Cine

Viernes al cine: Estrenos de la semana del 28 de noviembre

posted by Marc Muñoz 28 noviembre, 2014 0 comments

Las salas de cine reciben nueva mercancía cinematográfica en este viernes que despide el mes de noviembre. De esta semana nos quedamos con un par de propuestas de autores con la suficiente entidad como para atraer a los espectadores a los cines por ellos mismos. Es el caso del irreverente Terry Gilliam, el Monty Python regresa con The Zero Theorem, una film distópico que recuerda excesivamente, en su contenido y forma, a lo que planteó en Brazil. Aquí sigue las vicisitudes de un excéntrico genio de los ordenadores, interpretado por Christoph Waltz, recluido en una iglesia donde trabaja para descifrar un teorema que podría desvelar los secretos de la existencia. Esta mundo burocratizado, en el que las relaciones personales pertenecen al campo virtual, y los sentimientos son materia pretérita, Gilliam vuelve a adornarlas con su estilo excéntrico, llamativo y barroco, cayendo a veces en una carga demasiado excesiva para el espectador, pero si se logra sobrepasar esa saturación estilística, se encontrarán valiosas cargas intelectuales y apuntes críticos sobre nuestro presente desde la perspectiva de la sci-fi.

Del último superviviente de la Nouvelle Vague nos llega Adiós al lenguaje. Una prueba más del radicalismo formal que sigue avivando el espíritu creativo de este genio francés. Su última película, que llega incompresiblemente a España sin el 3D con el que su autor la concibió, se emparienta con su reciente Filme Socialisme, tanto en el tratamiento de la imagen como por lo críptico de su mensaje. Un relato fragmentado (hasta el propio 3D lo está, con la imagen) y el sonido desincronizados, saltos inconexos, y donde la palabra (con referencias filosófica y literarias) cobra gran relevancia, y sin apenas testimonio narrativo configuran la última obra experimental del de Al final de la escapada. Un ejercicio solo apto para los acérrimos de Godard, y para los cinéfilos más resistentes y experimentados con el cine no narrativo.

No apostaría una entrada por lo último del director de Las Horas. Stephen Daldry se embarca en Trash, ladrones de esperanza, en lo que parece ser, según se pudo ver por su trailer, una mezcla entre Slumdog Millionaire y Ciudad de Dios. Aquí el argumento se centra en la aventura de un cura y una  trabajadora de una ONG que se ven en medio del descubrimiento de algo raro y peligroso en un vertedero de Brazil junto a tres chicos de la favela. Rooney Mara y Martin Sheen son los rostros más populares del reparto.

11 años después de la primera tentativa, llega una nueva aventura del cómic Mortadelo y Filemón. El responsable de la primera entrega, Javier Fesser, repite en Mortaledo y Filemón contra Jimmy el Cachondo, que en lugar de efectos especiales para animar a sus actores, se pasa directamente al campo de la animación en 3D con al parecer encomiables resultados.

Sin dejar el país nos detenemos en Fuego, thriller con el terrorismo de ETA de trasfondo que pasó hace escasos días por el Festival de Gijón. Allí José Luis Muñoz dejó sus impresiones. La película de Luis Marías narra el hiriente deseo de venganza de un policía que diez años después de sufrir un trágico atentado por parte de ETA, sigue acumulando dosis de odio muy altas. José Coronado es el encargado de dotar de vida al personaje central.

Rastros de sándalo es lo nuevo de Maria Ripoll. Un drama que transcurre entre la india, y la industria de Bollywood, y Barcelona, y los pequeños negocios de inmigrantes del Raval que venden las películas de la industria con más producción del mundo. En medio la historia de descubrimiento de una actriz de Bollywood, quien tras enterarse que la hermana de la que le obligaron a separarse de pequeña vive en Barcelona, decide ir a su encuentro.

Juegos sucios es una disparatada comedia negra vista en el Festival de Sitges del 2013 que arranca como un juego entre un padre de familia ahogando sus penas en un bar, y un extraño que se acerca para proponerle una macabra apuesta con una gran cantidad de dinero de por medio. A partir de ahí, las cosas se recrudecen y se complican hasta límites insospechados. Este film con carcasa indie de E.L. Katz cuenta con Pat Healy y Ethan Embry en los roles principales.

También aterriza Paris-Manhattan una comedia romántica alrededor de una farmacéutica joven y guapa que siente una gran fascinación por Woody Allen. Hasta el punto que parece seguir los consejos sobre el amor que el genio judío imparte en sus películas. Dirige Sophie Lellouche.

Amor Fou es un drama a caballo entre el drama de época y el romántico ambientado en el S. XIX y dirigido por Jessica Hausner.

Y terminamos con Los pingüinos de Madagascar, animación en 3D de la factoría Dreamworks para todos los públicos. La producción que dirige Simon J. Smith es un spin off de Madagascar.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.