LiteraturaLong drinks

Las diez mejores novelas (negras) de 2015 por Carlos Zanón

posted by Marc Muñoz 6 enero, 2016 0 comments
Carlos Zanón

Foto: Ana Portnoy

Hay listas –miles- de libros estas fechas. Yo he participado en algunas de ellas. Hay libros que parece que deben salir en esas listas. Para el Destilador Cultural, yo os incluyo diez de mis lecturas negras del año:

10.  Siempre pagan los mismos de Carlos Bassas (Alrevés)

Siempre pagan los mismos - Carlos Brassas

Con prosa limpia y eficiente y conocedor de cada trampilla y juego de manos, Bassas ha escrito uno de esos libros que te esperan en casa en la mesilla de noche. En progresión clara

9. Tus magníficos ojos vengativos de Juan Ramón Biedma (Lengua de trapo)

Tus Magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado

El sevillano entra y sale de géneros y épocas, trasladando su prosa efectiva e inteligente por la mano del mismo tapiz de las narraciones y llamando al monstruo que llevas dentro. Y siempre lo encuentra. Inquietante. Maestro.

8.  La última llamada de Empar Fernández (Versátil)

La última llamada

Empar Fernández parece concebir sus libros como un juego en el que la apuesta es uno de tus peores miedos. Aquí lo vuelve a hacer. Una vez más. Y de una forma espléndida.

7. Sota l’asfalt de Llort (RBA/Magrana)

Sota l'asfalt

Aún sin traducción en castellano, cada entrega de Lluís Llort es una muestra de su talento y su potencial. Sabe que hace bien y cada vez lo hace mejor. Precisión y pegada. Para mí, el mejor escritor de negra en catalán en la actualidad más allá de gente consagrada, of course.

6. Cuentas pendientes de Susana Hernández (Alrevés)

Cuentas pendientes

Hernández y su subinspectora Santana, hija del barrio del Carmelo nos sigue creando adicción en cada entrega. Y además, cada vez, se deja ver la parte emocional de su personaje trascendiendo la necesidad de entretener, pinchándote con literatura sin etiquetas.

5. Las flores no sangran de Alexis Ravelo (Alrevés)

Las flores no sangran

Ravelo es puntual como un reloj y da siempre lo que promete y un poco más. En expansión continúa desde una prosa y un concepto de la literatura trabajado y talentoso.

4. A tumba abierta de Raúl Argemí (Navona)

A tumba abierta

Argemí en una de sus mejores novelas –en realidad el peor Argemí es mejor que la mayoría del resto de escritores del género- en el que mezcla sus recuerdos patrios con los que compartió hasta hace poco con nosotros, con el trasfondo político marca de la casa.

3. Subsuelo de Marcelo Luján (Salto de página)

Subsuelo Marcelo Luján

Palabras mayores. Este libro es como despertarse dentro de un Alien, viscoso y a la vez tan caliente y familiar. Luján no conoce la palabra fácil ni mediocre.

2. Los ciervos llegan sin avisar de Berna González Harbour (RBA)

Los ciervos llegan sin avisar

González Harbour aparca a su Comisaria Ruiz y se mete en una trama introspectiva que no puede ni quiere que sea también indagatoria, claro. LA culpa, la responsabilidad, el pasado como ancla y llave del futuro.

1. En el cielo no hay cerveza de Carlos Salem (Navona)

En el cielo no hay cerveza

Salem siempre es mucho Salem. Tanto que damos por asumido que lo que él hace y cómo lo hace sólo lo hace Salem. Si Osvaldo Soriano viviera, sería uno de sus autores favoritos. Sabe contar una historia. Tiene recursos, oficio y una retranca talentosa.

Acerca de Carlos Zanón

Nacido en Barcelona el año 1966. Su obra se reparte entre la poesía, el guion, los artículos, la crítica literaria y la novela. A principios de los ochenta publicó sus primeros poemas y hasta la fecha ha editado cinco volúmenes de poesía. Como novelista arranca en 2008 con la obra Nadie ama a un hombre bueno (2008, Quadrivium). Con cinco obras publicadas se ha convertido en una referencia dentro de la novela negra española. Su penúltima novela, Yo fui Johnny Thunders (2014, RBA), fue elegida por esta casa como la mejor novela del 2014 y obtuvo el premio Dashiell Hammett en la última Semana Negra de Gijón.  

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.