etcétera.

La que ya estuvo pisando la alfombra roja, pero hace un par de años, como nominada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa, fue la cinta israelí Pie de página. Joseph Cedar propone en clave de drama el grave enfrentamiento entre un padre y un hijo, ambos profesores excéntricos que se dedican en cuerpo y alma al ejercicio de su profesión.

La parada obligatoria para los amantes del heavy es Metallica: Through the never, una película que alterna una historia dramática con secuencias en 3D de actuaciones de la mítica banda. Una montaña de  emociones con banda sonora de la mítica formación.

Hoy también recibimos Mujer conejo, un thriller de corte experimental procedente de Argentina. Dirigida por Verónica Chen narra el drama de una joven de origen asiática que se siente como un pez fuera del agua en Argentina y que se ve envuelta en un conflicto con la mafia china.

Y terminaos con el documental español El amor amargo de Chavela. Proyecto de Rafael Amargo alrededor de su propio encuentro con la artista cubana.

Leave a Comment