LiteraturaReseña

Los jardines de la disidencia – Jonathan Lethem

posted by Marc Muñoz 8 abril, 2015 0 comments
El árbol rojo

Los jardines de la disidencia

La última novela del neoyorquino Jonathan Lethem se orienta como un fresco de la cara B de la historia Americana. A través de tres generaciones de una misma familia, el novelista indaga en los períodos de la contracultura que han marcado la historia reciente de los Estados Unidos: Desde la irrupción de comunismo hasta “Occupy Wall Street”, pasando por el  hippismo de finales de los 60’s. Tres formas de combatir el sistema, y el individualismo más feroz, que conecta mediante las ramas de un árbol genealógico marchitado por el drama y la ideología más obtusa.

Algunos apuntan que es la novela más autobiográfica de Lethem – Rose Zimmer, su protagonista, es el trasunto de la abuela del escritor -, algo que un servidor no puede ni afirmar ni desmentir al ser el primer encuentro con la obra del de Brooklyn. En ésta el lector primerizo encontrará un primer escollo con la carga política vertida en sus páginas, a ratos densa,  pero una vez uno se aclimata a su alto contenido político, una vez uno asimila esa capa, Los jardines de la disidencia florece con una descripción de personajes y pasajes detallista y minuciosa, que te transporta al Nueva York de los diferentes períodos en los que se ambienta la historia.

Una historia, la familiar, sus ajustes y desajustes, estrechamente unida al trasfondo socio-político que marca el devenir de estos disidentes. Lethem es especialmente hábil tejiendo ese mapa narrativo con constantes saltos en el tiempo, de una historia a la otra, de una época más presente al pasado de los albores comunistas, y que poco a poco va dando cabida a potentes giros con los que agarrar al espectador. Notable resulta, por ejemplo, todo ese pasaje destinado a las epístolas que se envían a lo largo de varios años padre e hija, separados por un mar y muchas preguntas incomodas referentes a un pasado lleno de dudas. Porque esa es una de las grandes virtudes del libro, hacer un macro relato de una historia familiar, basada parcialmente en apuntes autobiográficos, y con ésta lograr rellenar la amnesia histórica de la primera potencia mundial.

Logro que consigue mediante una prosa aguda, profunda, por momentos ácida, y con algún que otro despunte irónico. Un estilo que lo emparienta como el sucesor de Philip Roth, no solo como voz crítica, sino como un talento dotado de una mirada sobre la realidad del ahora y del ayer perspicaz, elocuente y altiva, y cuyo origen judío no puede, o no quiere, esconder.

Los jardines de la disidencia se erige como un estimulante viaje por las inquietudes políticas de cada generación, un trayecto por el activismo político residual del gigante capitalista, pero a la vez como una mirada tierna y amarga a las fracturas familiares que supone abrazar esas causas, y del palidecer de éstas ante la generación que releva. Ideales truncados por el tiempo y por la sangre familiar que encuentra en Lethem uno de los altavoces más capacitados de la letras norteamericanas.

8


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.