Reseña

Black Mass – Dick O’Neill/Gerard Lehr

posted by Marcos Gendre 11 mayo, 2016 0 comments
Tras la huella de James J. Bulger

Black mass

Como gran amante de los mundos de la mafia, la llegada de Black Mass (2015), o lo que  es lo mismo, la turbulenta génesis, desarrollo y caída del capo irlandés James J. Bulger, me ha hecho volver a caer de lleno en la fiebre de estos apeaderos de familias endogámicas, pistoleros de sangre peckinpahiana y negocios arribistas bajo amenaza implícita. No es para menos, cuando aún por encima, el personaje central y su doble vida, fluctuando entre la mafia y el FBI, hace plena justicia a esa realidad que supera, y deja en cueros, la ficción. Así, Black Mass pertenece a la aventurada estirpe de la novela periodística. El volumen de datos recogidos por los periodistas Dick O’Neill y Gerard Lehr es desbordante. Otra cosa es su capacidad de hilvanar una historia a los niveles empáticos de “Gomorra” o los trabajos de Gay Talese. La pareja de periodistas juegan en una liga menor, lo cual tampoco le resta interés a su titánica labor de documentación; sin duda, el gran atractivo de este libro, ideal como complemente del excelente documental United States of America vs. James J. Bulger. Un pedazo de estudio mucho más recomendable que la película estrenada para la ocasión: papel mojado ante la descomunal riada de datos que fluye entre cada palabra dispuesta en esta gran acta sumarial. No sólo la del caso de James J. Bulger, sino la de un planteamiento que pone sobre el papel hasta qué punto las fuerzas ocultas del gobierno son capaces de operar a sus anchas desde las sombras. Una conclusión que, por sus terribles consecuencias, aporta al libro una profunda capa de terror colateral. Es más, estamos ante la ejemplificación más grotesca del fast-food demonizado que nos planta casos de corrupción diariamente en la tele, el hotmail o cualquier vía internauta de hoy en día. Un plus que alimenta el valor de la historia narrada a estudio de efecto atemporal. No en vano, las andanzas de Bulger contienen el peso de las tragedias griegas, los relatos sobre las que rotan los grandes conflictos de la humanidad. En el caso de Bulger, ser tanto una víctima de una naturaleza malvada como la de un superviviente a toda costa, justo en el balance entre lo que entendemos como una alimaña y un ser teledirigido por unos actos concatenados por un guión  vital sin marcapáginas, atrapado en una red que el mismo hiló, pero dentro de la que se encuentra siempre rodeado por las circunstancias y demás personajes de todo los pelajes.

Como último valor añadido, es de justos hacer un inciso en la modélica edición realizada para la ocasión, en la que destaca todo un álbum de fotos de Bulger y allegados, lo cual le aporta rostro a los personajes que transitan por los caminos desplegados desde el corazón de la historia, formalizado y subrayado en fosforito sobre la figura de Bulger, un personaje que –permítanme la opinión- daba para mucho más que para una simple caracterización hierática del camaleónico Johnny Depp en la gran pantalla –joder, hasta Eduardo Noriega le hubiera insuflado más vida…-. Menos mal que ver la película no supone un obstáculo para que el lector pueda seguir las instrucciones subjetivas de sus dos autores a la hora de poner cara tanto a Bulger como a su entorno. Solo por esto ya merece la pena esta lectura, amantes o no de las derivas mafiosas.

marco 75


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.