LiteraturaLong drinks

Los 10 mejores libros de 2017

posted by El Destilador Cultural 13 diciembre, 2017 1 Comment

Sam Shepard

Llega el turno de poner algo de orden a los libros acumulados en las mesitas de noche durante los últimos doces meses. Como cada año la intención no es la de elaborar aquí una lista canónica de lo que ha sido este 2017 en materia literaria, sino ofrecer una panorámica parcial que estimule lecturas futuras. Para ello, y como es habitual, hemos contado con todas las firmas especializadas de esta destilería para que nos señalen sus obras preferidas de este 2017 en retirada.

10.  Untypical Girls – Sam Knee (Circa)

Untypical Girls

Explorador de las subculturas a través de la estética, Sam Knee entrega el protagonismo a la generación de chicas que revolucionaron la escena musical underground entre 1977 y 1983 a ambos lados del Atlántico. Centenares de fotos de grupos y fans dan forma al libro que también contiene interesantes conversaciones con Debsey Wykes (Dolly Mixture), Kira Roessler (Black Flag), Gina Davidson (Marine Girls), Jolie Cafritz (Pussy Galore) y Erin Smith (Bratmobile). Un imprescindible junto a sus A Scene In Between (2013) y The Bag I’m In (2015).

Cesc Guimerà

9. Cielo bajo. Suites – Federico García Lorca (Penguin Random House)

Cielo bajo suites Lorca

Eutimio Martín nos regala esta edición de las Suites de Federico García Lorca con textos inéditos en poesía y prosa que, bajo el representativo título Cielo bajo, acerca al lector hacia los primeros años de juventud y literatura del gran poeta español. Un Lorca apasionado, emocionado por el mundo y la vida, pero sumamente melancólico, casi consumido por el conflicto de su propia sexualidad y el mundo exterior.

Yo vuelvo
por mis alas.
¡Dejadme volver!
¡Quiero morirme siendo amanecer!
¡Quiero morirme siendo ayer!
Yo vuelvo por mis alas.
¡Dejadme retornar!
Quiero morirme siendo
manantial
Quiero morirme fuera
de la mar

Carmen Viñolo

8. Miles Davis. El Big Bang oceánico – Marcos Gendre (Lenoir)

Miles Davis El big Bang oceánico

“Yo no toco jazz, yo toco negro”.

Miles Davis.

Con un par, Marcos Gendre se sumerge en la etapa más eléctrica del maestro Davis (1968-1975) y su influencia en el desarrollo de la música surgida en terrenos limítrofes al jazz y en cotos, a primera vista, tan lejanos como el dream pop, la música ambient o el drum & bass. Del heterodoxo Tim Buckley a pioneros del house de Madchester como 808 State. Un efecto mariposa desplegado en un sinfín de rutas centrales y bifurcaciones, a la que se suma la vibrante prosa de Gendre.

Miles Davis. El Big Bang oceánico transciende el estilo de libro-documental, dando  paso a una cascada de reflexiones, entrevistas y citas del propio Davis, así como de los músicos que trabajaron/crearon durante aquellos años con el mítico trompetista. No en vano, el autor ha pasado los últimos tres años sumergido en esta propuesta, que ahora emerge para mostrarnos una de las etapas más creativas e influyentes de la historia de la música contemporánea.

Carmen Viñolo

7. Delincuentes de medio pelo – Gene Kerrigan (Sajalín)

Delincuentes de medio pelo

Género negro made in Ireland. El periodista Gene Kerrigan arma una novela negra perfecta y multifocal alrededor de un delincuente que quiere salir de la mediocridad y dar un golpe grande que se convierte en una enorme chapuza, como el Fargo de los Coen, y se le escapa de las manos. Un drama social que remite a las mejores películas de Ken Loach.

José Luis Muñoz

6. Chroma – Derek Jarman (Caja negra)

Chroma Derek Jarman

Uno de los efectos mariposa más curiosos, y fascinantes, que ocurrieron en la segunda mitad del siglo XX cinematográfico fue el paralelismo surgido entre la obra de Val del Omar y Derek Jarman, tótem de la aplicación del súper 8 a la grabación cinematográfica. O dicho en palabras más concretas: el paradigma de lo que se entiende como un videoartista. En su caso, uno que, un año antes de morir a causa del SIDA en 1993, escribió este emotivo tratado sobre su obsesión con el color. Un conjunto de páginas cuyo valor van más allá del ensayo. Y que acaba creciendo como un réquiem marcado por una pasión desbocada por transmitir su perspectiva del arte. Del principio a fin, Jarman se desnuda ante nuestros ojos, mientras se va despidiendo de la vida como si la quisiera exprimir hasta la última pigmentación lumínica que su retina sea capaz de captar.

Tan vibrante, y sugestivo, como cualquiera de sus películas posteriores a 1986.

Marcos Gendre

5. Meet Me in The Bathroom: Rebirth and Rock and Roll in New York City 2001-2011 – Lizzy Goodman (Dey St.)

Meet me in the bathroom

Lectura musical imperativa para la crítica musical y el melómano nostálgico de los 00’s, la periodista Lizzy Goodman levanta un monumental volumen sobre el relato musical que agitó las dos orillas del East River y sirvió para recuperar el brillo de antaño, el de una Gotham orgullosa de ser el epicentro musical. Un recorrido que arranca con el desmoronamiento de las Torres Gemelas y el estallido del fenómeno Strokes y que termina con los primeros conatos de esa gentrificación que barrió el ecosistema de esa generación de músicos compartiendo locales, bares, calles, desenfreno e inspiración. Goodman desecha el acercamiento sesudo para en su lugar trasladar la voz a los propios protagonistas (Strokes, Interpol, Yeah Yeah Yeahs, LCD Soundsystem, The White Stripes, Moby son una pequeña representación del desfile de ilustres) rememorando esas fechas pletóricas a través de las declaraciones (varias de ellas hilarantes) volcadas a lo ancho de 600 páginas. Un meticuloso, ágil (pese a su extensión) y detallado trayecto para captar la esencia que removió, cimentó y desmontó la última escena musical que ha dado, y dará, la historia del rock.

Marc Muñoz

4. El Banquete Celestial – Donald Ray Pollock (Random House)

El banquete celestial

Macabro y lleno de humor negro como es habitual, el mundo de Donald Ray Pollock viaja en el tiempo hacia el viejo oeste americano de la segunda década del siglo XX. Impactantes como relatos, en formato novela sus historias no se resienten, siempre repletas del mugriento realismo y puro gótico sureño (aunque solo el lago Erie separe Ohio de Canadá) que nos fascinaron desde aquel “Knockemstiff” (Libros del silencio 2011), considerado “el gran libro de la white trash americana”. Ahora es el turno de sus tatarabuelos.

Cesc Guimerà

3.  Madrid: frontera – David Llorente (Alrevés)

Madrid: frontera

Una revolución dentro de la novela negra, en el caso de que Madrid: frontera lo sea. David Llorente echa mano de la distopía, un Madrid cuya frontera es el mar, para armar un retrato social desolador que se parece mucho al actual, y lo hace con un estilo absolutamente novedoso y rompedor, mediante preguntas y respuestas. Sorprendente, deslumbrante y merecido premio Dashiell Hammett.

José Luis Muñoz

2. El número 11 – Jonathan Coe (Anagrama)

El número 11

Declaraba Jonathan Coe en una entrevista tras la publicación de “Expo 58 “(Anagrama, 2015) que “no ha habido una nueva idea política para el Reino Unido desde los 80”.  Ahora ya sí, en forma de Brexit. “El Número Once” es la primera novela de Coe tras la ruptura británica con la UE. Un instrumento analítico desde la ficción, la sátira y la parodia, válido como un ensayo de Owen Jones, un documental de Adam Curtis o el desafío de Saffiyah Khan a la extrema derecha de Birmingham para entender la realidad política de las islas.

Cesc Guimerà

1.  Perelmanía – S.J. Perelman (Contra ediciones)

Perelmanía

Mucho tiempo ha tenido que trabajar Contra ediciones para sacar adelante este proyecto de innegables ganchos para el lector. No en vano, estamos hablando de una recopilación de 42 de los relatos más sembrados que este genio del humor escribió a lo largo de su medio siglo de carrera para diferentes publicaciones, como The New Yorker. Tampoco es de extrañar que el mismísimo Groucho Marx fuera uno de sus seguidores más entusiastas. Guiones tan hilarantes como “Plumas de caballo” llevan su inequívoca firma, aunque también la colección de títulos contenidos entre estas páginas cosidas a mayor gloria del absurdo y el barroquismo gramatical como forma humorística. De sus juegos de palabras, descripciones en yiddish y toda herramienta literaria habida y por haber, seguramente, Perelman haya dejado escrita la colección más delirante de diálogos que se recuerdan en el mundo de las letras. Como muestra más significativa, podría hablar de títulos como “Dental o mental, y a hacer gárgaras” o “Azótame, papi posimpresionista”. Sin embargo, no haría justicia al resto de relatos cortos contenidos en este libro ineludible para todo buen marx-ista del humor.

Marcos Gendre

 

 

Mención especial

Morir en California – Newton Thornburg (Sajalín editores)

Morir en California

Newton Thornburg tuvo una carrera terriblemente guadianesca. No obstante, fue de esos que aprovechó bien el tiempo. No en vano, al referirnos a él, lo estamos haciendo a la figura principal en la reinvención de ese subgénero nacido en torno a los supervivientes de la Guerra de Vietnam que nació en los años 70. Tal fue el caso de “Cutter y Bone”, felizmente editada en castellano por Sajalín editores no hace mucho. Dicha novela abrió el grifo de la curiosidad hacia la obra de Thornburg, ahora prorrogada con “Morir en California”, donde el autor norteamericano vuelve a hacer acopio de su habilidad intachable para la descripción de la realidad en tono opresivo. De la desesperanza vital tan característica de los años 70 a la acción más cruda, el costumbrismo desaliñado del que hace gala vuelve a convertirse en una seña de identidad, sencillamente, fascinante. Tanto como esta novela de trazo firme y emociones en permanente estado  de alerta.

Marcos Gendre


1 Comment

Llibres destil·lats del 2017 – Biff, Bang, Pow! 22 enero, 2018 at 17:05

[…] La lista completa de los 10 mejores libros de 2017 en El Destilador Cultural […]

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.