LiteraturaReseña

En las montañas de la locura – H.P. Lovecraft

posted by Marcos Gendre 26 junio, 2013 0 comments

En las Montañas de la locura

El escritor más importante, tras el inigualable Edgar Allan Poe, dentro de los terrenos fantásticos más emparentados con el horror, H.P. Lovecraft creó un universo propio que en 100 años no ha dejado de aumentar, infiltrándose tanto en el mundo literario –Stephen King-; en el del comic –Dino Battaglia– y en el del séptimo arte –Roger Corman-. En relación a este último campo, no puede ser más afortunada esta fabulosa reedición de una de sus obras clave: “En Las Montañas de La Locura” (1936). Fabulosa por la detalladísima introducción realizada para la ocasión, mediante una extensa y cuidada biografía y estudio de su vida y obra, no es menos oportuna, al saber que Guillermo del Toro estaba preparando una adaptación de este clásico para 2014. Proyecto hecho añicos, parece ser que las similitudes con el guión de Prometheus (2012), de Ridley Scott echaron por tierra la idea inicial de Del Toro. Una pena saber lo que hubiera pasado con este proyecto, es precisamente viendo películas como Prometheus, pero sobre todo, The Thing From Another World (1951); su posterior remake, La Cosa (1982), hecho a cargo de John Carpenter, y Alien, El Octavo Pasajero (1979), por donde podemos empezar a calibrar la enorme huella del libro de Lovecraft.

Escrita en 1931, pero no publicada hasta cinco años después, en 1936, por medio de la mítica revista de ciencia-ficción Astounding Stories, En las Montañas de la Locura está encuadrada en una expedición a la Antártida, donde las sesudas descripciones realizadas por Lovecraft dotan de tanta frialdad al vértigo de las infinitas llanuras, entre las que se mueven sus protagonistas que, llegan a provocar en el lector una sensación cortante y helada ante los sucesos pavorosos que están a punto de ocurrir. Relato donde el intimidante marco geográfico  es tan, o más importante, que la propia búsqueda de los desconocido que nos muestra Lovecraft, es precisamente el arduo trayecto, guiado por los descubrimientos de estos fósiles inclasificables y los repentinos jeroglíficos que se ven encontrando por el camino, el motor que da cuerda a la historia. Viaje sin posibilidad de retorno hacia la locura, la obsesión de los dos protagonistas principales, se irá imponiendo poco a poco a la cordura. De una influencia básica, tal como comentábamos más arriba, En las Montañas de la Locura, precisamente, será más importante por los precedentes que crea dentro del enfoque de futuras narraciones, que por su valor, por otro lado indudable, artístico. Obra fundacional, debido a su manera de mostrar el entorno y lo desconocido-lo que no se ve-, estos dos aspectos funcionan como los verdaderos protagonistas de este tipo de historias, siendo el fin de ésta una mera excusa para comprobar la evolución de sus personajes ante un enemigo que no se muestra, ni se sabe lo que realmente es.

Lectura que se hace algo pesada por culpa de esas pormenorizadas descripciones del vasto entorno, sin embargo, es al mismo tiempo un recurso básico para crear la sensación de angustia para el que se deje atrapar por una narrativa tan gélida como el escenario mostrado a lo largo de todo su recorrido. Sacando sus mayores virtudes de sus aparentes defectos, si hacemos un ejercicio por intentar olvidar a todo lo que nos va recordando este libro, al final llegamos, ni más ni menos, que a la conclusión de estar ante una obra que, por sí sola, nos da suficientes razones para adentrarnos hasta su corazón de nieve.

8


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.