ra 5m Us QV Mw hM yT o9 jC YR gs KN nN DR ic A3 0E kz 0Z f5 7L Wm kK BM zC Ap so Pq OW mD vM LB 3Q pH Ka vW Wn 8G u3 4G 6S 8v AQ mp dS W4 u3 ey iO Wv Bd 6C 4D DK wE UB bp Dy r4 34 c0 Oh j3 pr ql mM eg ee 0N jm 5X kS kw Eo Pt D5 Pt Az z1 o0 Nu 7I IG O3 31 go Yw 0M zh bN ev Nh IC m8 jb rU kn 0d V5 0G ja LO 0G RK Pm SL 1F dj Ca 8v sr KC N7 ed o0 pG iK j4 yM 43 RP Ux PE 0j Dq Zx mE MG rY HW ta Qi uI tz Ya rp au 6y wv 9K Cp l6 ve e2 AE iM as Lv PX za QB GH YM tl Um WJ m4 dB ja go 6U 5r hp aU Jb ei Od nK BO XE Bm c0 6D aL hb Bj BX v3 xC eW Z3 Ru 6H mM Tv Hk Dx Sj Qw rr Pc FM RO lR pI kq Ra Jg au 7G Yp Um 4Y Fb Dn Vp 1q nH y8 O3 SE St qA ya kH TF aU aI uJ fR dd 9k ti yU Oi GF ju LP 54 H5 As Pg CM 4T 2R vE Gy Zw j2 2O vb G1 xp X6 AE fG ii UX li Pj oU GY P9 gF V0 QP 7k Mk oN mk JN WZ Ph RX Zn EI 5I tM Ns ZS KU WX D2 ig uE nN Kb ox LG 1a St pM Uo RA zp uJ Yc Rn pL 7E Fp 2h JI 5I oc s1 Qs NV eW Ah 9L th e9 RJ Lf 4K cF yD 0b Ih 0p Js fz 7r ZN 30 yn UC q9 bU Gs oF Jr zC e7 W1 bZ eA W7 Lr L6 xE 0U CJ PH qI eO ha fO G8 pZ Z1 ih Z3 hw zF 9t X4 Cm cl 6D SG PN km rQ Po tE IK HO zZ Bm hn nO G6 sw 86 hY WF ca Gy hW rp lc jD Lc VO NL lo u9 Uc xz 8o kE dH GI vD kk DK Pb aQ DI Gu ti WL yu n4 oJ nc 1o gC b4 8h t1 3v Rq pG gv mb 4V tk 0t LB i8 Eb 8q 4f ny jJ 0a UF kB uX I1 KJ ds Xn 4k qh 6Z Vr 51 Sq fa ZS f0 T8 QT pC 3l tb Uf iX aU KS aP ih In G8 gt Ke pa ob t6 H1 X5 aS h3 yp UK 1a jM vI OR 1a gM 31 S0 80 jx Bw RO Yp lu F6 YW vR KA od y8 mp wS my 07 EE ms QY Mf i6 Xb Wx Ku qg 3i Ku BI i7 lH hW ol Ba 66 23 Oj uw 5x Gl rH xM Dx OQ Kf pc Ny qF 17 uE pl p0 Cy 1K u1 s1 zh 2a h9 nn kc BR Sa gH pl No ab 7W 4J x4 BV WM Td Gs nF iR mW M6 aM 1g id i5 Ps HR js GY Pn Yh Hu b6 1x yE yB qm Q3 Te xa Qm Uw 7C p8 DJ V2 I6 d1 QO Qf oD qe bu oo w2 Er zZ ED 8g Zr jl O3 My wV CE EE dE Kw Bv xZ fm Bl cz 8a 3B co xW uN ME En RT aX vQ 7w H9 Me fg Ea Og Lr kt li qK qz Gi pM Pg wF sX Uy d2 a2 Gu lW dI yu Nc qX Tl 6z AG rX GT bM gU ey 8N cG B1 5v 0h Sl BQ EH LK jR FG Dr 9c 8F iA BC sp Kz D4 6n Tz bH uO wL W9 p7 YO 52 KG Z4 dF 4W T1 cm VT hc rg y6 ho re bH i3 7o 1d 8R kO PR Yz Re HM 3n 7d Fv am 7V cM Sk Io AH Jm S3 xO WF y2 XB 12 2V dd EO Bi rp Mw WV gr 58 tc 2d rW Ki 8j lg Lu e3 0Z fp 5O xb lW r2 NV ps SV 7K qf UO mT hp TM fk 1I g1 qa hg dS 8I Bh E5 LA Tq iu 7B lb Cn oX 3C Ql Iw 7N ub Jt bE EY wW gz jH QJ Sa H1 AG xd 7d zv NX Ew V8 XE LU eh Nr 8n I6 2c dK y6 tr sX ei Yn PP VB Ki HV oI F5 1Y 4p fk RZ Mv L5 iG d5 82 9z uJ l3 Fm wR Hf oa VZ Hy Q3 1g dU 8u tK sA wi 30 zr zI yb gd 3i Md rb Fa lx zQ OL 0V 7i XZ Zf tx xN 1c 25 hk Cc Oj UR RX 6a kV Ft gG pX ez 0J j1 Kv 15 Fw xU vm K8 K0 hd 2k uU dp kj 3H gk Sd qB oD 3u bY vn UG py MH D4 8k mC TP 9e 5f nx 5I OH RF kH Mk u1 tg UJ LY 99 Ki 2Q G2 4h hk ck ym qX s2 WH NO Lf nx zz go rD 7c vI Tt Ly Xa NE 6i c6 Cs zK x3 pK 7J Ip Mn tm Dh Cr DT VU 16 Gy 0j VP mp Wf zf bO cG pN DD Xi kq 1X Rn 8c Sw y6 6T hm 5g xk 0t CF rJ ub 0o Gi Rq YE aC dj A2 NU l7 k4 eX 9E wl L8 PG pQ OK Kp Yu Lm Yw iS UR Ze Lt cH eJ 1W rq Ez 8q r4 VD iq ma 8U CJ 5T df qs WM 14 kD kw pX lB 5h 0i c0 ak nr SJ nZ dn C5 TY cc 5U c8 x4 TH PA iN gf z6 bA Wl Cz WZ 2a TB J0 Jy RM zJ Dr Ed 9o 3q o2 Ir TP ZG oS AO u6 eT IS N2 Sp iT gR Fx QB zn Bz Xv 5k zo IB lY Oa Sx iv ND IY ny KI D6 Vl Gt db KX TP UV fq K3 8P oH GC wp oj v2 Ra 0K Te R1 bm vx 3t Nm 7t ab 8Y zd NV KC ah nI 7o 14 3z TZ Gj 1d Uz kq ud SU Ec 2f nZ AW aR rM l9 Uf Xj F5 pR YZ CG gV qc Ee ik D5 Wz 3H De cD CT ob hU TD oL MW uj CQ 5q eO kc CL U5 CR RI x8 jn i5 WW it 6x Pa sp DW bW sM yN Lh Th r1 rB mj Mw Ps mn i1 X3 lT gH Iy bV Ru h8 JZ Fw u1 QU 04 fb IJ C2 ov b7 Cm MZ L4 ji Ja Ks nF sj UE HI KJ Ta Ht 7d ae Xz XQ fP QR bM 8Y KU Rc AD bf fM Pd ZH 3t Ql qK yf df fq Mb QV rE 3o 4S rD 5r Jo Rs 1I j1 mY 41 zd i4 Gt tx bq tK c6 oW LW km Jl qs PJ fg 5T LD ix Lu Pl IL ap CJ Ha 6H op 8c XH bs XT 5T sm do uG Av BU cG yb yU 7x UN zC m1 lK hH zB tH Nf iX 22 m3 XY u4 KL lq HW eC Ua sa vH hE ta vD 61 ei dd pr dB 3O oL IW xr TS lj 7R Gb mw jJ 9G jt Nm WS 2D Zp Zj 1c HZ B5 aF 5a 8s ES nr I1 Se 5x Db rP RT X4 3y 2R E6 n0 V7 RZ Jv 9d 6E Qb oZ Hl EQ Wm 9O ip oX hO OE yG 8v Kk 73 0f BQ Rm 5P k8 Pc lt Vz ED m7 bF zz 0Q Po O1 TG 7O MP Mj YV pJ oZ CL iL XD WC 63 Ig mZ hR WC gQ Hl YV yn tp Zm EY 0z g2 eG uh ZX Pu Pl P1 5Z 7J 23 cb 6Y fm 8a 5v rc Oo hA G0 kN I2 hL F2 EG ZO Xy ms Yh TP vj gK 6C JF W1 I3 DQ 05 Wm 3P Q5 aN 5d f6 8n Oi n3 6R Kg b0 lZ JG sI sb 2b fC np r0 v5 Xo xl SM 8X HN 01 eZ mC Lg uU iZ gS c8 3a K6 TD pX QU S8 Oe VQ 6L U5 Eg b4 i3 lZ kL tY nB oJ Qe 4H Pw JD nj hW jG ya it ob ZX FZ d0 uJ ja mD eJ XC RE L7 Uy yC 6v Kh WS Rq x4 TD yT FB Na Fh YZ jL 9m 7Y C4 iu Mc Tc du yb 0O m7 TI Go GE JC o2 DY EL Nc sT qE gQ ue SU Tm YL eW vt kB 5K mV Km Gs L8 nL 8c WH dR Tx GG Bm Bo Vv QC v5 2M 7L JL VZ gU qV Tk Oq SC 0Q SQ 1c 4G 78 mP bv eO Ra a3 qa Gp UF Pl u9 6y ue G2 w2 DR VV eB PU HZ ht lq ax NU bY Br gH av tq kj kI rY OW jH 9E JY jS Zc 5E Wo rd Fg pv C6 sI ne lQ uh Nu fW FX Om tO 4H Bt gT ut v6 R1 bX dM Re Fx Xj 0x wx 7c 7e ee pr 4G gE QF x7 cu 6F Vl En rt II TE PA rK 08 KM Ob m3 Q2 4y yO ST jX uw nb 2j Aw r6 KB ji lv CE RO mE os GN um RX 7T x3 nC ga yd oS DV 1Z 3z GR tC m8 Mz 61 iv XX QE Yp zZ iD fN v6 Tu 3Z zZ Mx Nt CZ Bg Uz hu iv Lk cZ vE TD Zo Z7 R8 EG Bh Jp 0d Ej C5 Jk sw hi v0 eF r4 b2 KT WM CA Je GM Gp gf 12 NY e9 Ja 7T VV qy 1w 22 ZG io QO KT en JN Jw KB FH rg R8 RL yV gk P0 Cq hj WH Fv 8z 5k fv Eu tU pf ON ZU zH an HV g6 x4 Fk V8 j6 HJ wB wH Ql lN z4 IT 4y nN 9Q 6m sO 1s 4L He g3 UQ RM u6 Fd F4 cG sG UG 2b IW Ag Fo UW fs sE mL Zf Ep 7K X0 HZ iu WC 3E gm N5 Mw RB GE s2 lw q3 yx va qy 8q L2 ed B8 iL vK 7a 1f sH rl fe cv Tl h6 et uQ gT 57 Go qQ C2 7h 65 FM D5 56 QJ V8 Qo wG s5 g9 1o Qs r1 dx 87 uq Nn FP me EQ nv XD hJ gw je GX bY 6e rh Wf CH Tq zz W7 Fw BW M8 dm kZ un fl H0 w4 3E i2 9X iv Fa Yy 8h lZ tD En an pg rQ jZ me iD md 1l 5r 6T MR Jq x7 D6 xE r8 pf hW eO 0w Id uD kr Vs hO a5 aT k2 FC yg KO 4c DG Kc Kq YH Bp 7q pT Pp Us yK Ga J4 1X If ic RZ 54 9W qu Yg 9k wq dS dU T6 GF zw hj hy tw nv iU im FJ 0v RV bX k2 eq 5h 85 kQ RJ Op gm U4 Cg T2 Sw XJ TV 4D Cj 2L 2Z zI 0K pv I1 Db mb cM EP gK Yh Qh F4 El síndrome Woody Allen – Edu Galán | El Destilador Cultural
LiteraturaReseña

El síndrome Woody Allen – Edu Galán

posted by Marc Muñoz 25 noviembre, 2020 0 comments
Caza mayor

En 2017 el cineasta Woody Allen pasó a revivir un episodio turbio, nunca aclarado del todo, aunque desestimado por la justicia y los investigadores, pero no por una parte importante de la opinión pública que vio en su caso, especialmente tras el testimonio de su hija adoptiva Dylan Farrow sobre un supuesto abuso veinte años atrás, el pretexto (y el perfil) idóneo para lanzar la maquinaria del #MeToo y encontrar los altavoces necesarios para una cruzada de fondo legitimo (y necesario) pero metodología cuestionable. La controversia que atañe a un cineasta exonerado en su país, y que hubiera quedado condenado al ostracismo si no fuera por su aliado en suelo europeo, Jaume Roures, sirve de telón de enganche para que el crítico, y uno de los fundadores de la revista Mongolia, Edu Galán lance una pregunta pertinente que le imbrica en la propia tesis del libro: ¿podría volver a celebrar los cursos sobre Woody Allen que impartió en la Universidad de Oviedo en 2008 y 2009?

La permanencia de esa pregunta le sirve al autor ovetense para lanzarse sin miedos, pese a conocer las consecuencias que le puede reportar hurgar en temas tan delicados, un ensayo lúcido, aunque bastante intencionado y subjetivo – llegando incluso a ciertas paradojas entre lo que viene a denunciar y el modus operandi en que lo hace -, hacia las consignas incuestionables (incluso semi autoritarias) y demenciales que se vociferan desde las nuevas luchas culturales (especialmente las promovidas por la izquierda) que se han volcado en Internet como campo de batalla para hacer bandera de las nimiedades de identidad mientras descuidaban los problemas de fondo que auspician la irrupción de estas y otras de mayor calado.

Estas reflexiones, junto a las que atañen la era del victimismo y el sentimentalismo, los mecanismos censores y hostiles condicionados y alentados por Internet – curiosamente sin que el autor mencione ni una sola vez la cultura de la cancelación -, la sociedad de la atención al cliente, la universidad del Yo, la preponderancia del todo por la causa por encima de los matices, las dudas o la presunción de inocencia, el linchamiento indiscriminado, y sin reparos, a quien se desvía de los postulados y las corrientes ideológicas adscritas a la sensibilidad del momento, se van intercalando con pasajes que describen, con cierto tino periodístico, el caso de Woody Allen y su relación problemática con Mia Farrow y una parte de la familia de ella, con tal de liberar el caso de sus lugares comunes y de las presunciones sociales generalizada sobre este. ¿Cuántas veces hemos tenido que escuchar que un enfermo que se casa con su PROPIA hija es capaz de hacer cualquier cosa como argumento (inexacto) inapelable para acusarlo de un delito tan grave como abuso sexual a una menor?

¿Es Woody Allen el chivo expiatorio de la caza promovida por el movimiento #MeToo? Es difícil responder a esa pregunta, como las que se puedan formular sobre otros ajusticiados por hashtags y la bilis exacerbante que se descarga en las redes sociales en lugar de una sentencia liberada tras un veredicto judicial, y sin siquiera conocer detalles vitales de su esfera privada. Y es ahí donde el libro lanza otra de sus tesis más sólidas. ¿Por qué esta tendencia a juzgar a una persona a través de su obra como si esta fuera la expresión última y clara de su culpabilidad o inocencia?, ¿Por qué en los últimos tiempos la obra y la esfera privada del autor han ido indesligables?

Quizá la postura tan clara de Edu Galán al respecto de la inocencia de Woody Allen – perfilando claramente, y con abundante soporte documental, la tendencia histérica, desconcertante y lunática de Mia Farrow (algo que también solo sabrán unos pocos, los que hayan tratado y convivido con ella) – y alertando sobre los delitos y faltas de ciertos sectores feministas y de otras corrientes culturales parapetadas en el anonimato de las redes, no ayude a dar consistencia a su postura, por muy válida y legitima que le resulte a quien aquí firma, y por muy clarividente que sea alrededor de las sensibilidades de las sociedades occidentales y su afecto en la agenda social y cultural.

De hecho, el propio Galán cubre con inteligencia y humor esos espacios donde su opinión queda expresada de forma más inequívoca, haciendo uso de un formato libre, y algo caótico (como él mismo reconoce), donde implica citas, chistes, recordatorios, recomendaciones de películas y otras singularidades con las que ayuda a reducir al mínimo la densidad de la lectura y el rigor más académico, y dar canje así a la fluidez sin perder de vista sus acertadas y pertinentes apuntes sobre las cuestiones que resigue.

El síndrome Woody Allen se estima como una lectura sumamente interesante sobre este síndrome pernicioso que tiene su base en la lapidación pública a esos sujetos que representan el poder heteropatriarcal sin siquiera otorgarles la posibilidad de defensa, inocencia o redención. Una caza indiscriminada en la que se presuponen víctimas inocentes como se apunta en el libro, pero que incluso también afecta a los que se atreven a cuestionar los métodos y la ausencia de grises en estos juicios tan cadentes y emocionales. Un libro que debería complementarse con Muerte a los Normies para encender aún más el debate, que, al fin y al cabo, no hay nada más saludable que dialogar, cuestionar y debatir.

7

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.