Literatura

Los 10 mejores libros del 2013

posted by Marc Muñoz 18 diciembre, 2013 0 comments

Hoy arrancamos con las listas propiamente de lo mejor del año con la más titánica de ellas. Escapa a cualquier humano con un mínimo de vida social, por lector muy voraz que sea y erudito en la materia, dirimir cuáles han sido las mejores novelas del año ya que resulta inabarcable. Por eso hemos decidido agrupar fuerzas y preguntar a los especialistas de la casa (Cesc Guimerà, Marcos Blanco y José Luis Muñoz) por las mejores lecturas que les ha dejado el año, y aún así, es probable que echéis en falta algunos libros. Éste es el resultado.

10. Perdida – Gillian Flynn

Perdida Gillian Flynn

Habla Gillian Flynn en su novela del poso amargo que queda cuando en una pareja el amor y el deseo fenecen para dar paso al desprecio y al odio. Actúan los dos protagonistas de la novela como la pareja Michael Douglas y Kathleen Turner en la vitriólica La guerra de los Rose, porque es una verdadera guerra a muerte la que entablan ambos cónyuges. Y es una novela que está imbuida del tiempo presente, en el que el poder de los medios de comunicación, las redes sociales y los reality pueden contribuir al linchamiento de alguien, en este caso el atribulado Nick Dunne, por una mera sospecha y su torpeza a la hora de comunicar que lo convierten en culpable de un crimen que no ha existido. Perdida es mucho más que una buena novela negra, que lo es, sin duda.

José Luis Muñoz

9. Jean Echenoz – 14

14 jean echenoz

Mismo guión, idéntico resultado. Después de abordar las biografías de Maurice Ravel, Emile Zatopek y Nikola Tesla en clave ficción y con ese formato minimalista característico, el francés se adentra ahora en la Primera Gran Guerra a través de las historias entrecruzadas de cinco amigos llamados al frente. 14 es un relato repleto de miedo, desolación, resignación y sufrimiento, pero también de esperanza, con la elegancia, la documentación y el sentido profundamente descriptivo que son el sello personal de Echenoz.

Cesc Guimerà

8. Así es como la pierdes – Junot Díaz

Así es como la pierdes

Melón con pernil, en “Así es como la pierdes” (Mondadori, 2013) Junot Díaz nos envuelve con sus palabras y nos atraviesa la caja torácica con punzadas de humor a boca abierta, para luego retorcernos el estómago con una dura melancolía del “momento” con la que es difícil no sentirse identificado en alguno de los pasajes de esta obra amiga, que no amable. Y es que volver a sorprender, como ha hecho, tras la excelsa La Maravillosa Vida Breve de Oscar Wao (Mondadori, 2007), no era, precisamente, tarea fácil.

Marcos Blanco

7.  La señora Berta Garlan – Arthur Schnitzler

La señora Berta Garlan

Con cuentagotas, y gracias al empeño de pequeñas editoriales que apuestan por la calidad literaria al margen de las modas, van llegando las traducciones de este gran escritor austriaco del siglo pasado y contemporáneo de Sigmund Freud, hasta el punto de que es considerado como el doble literario del padre del psicoanálisis. Judío, como el psiquiatra vienés, y médico de profesión, las novelas de Schnitzler se caracterizan por ser agudos retratos psicológicos de sus atormentados personajes, buena parte de ellos femeninos, que radiografía con precisión.

La señora Berta Garlan gira en torno al reencuentro de la protagonista femenina que da nombre a la novela, una viuda de treinta y pocos años y con un hijo a su cargo, que da clases de música, con un antiguo amor de juventud, que es ahora un afamado compositor y director de orquesta, con el que tuvo una relación apasionada que ni ella misma sabe razonar cómo terminó.

José Luis Muñoz

6. Postales negras – Dean Wareham

Postales negras Dean Wareham

Lo que sobre la mesa puede parecer otra típica e insípida biografía del músico de ¿éxito? resulta destaparse como una crónica generacional de uno de los periodos más agitados en la escena indie americana, y por qué no, global. Pocos personajes parecen tan legitimados como el que fuera líder de Galaxie 500 y Luna para pintar un retrato en escala de grises, desmitificador de lo “independiente” y/o “alternativo” en el que desguaza la industria discográfica, la vida en la carretera, el fenómeno fan y en el que también se inmiscuye en el deterioro de las relaciones personales asociadas a este particular estilo de vida. El libro musical del año.

Cesc Guimerà

5. Michael Chabon – Telegraph Avenue

 Telegraph Avenue

“¿Que clase de paraíso es uno en el que no te puedes llevar tus discos?” se pregunta uno de los protagonistas de esta novela-pop protagonizada por los propietarios de Brokeland Records, una tienda de vinilos de segunda mano condenada a la desaparición. Dos amigos de Oakland, el blanco Nat Jaffe y el negro Archy Stallings, sus esposas y todo un elenco de individuos de lo más excéntrico, dan forma a esta obra que se adentra en el conflicto racial y las relaciones familiares bañada en jazz, soul y funk.

Cesc Guimerà

4. Little Boy Blue – Edward Bunker

Little boy blue

En “Little Blue Boy” (Sajalín, 2013), Edward Bunker nos ofrece la imagen más descarnada de la realidad, una que traspasa los límites de la ficción literaria, para desplegarse en un primerísimo primer plano de la verdad interior, una que escuece, sin cura posible, desde las entrañas de esta brutal novela de no-iniciación.

Marcos Blanco

3. James Ross – Mal Dadas

Mal dadas 

Sajalín Editores rescata They Don’t Dance Much (1940), la primera y única novela publicada por el norteamericano. Una obra perdida en el olvido de la incomprensión, pero reivindicada con los años por autores de renombre como Raymond Chandler o George V. Higgins. Lo que podría ser una crónica social de la Gran Depresión de los años treinta en la América rural desemboca en una novela negra repleta de alcohol de destilación clandestina, juego y sexo con la que Ross desafió la moral de su tiempo.

Cesc Guimerà

2. El cantante de Gospel – Harry Crews

El cantante de gospel

Libro de los que no se leen, se devoran, a través de sus casi 300 páginas se puede sentir la sensación de vértigo que se huele en cada frase disparada desde la mano venada de un Crews que con El Cantante de Góspel (Acuarela & A. Machado) se queda en el medio de una línea imaginaria, con la fabulosa novela de William Lindsay Graham, El Callejón de las almas perdidas (1946) y la incomprendida serie de la HBO, Carnivale (2003-05) como reveladores extremos. Magníficos y apetitosos referentes que, sin duda, hablan a las claras de la generosidad, en dosis de talento, que destila esta obra completamente imprescindible si lo que te va es el realismo que ataca como un huracán desde el centro del estómago.

Marcos Blanco

1. John Fante – La Germandat del Raïm

La germandat del raïm

 

Uno de los autores malditos de la tradición americana, “casi un Dios” para Bukowski, ha visto la luz este 2013 por primera vez en catalán de la mano de Edicions de 1984. La Hermandad de la Uva (The Brotherhood of the Grape, 1977) es una historia familiar atestada, como toda la obra del italoamericano, de alto contenido autobiográfico. Repleta de ironía, sarcasmo, pasión pero sobretodo veracidad, la obra transcurre en ese estilo inconfudiblemente sereno, desnudo y honesto que hace de Fante un escritor único.

Cesc Guimerà


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.