Cine

Viernes al cine: Estrenos de la semana del 19 al 25 de abril

posted by Marc Muñoz 19 abril, 2013 0 comments

Resulta difícil recordar un viernes cinematográfico de mediados de abril tan inundado por estrenos sugerentes como el que hoy encaramos. De entrada anima la recepción de Un éte brûlant (Un verano ardiente), una de las últimas exquisiteces que la distribuidora Alta Films tiene el bien de acercar a las carteleras antes de ese inevitable cese de sus actividades que conocíamos ayer. Dentro de su reconocida política para apostar por el cine de autor, la distribuidora que dirige Enrique González Macho nos acerca, con dos años de retraso, el último trabajo del veterano director Philippe Garrel. En su último largometraje, el autor de Los amantes regulares, relata el romance entre Paul (Louis Garrel) y Elisabet (Monica Bellucci), una mujer que conoce en un rodaje y de la que se enamora. Oportunidad ineludible de acercarse a la obra de uno de los cineastas clave del país vecino, de quien cuya obra ha resultado prácticamente invisible por estos lares. Esta es la crítica de Alberto Varet que publicamos ayer.

Seguimos con la última propuesta de uno de los cineastas con proyección más ascendente dentro del panorama europeo. El danés Thomas Vinterberg nos trae una nueva muestra de drama crudo, áspero e incómodo con La caza. Un acercamiento a los abusos sexuales, a la dignidad, a la calumnia, al dolor y a la persecución colectiva a través de la historia de Lucas (Mads Mikkelsen), un divorciado de cuarenta años  que intenta reconducir su relación con su hijo. Sin embargo, un pequeño comentario, un desliz sin importancia, tergiversa inesperadamente todos sus planes poniéndolo en una tesitura violenta y amarga para su honor y dignidad.

Otro de los estrenos bien recibidos de la semana  es Tierra prometida, la última incursión del siempre interesante Gus Van Sant a la parcela más comercial de su cine. El de Elephant recoge aquí la historia de una pareja de trabajadores de una gran compañía de gas que se trasladan a una zona rural de la América profunda con la misión de convencer (y comprar) a sus pueblerinos,  muy castigados por la crisis, para permitir que se lleve a cabo la extracción de gas en sus tierras. Sin embargo se topan con una resistencia inesperada, y las sumas millonarias no facilitaran el proceso como esperaban. Van Sant más allá de un cineasta independiente radical y estimulante, también demuestra ser un artesano eficiente y capacitado con historias más del gusto mainstream. Para la ocasión, lejos de estancar el filme en terrenos de drama medioambiental, lo redondea con trazos de comedia, romance y crítica hacía las grandes corporaciones. Pese a un final previsible y algo edulcorado, Van Sant acierta en el tono, el ritmo, saca brillo de actores tan toscos como Matt Damon, y deja que el espectador se lleve instantes vivos y realistas, especialmente cuando se centra en la relación que une el personaje de Matt Damon y una profesora del pueblo de la que se enamora ( Rosemarie de Witt). Película más que interesante que sin embargo tiene números para pasar sin pena ni gloria.

Otra de las películas clave de este fin de semana, que desde aquí resaltábamos sus cualidades, es Nana. La fotógrafa Valérie Massadian decide pasarse al cine con este perverso cuento enfocado sobre la infancia. Alberto Varet dejó testimonio directo con esta critica.

Otro estreno llamativo es la adaptación del clásico norteamericano On the Road. Walter Salles se atreve con la capital obra de Jack Kerouac, y la sensación final es que se ve superado por la magnitud de la obra original. Pese a todo On the road deja ciertos momentos remarcables, sus dibujos de personajes no resulta desacertados, y tiene instantes genuinos y poderosos, que desprenden ciertas sensaciones expuestas por Kerouac, como ese anhelo de libertad y curiosidad que viven los personajes de su obra. Puede que la mayor lacra de la visión de Salles sea esa narrativa bucle, sin avances significativos, y sin un gancho narrativo con el que agarrar al espectador.

Desde Hollywood llega Memorias de un zombie adolescente. Jonathan Levine dirige este romance, destinado al público teen que disfruta con los escritos de Stephenie Meyer, planteando para la ocasión una inusual historia de amor entre un zombie y la novia de una de sus víctimas.

En tono más adulto, el sueco afincado en EEUU Lasse Hallström nos acerca Un lugar donde refugiarse, una historia de amor entre una joven con oscuro pasado, que llega a un pequeño pueblo costero, y un joven viudo de buen corazón. Todo en ella huele a pastelón cursilero.

Desde Chile aterriza De jueves a domingo, una sugerente road movie  en torno a la descomposición familiar mediante el último viaje familiar que emprende una familia que se dirige al norte de Chile. La mirada inocente de los hijos contrasta con las facturas emocionales expuestas por los padres.

Y terminamos con las dos únicas producciones patrias. Serie B es terror de serie B dirigido por Richard Reguant sobre las intenciones poco amistosas de un actor rumano que vive en una alejada mansión y decide dar cobijo a unas chicas.

Y para terminar la avalancha incesante de estrenos que hoy abordamos La venta del paraíso, un drama sobre la inmigración en el actual contexto socioeconómico, con el foco puesto en la deportación y el difícil viaje de vuelta. Dirige Emilio Ruiz Barrachina.

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.